14 mar. 2017

"El guion es tan o más importante que la última cámara o el mejor presupuesto", entrevista a guionista salvadoreño

El guión es la biografía de una de las mujeres más relevantes de El Salvador

Lorenzo Manuel: ¿Cómo surgió la idea del guión de Prudencia?

Daniel Portillo: Nuestro colectivo de cine siempre se ha preocupado por crear historias con una idea de rescatar símbolos, estéticas y problemáticas de El Salvador con el objetivo de incidir en la población juvenil que no tiene este tipo de materiales audiovisuales para transformar la percepción que tiene sobre  aspectos políticos o sociales. La idea de hacer algo sobre Prudencia Ayala nació el mes de mayo del año pasado a manera de tributo a esa figura feminista que conquistó el voto y la participación de las mujeres en 1930. Fue hasta que gracias a un fondo destinado a desarrollo de este tipo de proyectos otorgado por la Secretaría de Cultura que nos dimos la tarea de aplicar y proponer el proyecto, eso e inversión propia.

¿Cómo fue el proceso de investigación y adaptación dramática de una biografía real a guión de cine?

Acá existe el Museo de la Palabra y la Imagen, una institución que trabaja en el rescate de la memoria histórica del país y que cuenta con una amplia trayectoria en investigaciones sobre personajes, autores o casos de violaciones de derechos humanos a poblaciones campesinas o indígenas durante la reciente guerra civil o todo el desarrollo de nuestra historia. Hace poco, hicieron un documento y un cortometraje animado dirigido a adolescentes y jóvenes sobre la historia de Prudencia Ayala. Lo encontramos tan exacto y tan bello que comenzamos a pensar en cómo lo adaptábamos al audiovisual, de manera que pudiéramos construir un puente entre los años de 1930 hasta acá. Luego de identificar los principales puntos de la vida de Prudencia, hicimos un mapeo de problemas a los que se enfrenta la juventud en esta región y luego, prácticamente vimos como todo se iba acomodando, casi que la historia iba cobrando vida propia y exigiendo madurar para ella sola pudiera enfrentarse al mundo.

¿Cómo abordaste la dirección una vez terminado el guión? 

Una vez terminado el guion con la compañera Gabriela Turcios, empezamos a pedir permisos en el Instituto que elegimos y a hacer casting. Fue muy gratificante dirigir algo propio. Los chicos y las chicas que asistieron tenían matices de los personajes que habíamos escrito, sin embargo quienes se acercaron más al perfil fueron quienes se quedaron con el papel. El trabajo como equipo era construir un clima de camaradería y de confianza en donde se sintieran cómodos en los ensayos y en el rodaje, atender emergencias de salud o transportarlos a las locaciones fuera del Instituto requería ese tipo de esfuerzo. Parte de escribir un guion te dice que quienes actúan pueden libremente cambiar sus diálogos o sugerir lo que pueden decir. Por razones de rodaje, presupuesto o las condiciones de las locaciones a veces hay que dejar ir (con un gran dolor) las ideas que se plasmaron en el guion para solucionar como sea siempre conservando la esencia.

Háblennos de ustedes, ¿qué formación tienen como guionistas?

Nuestro país carece de una escuela de cine propiamente dicha, salvo pequeños talleres que se pueden acceder como el Centro Cultural de España en El Salvador o la Asociación Salvadoreña de Cine. Hemos llevado este tipo de cursos pero no ha habido algo sobre guión. Básicamente no tengo una formación profesional que esté amparada por alguna organización de cine, salvo en la internet. Somos seguidores del blog de El Inquilino Guionista desde hace muchos años y hemos podido acceder a un taller de guion que ellos dieron para desarrollar un proyecto de serie de ciencia ficción que todavía no ha visto la luz. Todos los artículos, noticias y los libros que comparten, han sido suficiente para aprender esta hermosa tarea de escribir guiones. Debemos todo lo aprendido a este gran portal para una profesión tan  importante en el cine.

¿Cómo es su día a día en su labor creativa?

Siempre pasamos tiempo desarrollando muchas ideas, escaletas o guiones sin embargo es bien difícil desarrollarlos cuando El Salvador no posee una industria consolidada para el mundo cinematográfico. Desde la creación de fondos como CINERGIA o PIXELS que otorgan premios en metálico para rodar proyectos se están haciendo cosas interesantes en el país. Como colectivo, estamos por escribir un primer largometraje sobre la Universidad de El Salvador, también cosas de terror y bueno, la serie de ciencia ficción HORRORES. Si no conseguimos financiamiento, haremos lo de siempre, enlatar proyectos y esperar su debido momento.

Profundicemos un poco más en el tema el panorama de la escritura de guión en El Salvador...

Con el equipo a veces platicamos ampliamente este tema. En nuestro país se está dando un fenómeno en las producciones que se quiere presentar mucho músculo, tener la mejor cámara, los mejores movimientos o el mejor presupuesto para desarrollar algo (lo cual fuera genial tener, claro está) pero a veces suele verse que los proyectos carecen de cerebro, de esencia. El guion es tan o más importante que la última cámara o el mejor presupuesto. Desde nuestra periferia siempre hemos invertido más en el guion por ese tipo de carencias. El Salvador necesita mucho de guionistas que se comprometan a construir historias que aporten a la región centroamericana para difundir los problemas sociales que tenemos. Somos una región castigada por la violencia en donde los Estados son capaces de atentar contra las vidas de sus ciudadanos. Hay poco respeto a los Derechos Humanos y hay carencias fundamentales en los servicios básicos. Creo que el cine puede aportar a la denuncia y al cambio de paradigmas entre nuestros pueblos.

¿Qué puede aportar la cultura salvadoreña a la escritura de guiones, a las historias que consumimos?

El Salvador tiene una amplia tradición de luchas, hay reivindicaciones feministas, de trabajadores, de campesinos. Tiene modismos, tradiciones, paisajes, entre tantos matices culturales que creo que puede abonar a la búsqueda de una estética propia en la narrativa que necesitamos, tanto en la literatura como en el cine. Es importante tener en cuenta que como el concepto de Cine Salvadoreño aún no se ha consolidado, seguir experimentando es la única respuesta hasta poder construirlo y creo que cualquier esfuerzo es válido si se mantiene en el marco de este tema.

Ha habido autores que han logrado sintetizar buena parte de la cultura salvadoreña como Roque Dalton o Salarrué y como tantos otros y otras. A esta generación le tocará definir la manera en que contamos las historias para las generaciones actuales y las que están por llegar. Da bastante terror, sí, pero es un desafío al que hay que invertirle.

¿Qué planes de futuro tienes? 

Seguir haciendo cine, con los presupuestos que tengamos defendiéndonos dignamente como podamos hasta que caiga en nuestras manos algo con lo que podamos subir cada vez de nivel en nuestras producciones. Queremos desarrollar nuestra serie de Ciencia Ficción que tallereamos con El Inquilino porque eso consolidaría el verdadero talento que tenemos.

Conoce el proceso de adaptación de Prudencia

El Kolectivo San Jacinto es una agrupación multidisciplinaria de jóvenes que se encarga de producir material cinematográfico con temáticas sociales. El año pasado ganaron un premio de desarrollo para un proyecto audiovisual por parte de la Secretaría de Cultura de la Presidencia. Sumando el premio del fondo ganado más un par de ahorros que tenían como equipo, a este cortometraje le invirtieron cerca de $10,000. Se les ocurrió tomar la figura de Prudencia Ayala y hacer una especie de spin-off para tomar su vida como un vehículo para contar otras temáticas del país y de la región centroamericana que padece la adolescencia y juventud.

Trabajaron en uno de los Institutos más importantes de su barrio para desarrollar el proyecto. La mayor parte del elenco principal nunca había actuado, aunque con el trabajo de dirección y el talento nato de los jóvenes, Prudencia logró un buen desarrollo.

Gabriela Turcios, Directora de Arte y coguionista de este cortometraje nos comenta que “como organización política juvenil creemos que es importante trabajar para empoderar a las juventudes más vulnerables de El Salvador, ese es el compromiso, y nos pareció que debíamos hacer de este cortometraje uno feminista, que nos permitiera sacar a debate temas de ideología de género y de coyuntura política con las y los adolescentes, es por eso que la trama toca de forma muy directa temas de violencia de género, de corrupción política, de abuso de poder, etc. esto ante la necesidad de que los jóvenes se involucren más en la política.” 

El corto, narra la historia de Prudencia, ella estudia último año de bachillerato y este año se ha presentado como candidata a presidenta del Consejo Nacional Estudiantil de Secundaria, puesto que posee Francisco, un carismático candidato que ha ganado esta elección dos años consecutivos. Prudencia quiere beneficiar a un proyecto fuera de la escuela porque ha encontrado que Francisco promueve un malicioso juego de influencias en el que las escuelas no están siendo beneficiadas. Para esto, reúne a un grupo de amigos que conforman su Equipo de Campaña. Prudencia y su equipo deberán enfrentarse a la enorme campaña y manejo de influencias que posee Francisco.

Aunque “Prudencia” tiene una historia muy fácil de entender, aquí dejamos un par de datos que harán más disfrutable el cortometraje, sobre todo al público latinoamericano que está un poco alejado a algunas coyunturas salvadoreñas:
¿Quién es Prudencia Ayala?

Es un ícono de la lucha por el sufragio femenino y los derechos de las mujeres en El Salvador. En 1930, intentó postularse como candidata a la presidencia de la república, a pesar que la legislación salvadoreña no reconocía el derecho al voto femenino. Se inició un debate público de argumentos jurídicos y políticos a favor y en contra de su pretensión. De igual forma sufrió un constante ataque mediático por parte del poder oligárquico del país tildándole de “HISTÉRICA” y ridiculizándola en caricaturas por su origen indígena. Finalmente, su solicitud fue rechazada por la Corte Suprema de Justicia, pero el debate que siguió a su intento de postulación, dio impulso al movimiento femenino que permitió que el derecho al sufragio se reconociera en 1939, y que en la Constitución de 1950 se diera reconocimiento legal a los derechos de la mujer en El Salvador.

En Prudencia, la joven talento Melissa Meléndez interpreta el papel protagónico, mientras que Katy Zelaya, actriz de teatro, hace de una Prudencia un poco más mayor que le muestra el camino a seguir.
MERS.

El Movimiento Estudiantil Revolucionario de Secundaria nace en 1972 en El Salvador, como uno de los brazos del movimiento estudiantil que jugó un importante papel con su trabajo organizativo de redes; eran unas membranas semiclandestinas o grupos de apoyo que en la superficie se movían con legalidad para poder activar a sus juntas directivas de grado y a los consejos estudiantiles 
contra la dictadura militar en turno. 

Prudencia y sus amigos prácticamente resucitan al MERS cuando escogen el nombre de su partido político y del cual, sólo un profesor de mayor edad recuerda su existencia. El Salvador actualmente carece de una plataforma estudiantil de secundaria que promueva reivindicaciones básicas como la educación gratuita y de calidad, la denuncia de los abusos de poder por parte de la Fuerza Armada y la Policía Nacional Civil, abusos y acoso sexual dentro de las instituciones educativas o la violencia de las pandillas entre otros temas. 

¿50 años de prisión por abortar?

Desde el año de 1998, El Salvador es uno de los únicos 5 países del mundo que penaliza la práctica del aborto en cualquier caso. Diversas organizaciones feministas han mantenido una lucha constante para que se permita el aborto al menos en cuatro causales: cuando la vida de una mujer esté en riesgo, cuando el embarazo sea producto de una violación o trata de personas, o cuando exista una malformación del feto (específicamente cuando sea inviable la vida extrauterina). Pese a que existen números estratosféricos de embarazos en adolescentes producto de violaciones y más de 50 casos de mujeres jóvenes se encuentran encarceladas cumpliendo condenas de hasta 30 años, los sectores conservadores como las iglesias y el partido ARENA por medio del diputado Rodolfo Velásquez Parker, han propuesto aumentar la condena a todavía 50 años más.  
Francisco.
     
Diego Palacios es el joven que da vida al personaje antagónico de Prudencia, Francisco, una especie de caricatura de lo que fue en su momento Francisco Flores, ex-presidente de El Salvador (1999-2003) quien fue acusado de enriquecimiento ilícito por desviar fondos de cooperación internacional a las arcas del partido de derecha ARENA y que murió justo antes de recibir su condena en dudosas circunstancias. El manejo de medios de comunicación y el carisma de Francisco, también tiene similitudes con otro expresidente, Elías Antonio Saca (2004-2009) del mismo partido y que también está siendo procesado por el mismo delito actualmente. 

Aquí puedes ver el corto:


CONOCE EL MEJOR PROGRAMA PARA ESCRIBIR GUIONES. 
¡MUY PRONTO EN ASPAÑOL!
Y la versión con tutoriales...
www.guionnews.com se hace sin cobrar nada por ello. Si valoras este proyecto y deseas que siga adelande ayúdanos, DONA.


Lee nuestro blog clásico
el inquilino guionista

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual