29 jun. 2017

¿Adivinas qué es lo que mata la creatividad de guionista? Fernando León de Aranoa lo cuenta

Fernando León de Aranoa durante su charla 'En busca de historias' en el SundanceTV.

iSMAEL MARINERO

¿De dónde surgen las historias? ¿Cuál es la chispa creativa que lleva a un guionista a inventar un personaje o una trama, por muy anclados en la realidad que estén? A estas y otras preguntas quiso responder Fernando León de Aranoa, guionista antes que cineasta, en una masterclass organizada por SundanceTV que tuvo lugar el pasado lunes en el Museo Guggenheim de Bilbao.

La conferencia, titulada En busca de historias, sirvió también para trazar la línea que va desde Familia hasta Escobar, el film basado en el capo de la droga colombiano protagonizado por Javier Bardem y Penélope Cruz, actualmente en fase de montaje. Incluso se remonta más atrás, al momento en el que surgió su vocación. "Mi primer flechazo en esto del cine", comenzó León de Aranoa, "fue en un pequeño taller de guión, cuando tenía 19 o 20 años. Allí Joaquín Oristrell, Lola Salvador y Manolo Matji me explicaron su oficio, y gracias a ellos tuve un momento de revelación sobre lo que quería hacer en mi vida, que era contar historias".

Su talento incipiente llevó a sus profesores a encargarle guiones para el 1,2,3 de Chicho Ibañez Serrador, sketches de Martes y 13 y series como Turno de oficio. "Me curtí haciendo ese trabajo. En ese momento me sentía muy cómodo en el rol de guionista, públicamente aseguraba que jamás iba a dirigir. Unos años después, llegó un momento en el que quise saber qué pasa cuando diriges, cómo te relacionas con los actores, qué ocurre con los diálogos". 

Y así, tras una sorprendente llamada de Elías Querejeta, el guión de Familia partió en taxi hacia las oficinas del productor. El guionista, que estaba tan feliz en su casa, en pijama, tomándose un café acompañado por su gato, se atrevió a ponerse detrás de la cámara. Seis goyas, seis películas de ficción y seis documentales después, ahí sigue.

Volvamos a ese extraño lugar donde se gestan las historias. ¿De dónde surge el andamio narrativo detrás de Familia o el Santa de Los lunes al sol? "Es muy difícil matricular las historias, pero casi siempre surgen por asociación de ideas. No es tanto ir a buscarlas, sino tener curiosidad. Es fundamental no perder la capacidad de sorpresa, de extrañamiento. Creo que el peor enemigo de la creatividad para el guionista es el escepticismo, el pensar que estás de vuelta de todo". 

En su caso, a sus inquietudes sociales se le suma un gran trabajo de documentación. "Es uno de los mejores momentos de este oficio, cuando empiezas a sumergirte en una realidad que no es exactamente la tuya".

Otro tipo de proyectos exigen otras habilidades, como la adaptación de textos ajenos, que es el caso de Un día perfecto, cuyo origen es una novela de Paula Farias, y Escobar, basada en Amando a Pablo, odiando a Escobar, de la periodista y amante del propio Escobar, Virginia Vallejo. 

"Son lenguajes distintos. El trabajo de creación no debe aceptar ningún compromiso, con nada, ni siquiera con la obra de la que parte". También se diferencia del documental, la otra vertiente de su trayectoria. "Hago documentales casi por egoísmo, por asomarme a personas e historias a las que normalmente no tendría acceso. Gracias a eso tengo grandes lecciones aprendidas, de vida, más que de cine. Es algo a lo que no quiero renunciar". Ni falta que hace. Porque, vengan de donde vengan las historias, reales o ficticias, León de Aranoa sabe transmitirlas con la misma ilusión que en sus inicios.
www.elmundo.es

www.guionnews.com 
se hace sin cobrar nada por ello. 
Si valoras este proyecto y deseas que 
siga adelande, DONA.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual