9 mar. 2016

Entrevista al genial guionista Jorge Guerricaechevarría

ROCÍO GARCÍA

Colaborador habitual de Álex de la Iglesia, el guionista Jorge Guerricaechevarría (Avilés, 1964) tiene en sus manos ahora un amplio y variado abanico de títulos. Es el autor de Cien años de perdón, el thriller dirigido por Daniel Calparsoro que se estrenó la pasada semana, además de estar detrás de la historia de El bar, el filme que rueda Álex de la Iglesia, con Carmen Machi, y prepara la nueva película de Daniel Monzón, una comedia titulada Cruzando el charco.

—¿Siguen siendo los guionistas los grandes olvidados del cine?

—Parte de nuestro cometido consiste en escondernos detrás de nuestros personajes, pero la industria atribuye a un solo nombre, el director, todo el trabajo que aglutina el esfuerzo de tanta gente como el que se necesita para sacar adelante una película.

—¿También en el exterior o es solo cosa de España?

—Sí, pero donde no se está produciendo es en las series de televisión en Estados Unidos. Este es el gran cambio. El fenómeno de las series está produciendo una nueva narrativa y también está haciendo bascular los vasos comunicantes de poder entre los distintos creadores, guionistas y directores.

—¿Qué le parece que en la gala de los Goya a los guionistas no se les permitiera hacer la alfombra roja?

—No tiene mucho sentido. Si la razón es la del espectáculo para el público, tampoco podrían hacer la alfombra roja los productores.

—¿Qué tiene el guion de literatura?

—Mucho, pero el guion tiene muchas restricciones. Nosotros utilizamos el diálogo y las acciones para expresar a los personajes, pero tenemos vetada nuestra propia expresión. No podemos contar al espectador lo que nosotros pensamos, es él el que tiene que sacar sus propias conclusiones. Eso es precisamente lo que a mí me gusta del cine como forma de expresión literaria.

—Qué papel han jugado en su oficio las lecturas?

—Mis lecturas me han hecho apreciar la forma de narrar de autores como Stevenson y otros que ponen por delante el argumento y la aventura más que la reflexión.

—¿Qué lecturas le atraen más?

—Me gustan cosas muy variadas. Me atrae la novela, el ensayo pero también el cómic. Me gusta mucho leer cosas a la vez. Ahora he compatibilizado y disfrutado de El reino, de Emmanuel Carrère, del cómic de Paco Roca La casa, de la biografía que escribió Max Aub sobre Buñuel y del último libro de Marcos Ordóñez, Juegos reunidos.

—Trabaja con directores muy diferentes. ¿Es fácil adaptarse a las personalidades de cada uno y a su manera de contar las cosas?

—Me resulta divertido cambiar de perspectiva y de enfoques, transformarme y adaptarme a las mejores cualidades de todos ellos. Supongo que si analizas todas las películas surgirán temas y motivos comunes que yo aporto. 
elpais.com
El Inquilino Guionista

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual