13 may. 2018

Entrevista a los guionistas Cristóbal Garrido ('Fariña') e Iván Escobar ('Vis a vis')

Cristóbal Garrido e Iván Escobar, en la terraza de los estudios de la Cadena SER en Madrid

JOSÉ M. ROMERO

De ‘Gran Reserva’ a ‘Los Serrano’, de ‘Los hombres de Paco’ a ‘Velvet’, ‘El barco’, ‘Refugiados’ o ‘Cuerpos de élite’. Detrás de parte de la memoria televisiva de nuestro país están las plumas de Cristóbal Garrido e Iván Escobar. Ambos guionistas han formado parte de los equipos de escritura de todas estas series y ahora experimentan el salto cualitativo de la ficción española con ‘Fariña’ y ‘Vis a vis’. La primera, seria aspirante a serie revelación del año, ha cerrado su primera temporada en Antena 3 con éxito de audiencia y crítica por ese retrato del narcotráfico en la Galicia de los 80. El negocio del contrabando se mezcla con la corrupción política, los sobornos policiales y judiciales y un descripción sociológica de la época, con la lucha de las madres de la droga a la cabeza. ‘Vis a vis’, tras dos temporadas en Antena 3, regresa de la mano de FOX con una tercera entrega más oscura y violenta. De Cruz del Sur a Cruz del Norte, con la mafia china de enemigo y la tensión de unos diálogos que conectan con muchas preocupaciones sociales. Ambos guionistas charlan sobre el éxito, el fracaso y la evolución en el oficio de escribir

¿Cómo estáis viviendo el éxito de vuestras series? ¿Esto de showrunner es nuevo en la ficción española?

Cristóbal Garrido: Estoy medio encantando, medio en shock, medio qué guay y medio voy a seguir trabajando un par de años más. En el caso de Fariña, hemos hecho una serie diferente, eso se agradece y estamos muy contentos porque la gente ha respondido. Teníamos mucho miedo a que fuera la típica serie que no funciona en un prime time nacional. Ojalá se habrá una puerta para hacer cosas como esta.

Iván Escobar: Más que nuevo en la ficción española, lo de ser showrunner es ser alguien a quien dar palos. Una serie al final significa tomar 100 o 200 decisiones al día y alguien las tiene que tomar. Al final, más que ser showrunner, es tener una mirada sobre la serie y eso hay que tenerlo siempre sobre cualquier historia, ya sea en el cine, en un libro, en una obra de teatro…

Ambas series tienen algo en común. Han roto los esquemas de sus productoras, las han sacado, en cierto sentido, de su zona de confort televisión generalista. Teresa Fernández-Valdés, productora ejecutiva de Bambú, asegura que ‘Fariña’ ha sido una lección porque ha enterrado esa idea de conceder a la audiencia. Y Álex Pina, productor ejecutivo de ‘Vis a vis’, decía hace unos años que la ficción le pedía ser más canallas y valientes después de algún fracaso.

Hace falta tiempo para analizar con perspectiva el punto de inflexión en la ficción española, pero ambas series son candidatas... ¿Se ha acabado esa época de conceder a la audiencia? ¿Es un salto cualitativo?

Iván Escobar: Muchas veces hablamos de la edad de oro de las series españolas. Siempre digo que quizás es la edad de oro del espectador, no de las series, porque ha cambiado la exigencia, esa especie de conformismo. La gente ya no quiere historias confortables, quiere historias que le hablen de su vida, de sus problemas, de su entorno, de cosas que le aquejan, que le preocupan, que le dan placer… Y en ese sentido, estamos en un época de series donde se apuesta por el riesgo en todos los sentidos, no solo temáticamente, sino también estructuralmente, visualmente, en diferentes aspectos. Ese es el gran salto en las ficciones españolas en los últimos años.

Cristóbal Garrido: Además tenemos un pequeño problema en la ficción española, que hasta el espectador más joven ya es perro viejo. Ya han visto muchas cosas y lo tienen muy fácil, lo tienen al alcance de su mano en muchas plataformas en Internet. Cómo no vas a sorprender a esa gente. Tienes que intentarlo con cosas diferentes, no puedes seguir haciendo series de los 90, es inviable. Por ejemplo, en Antena 3, que es donde nacimos tanto ‘Vis a vis’ como ‘Fariña’, lo han entendido y todas las propuestas que hacen, incluso las que pueden parecer más conservadoras como ‘Cuerpo de élite’, son series muy arriesgas tan bien. Yo me he tirado dos prime time, martes y miércoles, dando palos a políticos todo el rato. Y eso es muy de agradecer.

La televisión también lo está haciendo bien porque no se está yendo a un género solo. En el cine, cuando despuntó el thriller, casi todas las películas eran el mismo tipo de thriller ¿Se está arriesgando desde distintos géneros? ¿se investiga también con esa variedad en el prime time?

Cristóbal Garrido: Claro, había un público huérfano de todo eso. No le habíamos dado cosas de política, o un drama carcelario. Hay muchas cosas que no se han tocado y, aún así, hay que seguir haciendo series familiares. Me encantaría que hubiera una como ‘Shameless’, tan arriesgada, tan loca, tan sucia, tan valiente (risas) No hace falta que nos vayamos a conceptos muy locos, podemos seguir contando las historias de siempre pero de una manera diferente, mucho más arriesgada y desquiciada.

¿Cómo vivís la emisión, como un estreno continuo? Los cineastas se ponen el viernes en la puerta del cine, pero vosotros es cada semana…

Iván Escobar: Los guionistas de televisión generalmente lo pasamos con lexatines. Es mucho más sano

Cristóbal Garrido: Yo soy de los que sufren bastante, a las 6 de la mañana me desvelo y hasta que no llega el mensajito a las 8 de la mañana, soy de los que piensa todo el rato en el suicido en la ducha de una manera muy rápida. Lo sufro mucho. El mensajito es el dato del share, la audiencia que generalmente nos acompaña y otras no. Siempre estás pendiente de qué va a pasar.

¿También han cambiado los tiempos de la televisión a la hora de crear? En ‘Fariña’ se empezó a rodar cuando ya los actores y todo el equipo tenía los guiones de los 10 capítulos. Y en ‘Vis a vis’, también habéis tenido un margen más amplio que en otras ocasiones…

Iván Escobar: Sí, han cambiado varias cosas. Nosotros realmente no hacíamos una primera, sino una tercera temporada, aunque con algunos débitos como si fuera la primera. Es decir, hemos construido un nuevo decorado, etc. Hay una gran diferencia: las actrices. Tenían absolutamente interiorizados los personajes y, tal era el caso, que bajábamos a hablar con Najwa Nimri, con Alba Flores o con Berta Vázquez para que nos hablasen de sus personajes, porque a veces los conocen mejor que nosotros. Cuando eso ocurre, cuando existe esa permeabilidad total de la serie con las actrices, a partir de ahí tienes mucho eso.

Cristóbal Garrido: La gran baza de ‘Fariña’ ha sido ese trabajo con tiempo de los guiones. Y ojalá el éxito y la calidad que ha supuesto se pueda repetir precisamente por cual ha sido el proceso de trabajo. Hemos escrito los 10 capítulos durante un año, con toda la tranquilidad, con toda la comodidad que nos ha dado la cadena y, una vez que teníamos los 10 capítulos, se ha empezado a rodar los 10 capítulos a la vez. Además, con lo que abarata eso, parece una tontería, pero puede ayudar a la serie a ahorrar un tercio de su presupuesto.

Iván Escobar: Yo ahí tengo un pero. Estoy absolutamente de acuerdo pero hay algo en las imágenes que tú ves grabado, en el feedback, en las sensaciones que te produce ver los dailys, ver las secuencias que todavía no se han acabado de montar, ver cómo se mutan los personajes entre ellos, cómo se mezclan… que te dan muchas claves, o al menos a mí, mucha cintura a la hora de escribir. Cuando lo tienes todo escrito y empiezas a grabar después, esa especie de permeabilidad de los guiones, las actrices y las secuencias, que tú las tienes imaginadas pero no las has visto, cuando se proyectan, te dan muchas claves. O al menos esa es mi experiencia.

Cristóbal Garrido: Pero luego durante el rodaje también puedes cambiar. Esta era una serie cerrada, teníamos un fin claro. No es una serie de casarse, ya sabíamos lo que iba a pasar. Si tú ves luego que hay actores que flojean más o menos, tramas que molan mucho, durante el proceso puedes reescribir. La serie está viva durante el rodaje. Pero en una serie como ‘Fariña’, a mí me pareció fundamental poder trabajarla con tranquilidad y no mandando separatas a plató de un día para otro para que se rueden in extremis.

¿Y los cambios de metraje? En ‘Vis a vis’, esta tercera entrega en Fox son ocho capítulos de 50 minutos. ‘Fariña’ también se nota una reducción de la televisión en abierto, son 10 capítulos de unos 60-65 minutos…

Iván Escobar: A mí me preguntan mucho cómo ha sido el cambio de Antena 3 a Fox. Y mucha gente lo llevan por el tema de si hay desnudos, violaciones, secuencias más crudas… Pero eso ya lo había antes. Antena 3 nos permitió tal libertad que siempre definiré ‘Vis a vis’ como una serie muy fronteriza con el cable. Y sin embargo, el gran cambio son los 50 minutos. Construyo un relato, una historia, y no pienso en tramas. Esos 45 o 50 minutos, con la laxitud que te da FOX y las posibilidades de trabajar, son brutales a la hora de escribir una historia bien contada.

¿Y tiene algo que ver esto también con la venta internacional de la serie? ¿Habéis notado el cambio? Diego Sotelo, guionista de ‘Fariña’, o los hermanos Sánchez-Cabezudo han repetido que hay que escribir local pensando internacionalmente…

Cristóbal Garrido: Ya casi todo viaja y, si no, hay que intentarlo. Ahora mismo, parece una locura, pero todo el mundo está poniendo un ojo en la ficción española. Durante un tiempo, había mucha ficción israelí, pero ahora lo estamos petando con, por ejemplo, ‘La casa de papel’ o ‘Velvet’. Hay mucha gente que está poniendo el ojo en nosotros y es una oportunidad que tenemos que aprovechar. De repente, encorsetarnos en formatos antiguos de 75 minutos, en la comedia ni te cuento la desesperación que es, creo que es una pena. Son 10 minutitos, qué más da. Dejadnos poner un previously un poco más largo (risas)

¿Se ha perdido también el miedo a contar cosas locales con nombres y apellidos? Mira si sigue siendo delicado que han secuestrado el libro… ¿Os ha afectado?

Cristóbal Garrido: No tendría sentido hacer una serie como ‘Fariña’ con nombres falsos, con actores con acento de Madrid, con apartamentos que pareciera que estuvieran en Nueva York y policías random. El sentido de esta serie es contar tal cómo fue o al menos inspirada en ese ambiente y en esa historia. Solamente así podría ser creíble. No me imagino cómo podría ser ‘Fariña’ sin atarte a la realidad. El corsé de la típica serie thriller con todos sus pasos, sino contando un poco desde la verdad, es lo que hemos intentado. Es lo que respira las series y lo que mola.

‘Vis a vis’, partiendo de que es una serie de ficción sin ese anclaje a la realidad, también vive pegada a la actualidad o a temas sociales y políticos, ¿cómo se escribe desde ese punto?

Iván Escobar: Tuvimos una especia de experiencia inmersiva. Cuando estábamos en las primeras temporadas preparando la serie, decíamos qué vamos a hacer, es una serie americana, es ‘Cadena Perpetua’, todos los referentes literarios y audiovisuales nos llevaban a las series americanas. Hasta que empezamos a hablar con las presas españolas. Nos contaban anécdotas, nos decían, por ejemplo, que lo primero que haces al entrar en la cárcel, lo primero que te llama la atención, es el olor y el sabor a hierro. A partir de ahí, cuando lloras, la sopa, los besos, los abrazos, todo se sabe a hierro. A partir de eso fuimos construyendo un relato afincado en lo local. Tú te vas a las cárceles españolas y ahí tienes una gitana, una rumana, españolas… una mezcolanza que puedes identificar fácilmente y que, pese a ser local, es internacional. Al final es una lectura de personajes que ahondan y se sumergen en el fracaso. Lo nuestro es una historia de fracasadas, por eso es tan interesante ‘Vis a vis’ en una época donde todo el mundo parece que busca el éxito a toda costa. La nuestra es sobre el lado anverso.
cadenaser.com

Si necesitas ayuda para resolver todos los conflictos de tu 
guion, escríbenos a inquilinotaller@gmail.com
LEE el inquilino guionista no paga a principios de mes
www.guionnews.com se hace sin cobrar nada por ello. Si valoras este proyecto y deseas que siga adelante:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual