22 may. 2016

Los secretos de los grandes guionistas del cómic aspañol

Autorretrato de de Will Eisner trabajando en el cómic de "The Spirit".
JESÚS JIMÉNEZ
Si sois aficionados al cómic seguramente que os habréis preguntado cómo se escribe un guión de cómic actual, cómo podemos documentarnos, o qué diferencia a los guiones de cómics de los de cine o televisión. Todas esas preguntas, y muchas más, las responde el investigador Gerardo Vilches en el libro El guión de cómic (Diminuta Editorial), con la ayuda de cinco de los mejores guionistas actuales a los que entrevista.

"Es un libro de entrevistas extensas con cinco guionistas de cómic españoles -asegura Vilches-, que incluye además un texto escrito por mí que aporta un poco de perspectiva histórica sobre la escritura de guiones. Creo que es un libro interesante para la gente que esté interesada en hacer cómics, pero también para los aficionados, porque he intentado que las entrevistas no sean excesivamente técnicas. Me gustaría que además de descubrir claves sobre el oficio, los lectores descubrieran aspectos nuevos de la obra de los entrevistados".

"Los cinco entrevistados, por orden de aparición -asegura Gerardo-, son Enrique Sánchez Abulí, Antonio Altarriba, Juan Díaz Canales, Santiago García y David Muñoz. Sánchez Abulí es el vínculo con la industria del pasado, pero que sigue vigente hoy en día, con sus trabajos recientes; Altarriba es un caso curioso, porque prácticamente dejó el cómic durante más de una década. Cuando lo abandonó todavía funcionaban las revistas de cómic adulto tipo Cimoc o Cairo, pero cuando volvió al sector se encontró un panorama totalmente diferente, en el que la novela gráfica se había generalizado, y tuvo que adaptarse a esa corriente, a la que pertenece plenamente Santiago García, a pesar de que sus inicios profesionales los hace antes de que esté asentado este modelo editorial".

"David Muñoz -continúa el escritor- está entre ese mundo y el mercado francobelga, para el que ha realizado gran parte de sus obras. Y Díaz Canales es un caso particular porque empezó su carrera directamente para este mercado junto a Juanjo Guarnido en Blacksad (Norma), y recientemente ha publicado su primer trabajo como autor completo directamente para el mercado español, Como viaja el agua (Astiberri). Más allá de sus diferencias, creo que todos comparten una dilatada experiencia en la profesión, además del reconocimiento de los premios más importantes del sector".

Portada del libro 'El guión de cómic'
Portada del libro 'El guión de cómic'

El guión del Siglo XXI

¿Hay un estilo de guión del siglo XXI? Es la pregunta que planteamos a Gerardo: "Creo que lo que define el guión y, por extensión, el cómic del siglo XXI es precisamente la ausencia de pautas. Aún existen industrias que trabajan de un modo parecido a como se ha colaborado en el pasado entre guionista y dibujante, pero en el cómic de autor no hay reglas: hay tantas formas de escribir guiones como guionistas, prácticamente. Y creo que eso se aprecia bien leyendo las entrevistas y comparando lo que cuentan cada uno de los entrevistados".

El guión de cómic -según Gerardo- tampoco tiene que tener una estructura definida, como los famosos tres actos: "No, en absoluto. Hay autores que se sienten más seguros con guiones técnicos muy extensos, otros prácticamente se liminta a descripciones someras y diálogos... Muchos trabajan por páginas, otros dejan eso al dibujante, como Díaz Canales. Algunos entregan un guión cerrado y otros van modificándolo y trabajando en él mientras el dibujante hace su parte. Al margen de eso, hoy pueden contarse historias con estructuras muy diferentes, en mi opinión. Hay un panorama muy rico".

En cuanto a las diferencias entre un guion de cómic y uno de cine o televisión, Gerardo nos comenta que: "Son las mismas que veo entre un medio y otros: el cómic no es un medio audiovisual. El tiempo no pasa si el lector no lee y va pasando páginas. La página debe trabajarse como una unidad, teniendo en cuenta que se va a percibir de un vistazo... Y hay que tener muy en cuenta las peculiaridades del medio, lo que lo hace único: lo gráfico ofrece posibilidades totalmente diferentes al cine y la televisión. Otra cuestión es que durante buena parte de la historia gran parte del cómic de género haya tratado de imitar lo audiovisual, pero es algo que hoy en día ya no sucede de forma sistemática".

Guión y página final de 'El Vecino 1' (Astiberri), de Santiago García y Pepo Pérez
Guión y página final de 'El Vecino 1' (Astiberri), de Santiago García y Pepo Pérez

Lo más importante de un guión

Preguntamos a Gerardo que sería, para él, lo más importante de un guión: "Depende de lo que uno quiera hacer. Si estás trabajando una obra con menos restricciones, la originalidad puede ser clave, dado que no tiene sentido, en un contexto de cómic de autor replicar una fórmula de género".

"Sin embargo, creo que en todos los casos hay algo esencial, que en el fondo es lo más importante de cualquier obra de arte: hacer las cosas con honestidad, creyendo de verdad en lo que se está haciendo, y haciéndolo porque hay una necesidad de transmitir algo, ya sea una historia o un estado de ánimo, lo que sea. Poner algo de ti en la obra que estás haciendo".

La evolución del guionista en la historia del cómic

El libro también cuenta con un texto de introducción sobre la evolución del papel del guionista en la historia del cómic. "Creo -asegura Vilches-que ha sucedido lo mismo que con el resto de profesionales que intervienen en la creación de un cómic: su trabajo ha pasado de ser invisibilizado y menospreciado a ser valorado como una actividad artística y de expresión personal. Pasamos de profesionales que escribían sin firmar guiones para mayor gloria de dibujantes en las tiras de prensa americanas o en los comic books , a "guionistas estrella" como Harvey Kurtzman, Oesterheld o Charlier, profesionales con prestigio, porque desarrollaron una personalidad y una voz autoral propias: no eran intercambiables".

"Más adelante -continúa-, con el desarrollo del cómic de autor, empezó a tener más preeminencia el autor completo, pero aparecen también figuras como Alan Moore o Harvey Pekar, y en España Felipe Hernández Cava o el propio Sánchez Abulí..."
Días de Cine.  Allan Moore, el genio del cómic

Los mencionados son algunos de los que contribuyeron al reconocimiento de la importancia de un buen guión en los cómics. Pero no son los únicos: "Podríamos sumar a muchos más, como Alejandro Jodorowsky, Neil Gaiman... Pero es importante subrayar que el guión no es algo separado del dibujo, de modo que no creo que haya guionistas que se fijen solo en el trabajo de otros guionistas... sus influencias, más

bien, serán cómics completos, obras completas donde guión y dibujo formen un todo. De modo que creo que un guionista de cómic influyente más bien hace avanzar el medio en su conjunto, no tanto la escritura de guiones como algo aislado. Aunque, por otro lado, también es evidente que la aparición de guionistas importantes que más allá de escribir guiones a destajo para editoriales, desarrollen una obra personal ha ayudado a los que han venido detrás".

"El cómic español vive un gran momento"

En cuanto al nivel actual de los guionistas españoles: "Bueno, pasa un poco lo mismo que en la anterior pregunta -asegura Vilches-, no puedo responder sobre los guionistas de forma aislada. Un buen guionista es el que sabe trabajar con un dibujante para hacer una buena obra, que es lo que recibimos los lectores. Dicho eso, creo que en España, como en todo el mundo, en el contexto de la novela gráfica, lo que prima es el autor completo, que realiza todo el trabajo. Lo cual no significa que no haya excelentes profesionales, por supuesto, y por eso creímos que este libro tenía sentido y era necesario".

"Mucha gente -continúa el autor-, incluso aficionados al cómic, aún no tienen claro cuál es la función de un guionista en la elaboración de un cómic. Es algo en lo que, de hecho, están de acuerdo todos los entrevistados. En general, por dar una respuesta concisa, creo que vivimos un momento creativo excelente en el cómic español, y eso incluye a los guionistas".

En cuanto a sus proyectos, gerardo asegura que tiene: "Muchos, demasiados... Pero a medio plazo, terminar mi tesis doctoral sobre revistas satíricas de la transición. Y a corto, lanzar el sexto número de CuCo, Cuadernos de cómic, la revista que dirijo junto a Octavio Beares. Luego, ya se verá: tengo muchas ideas, me apetece mucho seguir escribiendo e investigando sobre el cómic".
El guión original y su traslación al cómic

¡No dejes pasar esta oportunidad!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual