14 jun. 2016

Series que todavía tardarán en llegar pero que ya pintan bien sobre el papel

Un logo artístico de 'American Gods'.
MARÍA JOSÉ ARIAS

Sea por el argumento, por quien la escribe, la produce, la crea, la protagoniza o por todo esto a la vez, hay series que pitan bien desde que son solo un proyecto que se pone en marcha y van generando más y más expectación a medida que se conocen detalles convirtiéndolas en fenómenos mediáticos meses antes de su estreno. 

Le ocurre a American Gods, serie que se prevé intensa y de culto antes siquiera de que haya comenzado a rodarse. Una ficción que los seriéfilos esperan con los brazos abiertos por muchas razones. La primera, porque se basa en la novela homónima de Neil Gaiman, uno de los mejores escritores contemporáneos de fantasía. La segunda, porque uno de los creadores es Bryan Fuller, responsable de la venerada y cancelada Hannibal. Tercera, porque se siguen sumando nombres interesantes al reparto. El más reciente, el de Gillian Anderson. Y cuarta, por el argumento, que promete dar como resultado una serie oscura, profunda, divertida en ocasiones (el texto da para eso), sarcástica y cargada de segundas lecturas.

Anderson, según han publicado medios americanos, interpretará a Media, una diosa portavoz de las deidades modernas que se alimenta de la adoración que el mundo siente por las nuevas tecnologías. Porque American Gods, galardonada con el prestigioso Premio Hugo, se ambienta en un mundo moderno y oscuro en el que dioses viejos y nuevos se enfrentan. El protagonista es Sombra, al que pondrá rostro Ricky Whittle (Lincoln en Los 100), un preso que sale unos días antes de la cárcel donde cumple condena por robo para asistir al funeral de su esposa y su mejor amigo. 

Allí, en el sepelio, conoce al misterioso Señor Miércoles (Ian McShade), quien le ofrece trabajo como su guardaespaldas y chico de los recados. Junto a él inicia un viaje por todo Estados Unidos en busca de aliados para la causa de su nuevo jefe. La serie, que será producida bajo el sello de Starz y constará de diez episodios, tiene previsto estrenarse en algún momento del próximo año.

No tiene fecha aún The Night of the Gun, el que será el nuevo proyecto de Bob Odenkirk más allá del universo Breaking Bad en el que lleva inmerso desde 2009 y del que no es la primera vez que ‘escapa’. Basada en las memorias del periodista David Carr, Odenkirk, según ha publicado Entertaiment Weekly, se pondrá a las órdenes de Shaw Ryan, creador de The Shield. 

Auspiciada por AMC, este proyecto contará con seis episodios a lo largo de los cuales se recorrerá la historia de este columnista del The New York Times fallecido en 2015 de cáncer que contó sus problemas de adicción en una biografía que alcanzó la categoría de bestseller. Sin duda, un proyecto interesante por tener en sus filas a un actor con la capacidad dramática de Odenkirk. ¿Será Carr el personaje que le de el Globo de Oro o el Emmy en drama?

Lo nuevo de Guillermo del Toro y el universo X-Men

Otro título interesante del que se van sabiendo cosas con cuentagotas es el que se traen entre manos Guillermo del Toro y Amazon. El portal estadounidense ha dado luz verde al piloto de Carnival Row. La idea lleva años de un lado a otro hasta que por fin parece que verá la luz. Se trata de un proyecto muy atractivo para el creador de The Strain dada su temática. Se centra en una ciudad ficticia similar al Londres victoriano en el que criaturas fuera de lo común conviven con los humanos hasta que las primeras comienzan a ser asesinadas. La serie está en fase de preproducción y, más allá de la implicación de Del Toro y de Travis Beacham como guionista, no se sabe mucho más por ahora. 

Para los amigos de los superhéroes y todo ese mundo, Legión, serie de la que FOX ha anunciado hace poco que ha adquirido los derechos de emisión en 125 países en los que está presente. Se trata de una historia que transcurre en el universo de los X-Men con David Haller, un joven que lleva años conviviendo con una supuesta enfermedad que le hace escuchar voces y que descubre que quizá no esté enfermo sino que tenga cierto poder, como protagonista principal. 

Puede que a muchos el argumento no les diga nada o, incluso, les suene a repetitivo. Otra más de gente con poderes. Pero Haller es Dan Stevens, razón más que suficiente para interesarse por el proyecto. Pero si esto no basta, además, el creador es Noah Hawley, responsable de Fargo. Los ocho episodios de los que constará comenzarán a rodarse este verano y la idea es estrenar a principios del próximo año.

¿Y en España?

En el capítulo de series españolas, Movistar anunció en su día su desembarco en la producción nacional con cuatro dramas y cuatro comedias al año. De las primeras ha presentado La peste, que contará nada más y nada menos que con Alberto Rodríguez (La isla mínima) a los mandos. Y eso ya es una apuesta segura. Será de época, ambientada en la Sevilla del siglo XVI y con seis capítulos de duración a la americana, en torno a los 50 minutos. 

Y en comedia, Vergüenza, protagonizada por Malena Alterio y Javier Gutiérrez a las órdenes de Juan Cavestany y Álvaro Fernández Armero y con un fotógrafo de bodas como protagonista. Ambas tiene muy buena pinta sobre el papel y son parte de la nueva estrategia de producción nacional que la llegada de Netflix, primero, y HBO, en breve, han obligado a tomar. Si los dos monstruos americanos acaban por quedarse con sus series punteras y las nuevas, algo tienen que hacer los canales españoles para cubrir esos huecos en el momento en el que los derechos ya adquiridos caduquen.

Cada una de estas series es distinta a la otra, pero todas comparten el estar aún en un estadio muy primario de desarrollo y que sobre el papel lo tienen todo o casi todo para ser grandes ficciones. El tiempo y su emisión confirmarán si el vaticinio tenía razón de ser o no. La expectación ya la tienen.
Porque el Dr. Inquilino es 1000 veces mejor que darle a leer tu guión al vecino. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual