4 oct. 2015

Crítica de “Carrière, 250 metros”, un viaje en los zapatos de Jean Claude

Documental que recorre lugares emblemáticos en la vida del renombrado escritor y actor México, 1 Oct (Notimex).- La genialidad del guionista Jean Claude Carrière y su vida intensa, rica y vivida de manera humilde y con gran curiosidad por la existencia y el mundo, se retrata en forma de una declaración de amor a sus hijas en el documental “Carrière, 250 metros”, que este viernes inicia un recorrido por un circuito cultural que incluye la Cineteca Nacional. Bajo la dirección de Natalia Gil y Juan Carlos Rulfo, esta película lleva al propio Jean Claude Carrière a recorrer los lugares que marcaron su vida, como México, Nueva York y la India, para recrear cartas de viaje que se convierten en testimonios de la calidad humana y artística del también actor, que el año pasado fue honrado con un Oscar honorario. “Lo que queda, más allá de su obra, que es impresionante por ser uno de los artistas más prolíficos de todos los tiempos, es la sencillez, este jamás olvidar la humanidad y el origen de la gente realmente y grande”, señaló en entrevista con Notimex, la cineasta Natalia Gil Torner. La también comunicóloga, lo describió como “esta manera de sorprenderse de las cosas, no creerse el tema de ser famoso y quedarse con los pies puestos en la vida y en el corazón, no en los espejismos en los que luego mucha gente cae cuando se mete en este mundo del cine”. Basado en las cartas que el propio Carrière escribió a sus hijas, el documental muestra la riqueza del tránsito por el planeta de un artista en todos los sentidos, con imágenes evocativas envueltas en un halo de nostalgia. “Él no quería unas memorias, porque eso supondría el final de su vida, él quería abrir el diapasón y que hubiera una explosión de posibilidades para que el público lector de las cartas y el espectador de la película tuviera muchas manera de vivir la vida”, destacó Juan Carlos Rulfo. “Lo fuerte fue recorrer con él los lugres de los que hablaba, pues siempre le ganaba la nostalgia, se le salían las lágrimas, y era como muy histriónico, porque también es un gran actor y tenía conciencia de que la cámara estaba ahí, pero no dejaba de estar presente el sentimiento de que tal vez era la última vez que visitaba esos lugares”, detalló el documentalista. Luego de su estreno en el Festival de San Sebastián en 2011, justo en el cumpleaños 80 del guionista, y tras su paso por distintos festivales, la cinta llega al circuito cultural con la intención de tocar al público, sobre todo a las nuevas generaciones. “Es sorprenderse con las pequeñas cosas de cada rincón, observar hacia adentro, imaginarte una historia de una persona que ves en la calle o una ventana que ves en un pueblito, y esa parte es muy importante para la gente joven”, expresó. Esta dinámica de la contemplación es muy importante y creo que se ha perdido, y hay que entender que no podemos perder éso, que la vida no se puede ver a través de una pantalla, que la vida tiene un ritmo natural y me encanta que la vea la gente joven y en el cine porque es realmente un viaje”, puntualizó Gil Torner. 

¿Cómo escribir guiones para público menor de edad?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual