26 ene. 2016

Kim Longinotto: "Para mi no tiene sentido hacer un documental con un guión"

Jorge Cárdenas

Dreamcatcher es un documental que trata sobre la vida de Brenda Myers-Powell, una exprostituta que trabaja en una caridad que ayuda a mujeres a dejar esta vida. La cinta fue muy bien recibida por la crítica y ganó un premio a mejor dirección en su categoría en la edición del 2015 del Festival de Sundance. LaRepublica.pe conversó con su directora, Kim Longinotto, sobre su particular visión sobre el cine documental.

¿Que la inspiró a hacer esta película?

Me enteré de Brenda por el productor quien me pidió hacer la cinta y me mostró un clip de Brenda y me enamoré de ella instantáneamente.

La película habla sobre este lado de la industria sexual que no suele ser explorado... ¿crees que deberían haber más cintas sobre este tipo de temas?

Realmente creo que deberían haber más artículos, más libros, más películas sobre estos temas. No tenemos muchos filmes sobre lo que realmente pasa en las vidas de muchas personas o sobre temas que encontramos demasiado perturbadores. También creo que deberían haber más películas sobre gente que cambia. Brenda nos mostró que puedes convertir completamente tu vida y ser alguien diferente.

Hablando sobre cambios, no puedo dejar de mencionar que tú misma tuviste dificultades a través de tu vida así que me preguntaba si esto ha influenciado tu trabajo.

Creo que mucha gente que hace películas, o escribe novelas o son periodistas son gente que no siente que encaja en sus vidas y siempre estan buscando algo, buscan identificarse con otros y envolverse en una historia.

Tengo entendido que estudiaste en este colegio internado y que te prohibieron hablar con nadie, ¿es eso verdad?

Sí, eso fue por alrededor de tres años, creo...

¿Así que por tres años no hablaste con nadie?

Sí. Lo que pasa es que en estos internados es que si una profesora o una chica popular es abusiva con alguien, las otras chicas le siguen el juego. Lo perpetuan. Y eso fue lo que me pasó a mí. Les dijeron que no hablen conmigo por un periodo y al término de este yo ya no encajaba. No era realmente escuchada, era solitario y aislado.

Es curioso que menciones esto porque tanto de tu trabajo tiene que ver con escuchar al otro, dejar que tus personajes hablen.

Creo que eso es verdad. Uno de los resultados de estar en este internado es que no me gusta que la gente haga cosas o decirles que no las hagan, pero también hay una tradición en los documentales donde dices "no mires a la cámara, no me hables". Yo no hago eso. Si alguien habla conmigo estoy muy feliz de hacerlo. No quiero pretender que no estoy ahí.

Prefieres escuchar.

Lo que todas las películas esperan es que la audiencia se ponga en las experiencias de otros. Por eso tampoco hago comentarios (narración) porque quiero que la gente se siente en la escena. Quiero que todo sea una experiencia tan transparente como sea posible.

¿Cómo es el proceso de hacer este tipo de cintas?

Cuando conocí a Brenda le dije que quería hacer la cinta y fui a conocer a las chicas en el colegio donde enseñaba. En la primera clase que filmamos, las chicas hablaron sobre su niñez, sobre las violaciones que sufrieron y nunca habían hablado con Brenda sobre eso y ella estaba impactada. Y hay un punto en contar estas cosas: ellas sabían que estaríamos escuchandolas y viendolas porque nunca habían sido escuchadas antes, nadie había creído en ellas o les había dado la oportunidad de hablar. Ellas fueron chicas inteligentes porque dijeron 'miren esta es la oportunidad de que nuestras voces sean escuchadas' y la tomaron con dignidad y valor.

¿Que es lo que más te preocupa cuando tomas estos temas tan difíciles y profundos?

Lo que me mantiene despierta en las noches es hacerle justicia a la historia. Otra preocupación es no tener un principio, un punto medio y un final. Así que en general lo que me preocupa más es no decepcionar a la gente.

¿Es difícil es filmar sin un guión?

Bueno, no quisiera hacer una película con guión y si hiciera ua sería una ficción. No tiene sentido, para mí, hacer un documental con un guión. Parece una contradicción. Y esa es la atracción de los documentales: que nunca sabes qué va a pasar después. Vas a una aventura.

¿Esperabas que tu película ganara por mejor edición en la categoría de documental en el Festival de Sundance del 2015?

No lo esperabamos. Estuve tan emocionada y complacida. Las películas ganan premios porque las audiencias se relacionan con la gente de la cinta. Lo que esos premios dicen es "amo a la gente de las películas" y eso es lo que quiero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual