1 sept. 2016

Descubre el inicio profesional de los guionistas Neil Gaiman y Grant Morrison, "casi" de la mano de Alan Moore

JESÚS JIMÉNEZ

Estos días coinciden en las librerías dos títulos fundamentales para comprender la historia del cómic de los últimos 25 años. Y que además están protagonizados por dos superhéroes británicos que se han convertido en clásicos: Miracleman: La edad de oro (Panini), el cómic que nos descubrió a Neil Gaiman (Sandman); y Zenith: Fase uno (ecc ediciones), el título que catapultó a la fama al guionista Grant Morrison (Los Invisibles, All-Star Superman). Dos títulos que, además, sólo podían haber surgido durante la crisis de la clase obrera de la Inglaterra de Margaret Thatcher.


'Miracleman' de Neil Gaiman
Portada de 'Miracleman: La Edad de Oro'

La reedición de los primeros números de Miracleman de Neil Gaiman no puede ser más oportuna porque la colección quedó inconclusa hace 25 años (por problemas de derechos) y este septiembre por fin verá la luz (en EE.UU.) la continuación de esta historia que el guionista y el dibujante Mark Buckingham (Fábulas), comenzaron en 1991.

Pero antes de comentar este Miracleman: La Edad de Oro (Panini), hacemos un poquito de historia: Miracleman fue creado con el nombre de Marvelman, en 1954, por el guionista y dibujante Mick Anglo. Era la versión británica del famoso Capitán Marvel de los cómics americanos, y el personaje incluso tenía su propia familia Marvel formada por Kid Miracleman y Young Marvelman. La serie fue un gran éxito durante nueve años, hasta el año 1963, cuando desapareció debido al descenso de las ventas.

Pero en 1982 resucitó en una serie oscura y revolucionaria, gracias a los innovadores guiones de Alan Moore, que crearía su primera obra maestra y llamaría la atención de la crítica y de los editores norteamericanos, que le reclamaron para el mercado norteamericano, donde hizo historia (La Cosa del pantano, Watchmen...) Fue en 1985 cuando el personaje cambió de nombre a Miracleman, debido a la presión de Marvel Comics.

Moore dejó la serie en el número 17, siendo sustituido por un joven guionista que también estaba destinado a la gloria, Neil Gaiman (Sandman), que precisamente decidió dedicarse al cómic tras una entrevista con Moore. Gaiman se planteó hacer tres libros, cada uno de seis números, pero la colección se canceló en el número 24 (aunque el 25 estaba acabado) antes de poder llevar a cabo sus planes.

Viñetas del Miracleman de Neil Gaiman y Mark Buckingham

Este tomo contiene los números 17 a 22 (junio 1990-agosto 1991), que recopilan el primero de esos libros, La Edad de Oro. En ellos, Gaiman decidió explorar las consecuencias de la gran batalla con la que Alan Moore terminó su ciclo, cuando Miracleman se enfrentó a Kid Miracleman en pleno Londres. Una pelea brutal que causó millares de muertos y destruyó la ciudad (más detalles en la noticia sobre el Miracleman de Alan Moore).

Sobre las cenizas del antiguo Londres, Miracleman construyó una pirámide colosal, El Olimpo, y un nuevo mundo libre de hambre, de guerras y de pobreza, sobre el que reina como si fuera un auténtico dios. El primer ciclo (La Edad de Oro), incluido en este volumen, nos muestra historias auto-conclusivas de personajes anónimos que se enfrentan al nuevo estatus mundial. Y nos hace plantearnos temas como: si la humanidad está preparada para vivir una utopía o ¿Cual sería el coste moral, y de pérdida de libertad, de estar gobernados por un ser todopoderoso? Y es que... ¿Cuál es el lugar de los hombres en un mundo de dioses?

Destacar también el excepcional trabajo del dibujante Mark Buckingham, que cambia de estilo en cada historia, por lo que llegamos a pensar que nos encontramos ante artistas distintos.

Uno de los mejores cómics de superhéroes de la historia que podremos completar, ¡por fin! 25 años después.


Miracleman vs. Kid Miracleman

'Zenith: Fase uno'


Portada de 'Zenith. Fase uno'

Sin el Miracleman de Moore no habrían existido cómics como Zenith: Fase Uno (ecc ediciones), la obra que nos descubrió al guionista Grant Morrison (Animal Man). Otro superhéroe atípico que nació en 1987 en las páginas del semanario inglés 2000 AD, que publicaba personajes como el Juez Dredd, Némesis o Rogue Trooper. De hecho, Zenith fue el primer superhéroe que apareció en la famosa revista de Ciencia Ficción. Aunque, como vamos a comprobar, no era el superhéroe típico.

En esa época, Morrison se estaba consolidando como un joven y prometedor guionista con títulos como Zoids (1986) en el que colaboró por primera vez con Steve Yeowell, que se convertiría en el dibujante de Zenith. Aunque en un principio el elegido había sido Brendan McCarthy, que diseñó a los personajes protagonistas, aunque no pudo ocuparse de la serie por problemas de agenda.

El protagonista de Zenith era un superhéroe atípico, ya que era cínico, egoísta y cobarde, y prefería ser un cantante de rock, rico y famoso, que arriesgar su vida para salvar a la humanidad. Un carácter que casaba perfectamente con el tono irónico y paródico de 2000 AD y sus personajes más conocidos, como el Juez Dreed.

Como decimos, en sus inicios es patente la influencia del Miracleman de Alan Moore y Gary Leach, que había causado un auténtico terremoto en el cómic británico de la época. Pero también podemos rastrear otras influencias como Crisis en tierras infinitas, de Marv Wolfman y George Pérez, El Capitán Britania de Alan Moore y Alan Davis; Paradax, de Peter Milligan y Brendan McCarthy, o Los X-Men de Chris Claremont y John Byrne.


Viñeta de 'Zenith'


Zenith es una serie paródica, trepidante y divertida en la que las aventuras se suceden a un ritmo frenético. La trama se organiza en torno a cuatro grandes fases en las que nos encontramos universos paralelos, mutaciones genéticas, conspiraciones nazis o seres salidos de las pesadillas de H.P.Lovecraft. Una colección que siempre nos sorprende con constantes cambios de giro.

El primer ciclo, incluido en este volumen, comienza en 1944, con el enfrentamiento de los mayores superhéroes británico (Maximan) y alemán (Masterman), que concluye con la explosión de una bomba nuclear y la aparente muerte de ambos. Más de cuarenta años después, en los 80, sólo parece quedar un superhéroe, Robert McDowell, alias Zenith, que sólo se preocupa por su carrera musical.

Pero unos dioses oscuros extradimensionales, conocidos como los Multiangulares utilizaran al hermano gemelo de Masterman para intentar dominar la tierra. En su camino sólo se interponen un grupo de héroes de otra generación y Zenith, que sólo se preocupa de la fama y el dinero.

Esta colección fue el prefecto caldo de cultivo de donde saldrían las posteriores obras maestras de Morrison (Animal Man, Los Invisibles, El Asco, All-Star Superman, Batman, El Multiverso). Y que ecc nos ofrece en cuatro tomos imprescindibles.


Ilustración de 'Zenith'


Tanto www.guionnews.com como el inquilino guionista se hacen sin cobrar nada por ello. Si valoras este proyecto y deseas que siga adelande ayúdanos, DONA.
Más de 130mil visitas al mes. ¿Anunciarte con nosotros?
¿Tallerear tu guión, realizar un scriptdoctor?
Escribe a 
inquilinotaller@gmail.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual