17 oct. 2016

Siete asesinatos truculentos que inspiraron guiones de series de televisión

Kirsten Dunst en una imagen promocional de 'Fargo'.
PERE SOLÀ GIMFERRE

La realidad supera la ficción demasiadas veces, así que muchos guionistas buscan directamente casos reales para escribir thrillers y series de terror. Saben que la inmundicia de algunos seres humanos puede ser la mejor fuente de inspiración para inquietar al espectador.

Seguramente algunos espectadores de Fargo pensaron que el inicio de la segunda temporada, donde Kirsten Dunst conducía con el cuerpo de un hombre atropellado y atravesado en el parabrisas, era inverosímil.

Pues quizá no era una ocurrencia tan loca de los guionistas. Lo mismo sucede con American horror story, Mentes criminales y hasta The good wife, que cogieron truculentos asesinatos que acapararon portadas en su momento para escribir algunos de los episodios. Estos son algunos ejemplos basados en hechos reales que nos ponen los pelos de punta.

‘Mentes criminales’ y los cerdos que comían humanos


Es imposible olvidar la granja de los cerdos de 'Mentes criminales'... (CBS)

El final de la cuarta temporada de Mentes criminales era terriblemente perturbador. Personas desaparecían de las calles de Detroit y los agentes protagonistas acabaron en una granja donde dos hombres asesinaban humanos para realizar experimentos y después los daban de comer a los cerdos.

El punto más inquietante es que había un caso similar en la Columbia Británica. Robert Pickton junto con su hermano habían organizado fiestas en su granja de cerdos y las autoridades canadienses se dieron cuenta que desaparecían muchas mujeres poco después de haber asistido a la granja. ¿Que sucedía? Robert asesinaba sus víctimas y las daba de comer a sus cerdos. Para rematar el asunto, el departamento de sanidad alertó que podría haber carne humana en los productos comercializados por los Pickton.

El denominado Asesino de la Granja de Cerdos alardeó en prisión de haber asesinado 49 personas y uno de los trabajadores de la granja dijo algo muy revelador durante el juicio. Le extrañaba que esos cerdos fueran tan agresivos. Veían un humano y automáticamente querían morderle.

‘Guilt’ y el veredicto de Amanda Knox


Daisy Head y Zachary Fall en una imagen de 'Guilt'. (Otras fuentes)

Este domingo tenemos el estreno de Guilt en el canal Cosmopolitan (22h) y posiblemente los espectadores piensen que están ante una recreación muy libre del asesinato de Meredith Kercher por el que fue condenada injustamente la estadounidense Amanda Knox.

¿Por qué vemos similitudes? Pues porque va sobre una americana que, mientras vive en el extranjero, se convierte en la principal sospechosa del sangriento asesinato de su compañera de piso con su amante como cómplice. Cambiamos la Perugia del caso real por Londres y nos encontramos la misma historia sobre una chica que es víctima de la prensa por ser joven, atractiva y tener una vida sexual.

Recordemos que Amanda Knox, que ahora protagoniza un documental en Netflix, fue condenada por la justicia italiana en 2009 para después ser liberada en 2011 después de ser declarada inocente junto con Rafaelle Sollecito, su pareja de entonces, considerándose que Rudy Guede había actuado en solitario.

‘The good wife’ y la figura de Robert Durst


Alicia Florrick con el mítico Colin Sweeney que nos recuerda a Robert Durst. (CBS)

Un día Alicia Florrick recibía en el despacho un hombre llamado Colin Sweeney, heredero de una de las mayores fortunas de Nueva York y principal sospechoso de la desaparición de su mujer. ¿Que era lo más inquietante? Que el millonario no era condenado por el crimen mientrasse divertía con la idea que en sociedad le vieran como un psicópata.

El caso se puede relacionar claramente con Robert Durst, el sujeto de investigación del documental The jinx, hijo de una adinerada familia que conseguía acumular (metafóricamente) cadáveres en el armario sin obtener un veredicto de culpabilidad. Su mujer Kathleen había desaparecido en 1982, su mejor amiga Susan Berman había sido asesinada en el 2000 cuando quería aportar nuevas informaciones en el caso de Kathleen Durst, y en 2001 asesinó y descuartizó a Morris Black, su vecino en Texas, con un jurado que consideró que había sido defensa propia.

Afortunadamente los juegos mentales de Robert Durst parecen haber llegado a su fin. Durante la grabación de su última entrevista para el documental The jinx le pillaron hablando consigo mismo y confesando ser el autor de los crímenes. Pero lo más interesante es que las autoridades obtuvieron otras nuevas pruebas gracias al trabajo de investigación del director del documental Andrew Jarecki.

‘Fargo’ y el caso del parabrisas

Kirsten Dunst y Jesse Plemons con el parabrisas roto en 'Fargo'. (FX)

Tanto la serie como la película de Fargo tienen un chiste recurrente y es alertar al inicio que se inspiran en hechos reales. No suele ser cierto. Pero hay una anécdota de la segunda temporada que sí tenía un referente actual y era el inicio de la trama de Kirsten Dunst. Su personaje, Peggy, iba conduciendo por la carretera cuando atropelló un matón, que atravesaba el parabrisas, y ella siguió con la víctima atravesando el parabrisas hasta aparcar el coche en casa.

El guionista Noah Hawley se debía haber inspirado en el caso de Chante Jawan Mallard, una mujer que en 2001 atropelló al indigente Gregory Glenn Biggs, que atravesó el parabrisas, mientras ella seguía conduciendo hasta aparcar el coche en casa. De haberse dirigido al hospital, la víctima habría sobrevivido ya que permaneció con vida mientras ella conducía y mientras el coche estaba aparcado.

La mujer cumple condena por el asesinato después de ser arrestada al confesar en un bar que había matado un hombre blanco. Los dos hombres a los que llamó para deshacerse del cadáver (y que la ayudaron) fueron procesados como cómplices.

‘Homicidio’ y la mujer que coleccionaba seguros de vida

El caso de Geraldine Parrish fue una fuente de inspiración de David Simon en sus tiempos anteriores a The wire. En la primera temporada de Homicidio los detectives investigaban el caso de una mujer que asesinaba sus maridos para cobrar los seguros de vida. Lo peor es que esa trama palidecía en comparación con los asesinatos de Geraldine Parrish.

Esta señora de Baltimore, que colaboraba como pastora en su parroquia, levantó sospechas cuando su marido, el reverendo Rayfield Gilliard, falleció dos semanas después de casarse con ella y tras ponerla como beneficiaria de su seguro de vida en 1989. Pronto sería condenada por el asesinato de cuatro personas y el intento de asesinato de su sobrina, que hacía de cómplice, y que recibió un disparo en la cabeza en dos ocasiones y otra vez la intentaron degollar.

Mientras que sus familiares creían que tenía poderes sobrenaturales mediante el vudú, la realidad era muy distinta. Simplemente tenía cómplices para asesinar aquellas personas que la tenían como beneficiaria de sus seguros de vida y recibió el nombre de la Viuda Negra.

‘American horror story’ y la masacre de Columbine

La masacre de Columbine era más inquietante que 'American horror story'. (FX)

Desafortunadamente hay tantos tiroteos en Estados Unidos, incluyendo universidades, institutos y hasta guarderías, que es normal que las ficciones hablen de estas atrocidades en los episodios de sus series. Hay casos en One tree hill, Buffy, The fosters y muchas, muchas más series. Pero no podemos pasar por alto la trama de Tate Langdon (Evan Peters) en la primera temporada, que había asesinado sus compañeros de clase en una masacre de instituto.

¿El elemento que no podemos olvidar? Que una de las escenas ocurría en la biblioteca como había sucedido en la vida real cuando Eric Harris y Dylan Klebold asesinaron doce estudiantes y un profesor en un instituto de Colorado. En una escena de la serie de Ryan Murphy y Brad Falchuk, además, se podía ver como un personaje buscaba tiroteos en institutos en Google y aparecía el crimen de Columbine en la Wikipedia.

‘Expediente X’ y la necrofilia que fue censurada

Censuraron el guión del capítulo de 'Expediente X' por demasiado truculento. (FOX)

La ventaja de Expediente X es que, como es una serie de ciencia ficción, normalmente no tenías que preocuparte el apagar las luces de casa. Difícilmente iban a abducirte extraterrestres mientras estabas dormido. Pero en la segunda temporada nos dejaron descolocados con la aparición del psicópata Donnie Pfaster que acosaba a Dana Scully y que las víctimas decían que cambiaba de forma.

Pfaster se basaba en Jeffrey Dahmer, el Caníbal de Milwaukee, que violó, asesinó y descuartizó diecisiete personas entre 1978 y 1991, practicando el canibalismo, la necrofilia y quedándose algunos huesos como recuerdo. La serie de Chris Carter, de hecho, quiso incluir la necrofilia en el episodio Irresistible pero los directivos de Fox consideraron que era excederse demasiado y que no podían emitir un contenido tan truculento en horario de máxima audiencia.

...Cuando Pablo Escobar Gaviria aburre con su guión, provoca NARCO(S)LEPSIA. Temp. 2 ZZZZzzzzzZZZZ
Nunca abandones a tu guionista, mejor apúntalo 
COMER ES MÁS ÍNTIMO QUE COGER
¡SIN GUIÓN!

Tanto www.guionnews.com como el inquilino guionista se hacen sin cobrar nada por ello. Si valoras este proyecto y deseas que siga adelande ayúdanos, DONA.
Más de 130 mil visitas al mes. ¿Anunciarte con nosotros?
¿Tallerear tu guión, realizar un scriptdoctor?
Escribe a 
inquilinotaller@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual