12 may. 2016

Descubre cómo adapta Estados Unidos formatos y guiones que compra al extranjero

Mansha Daswani

Escasamente pasa una semana en Estados Unidos sin que surjan noticias sobre alguna compañía americana que esté opcionando, realizando un piloto o encargando serializar un programa basado en un exitoso drama internacional. Entre otras, se destaca la noticia que AMC (que emite Humans, una nueva versión del éxito escandinavo Real Humans) está trabajando en Broke, inspirada en la serie danesa Bankerot. Por su parte, NBC lanzó Game of Silence, marcando la primera vez que una serie con guión turca (Suskunlar de Global Agency) se haya adaptado en Estados Unidos.

Por cierto que esto no es un nuevo acontecimiento. Desde hace mucho tiempo las plataformas americanas han estado realizando nuevas versiones de exitosas series extranjeras (en 1977, Man About the House del Reino Unido inspiró Three’s Company). Han habido muchos éxitos desde entonces y también varios fracasos. Pero la creciente actividad en Norteamérica corresponde al auge en el género de formatos con guión alrededor del mundo. No es coincidencia que llega al mismo tiempo cuando el negocio del drama en general está alcanzando nuevos hitos a nivel mundial.

LLEGÓ LA BONANZA

Polka“En este momento en el mercado internacional y en territorios locales, el talento de escritores vale oro”, comenta Sarah Doole, directora de drama global de FremantleMedia. “El mejor talento de escritores es un recurso muy escaso en la televisión actualmente. Es posible que estés en un territorio donde no exista el mejor talento local o quizás estés en otro lugar donde no es posible acceder a los talentos porque están muy ocupados”.

Tomar un guión existente y adaptarlo para tu territorio “agiliza tu proceso de desarrollo”, señala Doole. “Significa que probablemente tendrás un show al aire en seis meses en lugar de tres años”.

En Keshet International, Keren Shahar, directora general de distribución, destaca que una mirada a los resultados de fin de año de 2015 muestra un aumento distintivo en ingresos provenientes de formatos con guión.

“Adaptar un formato de drama te da esencialmente las mismas ventajas que un formato sin guión: Te ahorra tiempo de realización e inversión en el desarrollo”, dice la ejecutiva. “Ya conoces los personajes, tienes los guiones y sabes cómo se va a ver la serie, así es que el tiempo que tienes para comercializar es más corto”.

¿ADAPTAR O NO ADAPTAR?

Nicola Söderlund, socia gerencial de Eccho Rights, dice que la compañía ha realizado 12 acuerdos de licencias y ocho opciones en sus formatos con guión en los últimos 24 meses. “El drama ha tenido un auge en el último año”, comenta la ejecutiva. “Se requiere de tiempo para desarrollar un buen guión. La comunidad de producción sencillamente no tiene el tiempo para hacer eso. Es mucho más fácil comenzar con una serie que funciona, que se haya realizado con calidad y donde el desarrollo de los personajes haya sido bueno. Se ahorra mucho tiempo y esfuerzo con eso. Además, lo más difícil para un escritor es encontrar una premisa original, algo que refleje una gran historia”.

Además de ahorrar tiempo de realización, los formatos también le pueden dar a las televisoras tranquilidad en el competitivo mercado de contenido con guión. “Puedes decirle a una televisora que esto funcionó bien en Inglaterra, Australia, Alemania o donde sea”, explica Doole de FremantleMedia. “Se le quita un poco de riesgo a la televisora local”.

Twentieth Century Fox Television Distribution está capitalizando el éxito global de sus marcas de comedia y drama americanos, entre ellos, Modern Family, Prison Break y How I Met Your Mother, para impulsar su negocio de formatos con guión. Esos programas, dice Erika Saito, VP de ventas, “tienen muchos guiones, el mundo los conoce, tienen temas universales centrales y las compañías de producción local y televisoras están muy familiarizadas con las marcas. Conciben los beneficios de tener una versión local en sus canales”.

Algunas adaptaciones que han tenido éxito para Fox incluyen 24, que tendrá una segunda temporada en India, con la estrella Anil Kapoor interpretando el rol popularizado por Kiefer Sutherland, y The Oaks, adaptado en Francia bajo el título Le secret d’Elise para TF1.

Es cierto que no todos los dramas o comedias tienen el potencial de ser formato. “La gente cree que si tiene el guión tiene el formato”, señala Alex Lagomarsino, CEO y socio de MediaBiz, que representa escritores, directores y productores en Latinoamérica. “¡No! Una cosa es tener el guión, otra cosa es tener el formato. Un formato es algo que puedes duplicar. Es algo donde puedes cambiar a los actores, pero las temáticas son universales”.

Los principios universales en la comedia romántica argentina Ciega a citas están impulsando el valor de los formatos en Dori Media Group, dice Revital Basel, VP de ventas de la compañía. Ciega a citas se ha producido en Chile, España, Rusia, Polonia, Alemania y China. “El mundo de Ciega a citas gira en torno a las citas, lo cual es global y siempre es relevante en todas partes. Es un Bridget Jones moderno en el mundo televisivo”.

A Dori Media también le fue bien con el formato In Treatment, con versiones en 18 mercados. Basel comenta que el show, que se enfoca en un terapeuta y sus pacientes, “es el formato con guión israelí más vendido de todos los tiempos”. Al hablar sobre las razones de su éxito, la ejecutiva comenta que, “puede suceder en Tel Aviv, Beijing, Nueva York, París o en cualquier lugar del mundo. Se adapta fácilmente en cualquier cultura, religión y mentalidad. Es rentable producirlo. La mayor parte del dinero se invierte en el talento, tanto en pantalla como fuera de ella. Se puede emitir diariamente o como un show semanal”.

CHOQUE CULTURAL

Aunque los formatos con guión facilitan la tarea de las televisoras en programar sus grillas, sí existe una serie de desafíos.

“Tienes que trabajar en la adaptación correcta y eso toma tiempo”, dice Lagomarsino de MediaBiz. “Mucha gente consigue el guión, cambia el nombre de John a Juan y cree que tiene [una adaptación]”. Lagomarsino ha participado en varias adaptaciones exitosas, incluyendo Desperate Housewives en América latina y el formato de Mujeres asesinas en varios territorios, incluyendo Italia. Sin embargo, la versión en Estados Unidos, Killer Women, pese a sus credenciales de alto perfil delante y detrás de cámaras, fue cancelada después de sólo una temporada en ABC.

“Metieron [a un personaje que fue] un agente de los Texas Rangers”, comenta Lagomarsino. “Nadie había hecho eso en las versiones latinoamericanas. Creyeron que esa era la mejor decisión. En mi opinión, el error que cometieron fue que no entendían que [mantener] la forma de narrar la historia y los perfiles de los personajes eran clave en todas las regiones [donde funcionó]”.

CALIBRACIÓN CREATIVA

Para Shahar de Keshet, cuyo portafolio de drama con guión incluye Prisoners of War, The Gordin Cell y The A Word, “el gran reto de los formatos es balancear el ADN de la creación original con la voz del escritor local. Ese escritor ha sido escogido porque es el mejor socio y naturalmente tendrá su propio estilo y habilidad, y podrá ver el concepto desde una perspectiva diferente. Desde mi experiencia, diría que esto es el reto más grande en las adaptaciones con guión, pero es parte del proceso hacer que una nueva versión parezca una serie original del país donde se realiza”.

Söderlund de Eccho Rights, que ha tenido éxito en adaptar sus dramas turcos Ezel y The End, coincide con la opinión de Shahar. “El mayor desafío para nosotros es lograr un equilibrio donde los productores encuentren su propia historia sin cambiarla demasiado [y] que pierda los mecanismos básicos que la hacen funcionar. Mientras conserves los elementos básicos, que serían los personajes y sus desarrollos en la historia, los argumentos y cómo funcionan, y cómo se construye una escena para impulsar la historia, entonces puedes modificar los elementos superficiales: La cultura, los lugares y los ambientes. Pero es necesario mantener las líneas básicas de la historia intactas. Si los productores cambian mucho el formato, pierde su identidad”.

Determinar qué tanta libertad darle a un productor local “varía de formato a formato, de creador a creador”, explica Basel de Dori Media. “Por ejemplo, la fórmula de In Treatment es muy estricta y las modificaciones locales son menores. Otros formatos tienen más opciones para las adaptaciones locales. Ciega a citas, por ejemplo, adaptada en Chile, es diferente al formato argentino original. El equipo de producción local no se quería enfocar en el mundo de citas convencional, pero más en la segunda oportunidad que tienen las personas tras años sin salir en una cita. La historia fue cambiada para narrar la vida de una mujer que se separa de su esposo luego de muchos años y necesita comenzar a tener citas nuevamente. Se conservan los mismos elementos, pero la historia se narra desde un ángulo diferente”.

Con algunos formatos con guión, el mayor obstáculo es tratar de resolver cómo reproducir un show cuando el original tiene un presupuesto hollywoodense significativo. Tal es el caso de Bones, recientemente adaptado en Rusia. “Lo produjeron por una fracción del presupuesto americano”, dice Saito de Twentieth Century Fox Television Distribution. “El mayor reto que tenemos para vender Bones es el costo. Las producciones internacionales normalmente no tienen los mismos presupuestos que tenemos [en Estados Unidos]. Nos gustaría ver a Bones en otros territorios, pero tenemos que resolver cómo hacerlo más rentable para nuestros clientes”.

Al hablar de los desafíos que presentan las adaptaciones, Doole de FremantleMedia hace una diferencia entre las nuevas versiones y las reversiones. En el caso de las nuevas versiones, “se toma la premisa original y se utilizan los guiones originales”, tal como se hizo con el drama australiano Wentworth, el cual se ha adaptado en Holanda y Alemania. “Utilizaron los planos de escenario originales, los diseños de vestuario originales y todo el proceso de cómo se realizó el programa. Aprendieron lo que hicieron en Australia y eso los ayudó a realizar el show rápidamente”.

Según Doole, uno de los inconvenientes clave es que la producción holandesa alcanzó al original australiano en cuanto a la adaptación de los guiones existentes. “Así es que tenemos que asegurar que estén sincronizados. ¡Holanda no se puede adelantar a Australia, para que entiendas a lo que me refiero!

SENSATEZ HUMANA

Web Therapy, otro formato con guión destacado de FremantleMedia, cae en la categoría de reversión para Doole. “Estás tomando la premisa original, luego, probablemente asignas otro escritor, llevando el concepto en una dirección diferente, cambiándolo y revisándolo para un mercado en particular”.

Web Therapy, originalmente protagonizado por Lisa Kudrow y emitido por Showtime, tiene una versión para Movistar Plus en España con Eva Hache. “Depende de una comediante popular como protagonista, así es que es personalizado en cada territorio para que encaje de cómo es la comediante y su personalidad”, explica Doole.

Las comedias generalmente son más difíciles de adaptar. “El humor es culturalmente delicado”, comenta Söderlund de Eccho Rights.

Keshet ha logrado una trayectoria comprobada con los formatos de comedia con guión, entre ellos Traffic Light, adaptado para Estados Unidos, Rusia y China; Your Family or Mine, producido en Estados Unidos, Grecia y Ucrania; y Loaded, encargado como serie por Channel 4 y en producción para Televisa en México.

“El problema con la comedia es que si te sale mal, todo queda completamente mal. Hay menos espacio para encontrar un punto común”, dice Shahar de Keshet.

Söderlund de Eccho Rights comenta que la clave está en “transferir todo el conocimiento detrás del formato al productor”, con el fin de asegurar una adaptación exitosa y sin problemas.

Saito de Fox también señala la importancia de conocer las habilidades de la productora y televisora involucradas en la nueva versión. “Algunas de las productoras tienen mucha experiencia en lo que hacen. Tienen una visión muy clara de cómo quieren producir un show. En ese momento, nuestro trabajo es leer los guiones y asegurar que conserven la marca, y luego permitir que hagan lo que mejor saben hacer. En otras ocasiones, necesitan un poco de ayuda, lo cual puede ser algo tan pequeño como recortar los costos del presupuesto o tan grande como establecer una sala de redacción. Si es necesario, podemos enviar consultores para que ayuden a facilitar las necesidades específicas de nuestros clientes”.

FORMATO EN LATA

Basel de Dori Media comenta que el nivel de asistencia varía de formato a formato, pero el objetivo es ofrecerle a los clientes lo que ella llama “un paquete de valor total”, lo cual puede ser apoyo de mercadeo, apps y más.

Una adaptación bien ejecutada puede generar nuevos elementos que se incorporan al paquete del formato, señala Doole de FremantleMedia. La ejecutiva usa como ejemplo la versión española de Web Therapy. “Una de las principales celebridades que querían para el show estaba enferma y estaba en tratamiento. El actor no podía llegar al set. Los productores pusieron el set en una camioneta y lo llevaron al lugar donde estaba el actor. Ahora vamos a incorporar esto en nuestra biblia para otros territorios”.

Doole también es optimista de Web Therapy en España porque el show ahora se puede vender como lata en América latina. De la misma forma, la edición alemana de Wentworth se puede vender en Europa. “Hemos vendido la versión australiana a 141 territorios”, explica Doole. “La programación australiana no cuenta como contenido europeo. La Unión Europea (UE) tiene reglas bastante estrictas sobre la cantidad de contenido que llega de países que no forman parte de la UE. Nuestra versión alemana sí cuenta como contenido de la UE porque se realiza en la UE por productores de la UE. Si la vendemos en Europa se va a doblar de todas maneras, así es que no importa cuál sea el idioma original. Tenemos en cuenta todos los elementos de valor y no nos gustaría que uno de nuestros formatos llegue a un productor en otro territorio donde no podamos tener los derechos de distribución. Eso siempre lo tenemos en cuenta para asegurar que estemos vendiendo o manejando las ventanas de todas las latas alrededor del mundo”.

Doole está particularmente entusiasmada sobre el contenido con guión en Turquía porque “el drama turco es muy exportable”.

POTENCIAL DE EXPORTACIÓN

Shahar de Keshet ha visto de primera mano cómo una adaptación exitosa puede impulsar el valor de la versión original de un show. Tal es el caso de Prisoners of War, el cual inspiró la realización de Homeland en Showtime en Estados Unidos y se adapta en Corea e India, entre otros territorios. “Vendimos la versión israelí en 15 territorios”, dice Shahar.

“Vemos el futuro de este negocio con la capacidad de no sólo crear estas producciones para territorios locales, sino también para llevar los activos y venderlos alrededor del mundo”, comenta Saito de Fox.

Söderlund de Eccho Rights cree que “tienes que encontrar un balance: ¿Es mejor vender el formato o la lata? Si vendes el formato quizás no puedas vender la lata y viceversa. En cada territorio tienes que evaluar cuál es mejor camino para crear la mayor cantidad de valor posible”.

¿Qué depara el futuro para los formatos con guión? Los distribuidores tienen una óptica positiva del segmento, con oportunidades que van desde Estados Unidos hasta China y cada lugar entremedio, especialmente dada la diversidad de las opciones de formatos con guión disponibles en el mercado.

“Algunos territorios que nunca pudieron producir el drama por los costos, ahora tienen la posibilidad de hacerlo”, dice Doole de FremantleMedia. “Ese es un modelo bastante interesante para nosotros. Hay que pensar en lo que el mercado necesita”.

Lo que sea que necesite el mercado, los distribuidores están listos para atender el llamado.
tvlatina.tv
¡No dejes pasar esta oportunidad!

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual