16 jul. 2016

Terrorífico: Macbeth y una maldición con más de 500 años en su guion

La maldición de Macbeth nació, según los expertos en ocultismo, con su propio estreno 

Comencemos esta historia en el año 1605 o 1606 de nuestra era, durante el reinado de James I de Inglaterra.

En alguna de esas dos fechas, Macbeth de William Shakespeare fue puesta en escena por primera vez en la historia

Lo que no necesariamente aparece en los registros históricos oficiales es que ese mismo día del estreno comenzó también la llamada maldición de Macbeth, un temor que sigue persiguiendo hasta el día de hoy a los actores que osan interpretar al famoso guerrero y luego rey escocés.

Su primera víctima fue, al parecer, el joven actor que interpretaría a Lady Macbeth, quien enfermó y murió a solo días del estreno, razón por la cual el propio Shakespeare tuvo que vestirse de mujer y darle vida a la terrible y ambiciosa mujer.

Otra versión apunta a que el actor seleccionado para encarnar a Lady Macbeth murió tras bastidores el mismo día del estreno.

Desde entonces, según los estudiosos de ciertas disciplinas ocultas, una maldición ha acompañado a Macbeth o, más concretamente, a sus representaciones teatrales.

Según una creencia muy arraigada en el mundo del teatro, Macbeth, una de las piezas fundamentales de la obra de William Shakespeare lleva consigo una carga oscura, un conjuro imposible de romper vinculado con la desgracia o la mala suerte.

Las tres brujas

Al parecer, Shakespeare puso en boca de las tres brujas verdaderos conjuros de magia negra (Ilustración: Wikimedia Creative Commons)

Una serie de desastres ha sido asociado a esta tragedia teatral –una de las obras más cortas de Shakespeare– que cuenta la historia del general escocés Macbeth.

Según la profecía que le lanza un trío de brujas, Macbeth está destinado a convertirse en Rey de Escocia. Así, consumado por la ambición y azuzado por su esposa, Lady Macbeth, este hombre asesina al rey Duncan y ocupa el trono para luego entrar en una espiral de locura y violencia que termina destruyéndolo.

Vale decir que en la época de su escritura había en Inglaterra un apetito por el drama y la comedia: la gente quería entretenimiento y Shakespeare lo sabía.

Por otro lado, el rey James I de Inglaterra, que no hacía mucho había accedido al trono, era un hombre interesado en temas como las brujas y la hechicería, al punto de haber escrito un libro llamado Daemonologie (Demonología) en el que describía los ritos demoníacos de las brujas.

Con estos elementos en mente y apostando a anotarse el mayor éxito de su carrera, el bardo y le asignó una importancia capital a las tres brujas que transmiten la profecía al comienzo y, por tanto, ponen a circular la trama. 


Al parecer, en esos tres personajes –también llamadas las Tres Hermanas– se encuentra la causa de la famosa maldición: se cree que Shakespeare incluyó auténticos conjuros de magia negra en las palabras de las brujas y estos terminaron por afectar su obra.


Conoce a Flor de Otoño y dale ¡Me Gusta!

¿Tallerear tu guión, realizar un scriptdoctor?
Escribe a inquilinotaller@gmail.com

Tanto www.guionnews.com como el inquilino guionista se hacen sin cobrar un peso por ello. Si quieres que este proyecto siga adelande, ayúdanos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual