17 feb. 2016

Subastarán manuscritos y guiones de “El Padrino”

El archivo de 45 cajones de Mario Puzo, que incluye múltiples borradores con revisiones a mano tanto de la novela como del guion cinematográfico de “El Padrino”, será subastado el 18 de febrero por la casa RR Auction, con sede en Boston.
La colección abarca toda la carrera de Puzo, con manuscritos de sus primeros libros y sus últimos guiones, incluso su vieja máquina de escribir. Pero indudablemente el plato fuerte son las miles de páginas para “El Padrino”. Estas arrojan luz sobre el proceso creativo, incluyendo las vueltas entre Puzo y Francis Ford Coppola mientras colaboraban en el guion.
“Esta es una de las cosas más prolijas que haya visto en mi trabajo”, dijo Tricia Eaton, directora de catálogos de especialidades de RR.

Los guiones incluyen algunos garabatos y pensamientos de Puzo en lo que el Instituto de Cine Estadounidense calificó como la segunda cita más famosa en la historia del cine, cuando Marlon Brando, como Don Vito Corleone, dice: “Voy a hacerle una oferta que no podrá rechazar”. (La cita más memorable del cine es “Sinceramente, cariño, me importa un bledo”, de “Lo que el viento se llevó”).

En un manuscrito, Puzo le hace un cambio a la línea “Él es un empresario. Le hare una oferta que no podrá rechazar”, tachando la frase “Él es un empresario” y agregando “Razonaré con él”.

En otro, Puzo intensifica la finalidad ominosa de la famosa línea tachando una parte del diálogo que venía inmediatamente después. “Parece que Puzo y Coppola simplificaron juntos gran parte del diálogo en el libro para la pantalla. El modo en que quedó en la película es más como de jerga mafiosa coloquial”, dijo Eaton.

Otra pieza fascinante de la colaboración es una carta de Puzo a Brando fechada en marzo de 1970. Puzo visualizó a Brando interpretando a Corleone en la cinta de 1972, pero esto por poco no ocurre. Al parecer, pensando que Brando estaba fuera del proyecto, Puzo escribió la carta expresando su decepción.

“Lamento que te hice perder el tiempo. Todavía pienso que era una buena idea. Y gracias por tomarte la molestia de llamar y hablar conmigo”, escribió Puzo.

El vicepresidente ejecutivo de RR, Robert Livingston, dijo que la casa espera vender la colección por al menos 400 mil dólares.

El archivo es ofrecido por los cinco hijos de Puzo. Anthony Puzo, quien era un adolescente cuando su padre estaba escribiendo “El Padrino”, dice que la colección está llena de recuerdos, pero que él y sus hermanos la están vendiendo para que sea cuidada de manera adecuada.

“A papá le gustava vivir la buena vida, aun cuando no podía pagarla, y a menudo tenía deudas. Siempre decía que todo estaría bien una vez que escribiera su bestseller”, dijo Anthony Puzo.

2 comentarios:

  1. hermoso, es simplemente hermoso oír las anécdotas que ese tesoro y los descendientes del grande Puzzo narran, vendería mi alma al diablo por esa maquina de escribir, y una rosquilla.

    ResponderEliminar

Top 5 noticias mensual