21 sept. 2015

Reescritura guión destinada a aumentar presupuesto razón del retraso de Gambito

'Fan art' de Channing Tatum luciendo el traje tradicional de Gambito.

Luigi Benedicto Borges
En el ajedréz, el gambito es una jugada de apertura en la que se sacrifica una pieza (generalmente un peón) para conseguir una posición favorable al inicio de la partida. En el cine, Gambito es una película que se estrena el 7 de octubre de 2016 y que acaba de dejar caer a su director, Rupert Wyatt, conocido principalmente por su destacada labor en El origen del Planeta de los Simios. "Tenía muchas ganas de trabajar de trabajar con mi amigo Channing y con el equipo de la Fox, pero lamentablemente un retraso de las fechas de rodaje hace que me coincida con otro proyecto. Les agradezco mucho la oportunidad y se que Gambito será una película excelente (terrific en el original)", manifestó Wyatt para justificar su sacrificio.

Las fecha barajada para el comienzo del rodaje era el mes de noviembre de 2015. Pero recientemente el arranque se trasladó a febrero-marzo de 2016, por lo que la justificación del cineasta británico tiene un asidero real, aunque no lo suficientemente sólido como para acallar los rumores. Nada más saberse la noticia el pasado jueves, The Hollywood Reporter publicó las declaraciones de una fuente que apuntaba a detalles más sugerentes que los socorridos "problemas de agenda".

Según la garganta profunda hollywoodiense, una reescritura del guión destinada a aumentar el presupuesto del filme fue una de las principales razones. El libreto corre oficialmente a cargo de Josh Zetumer (autor del remake de Robocop) a partir de un borrador de Chris Claremont, el dios de los mutantes, el guionista que cogió una colección agonizante de la editorial Marvel y la convirtió en el cómic más vendido de los años 80, creando y redefiniendo todos los personajes del universo de los Hombres-X. Entre ellos, Gambito, del que Claremont comparte la paternidad junto al dibujante Jim Lee. Paradójicamente, lo que para los aficionados es una fuente de tranquilidad (la presencia de un gran conocedor del personaje en el proyecto), para la rumorología fue una de las causas provocaron que los directoresBennett Miler y Darren Aronofsky se alejaran del proyecto: ambos consideraban que el guión no estaba a la altura.
Primera aparición de Gambito en Uncanny X-Men #266, dibujado por Andy Kubert.

También es necesario señalar que la historia vital de Remy Etienne LeBeau, el nombre real de Gambito en las viñetas, está muy relacionada con las calles de Nueva Orleans. Y que buena parte del rodaje se iba a desarrollar en la ciudad más grande de Luisiana, por lo que las nuevas fechas de la producción colocaban al equipo en pleno Carnaval, con la fiesta del Mardi Gras a la cabeza. Otro quebradero de cabeza para Wyatt, al que tampoco le emocionaba tener apenas siete meses para llevar a buen puerto una superproducción.

Malas noticias para la Fox en el campo superheroico, pese a que los últimos anuncios iban encaminados a borrar el mal sabor de boca provocado por el batacazo de Cuatro Fantásticos. A finales de agosto se anunció que la ascendente Lea Seydoux, -chica Bond en la próxima película del superespía,Spectre- se incorporaba al reparto como Bella Donna Boudreaux, amor juvenil del protagonista que se convierte en su mayor rival al defender ambos gremios diferentes: él de Los Ladrones, ella el de Los Asesinos.

La noticia fue recibida por alborozo por los seguidores de un mutante que no ha gozado de excesiva suerte en el mercado de los cómics en los últimos años, pero que en los 90 gozó de una gran fama gracias a su inclusión en la mítica serie de animación de La Patrulla-X y su rocambolesca historia de amor con Pícara en los tebeos. Su última colección regular en solitario, en la que se intentó alejar al personaje de la franquicia mutante,apenas duró 17 números, finalizando en septiembre de 2013.
Taylor Kitsch interpretó al personaje en 'X-Men Orígenes: Lobezno'.

Pese a no jugar en la primera división de los superhéroes Marvel, ha bastado con que una estrella emergente como Channing Tatum insistiera en su amor por el personaje para que finalmente se encarrilara la producción. "Gambito fue el único superhéroes que realmente he seguido. Para mí era el más real: fuma, bebe, anda con mujeres, roba. Simplemente me parecía genial. Siempre me ha encantado. Y, obviamente, es cajún", explicaba el actor a la revista GQ. Años antes, en 2006, había hecho audiciones para interpretrar al personaje en X-Men: la decisión final, aunque finalmente el personaje se caía del guión a última hora. Si aparecería en la novelización de la película, obra de, cómo no, Chris Claremont. El personaje volvería a ser incluido en X-Men Orígenes: Lobezno, pero entonces Tatum estaba ocupado con GiJoe y el papel recayó en Taylor Kitsch, de nuevo en primer plano al ser uno de los protagonistas de la segunda temporada de True Detective.

Pero estábamos en la historia de un actor que pasaba de ser un secundario que no tenía hueco en una película coral a un actor de los que llenan salas de cine, algo que no pasó desapercibido a la productora Lauren Shuler Donner, que no es precisamente una mujer que sea conocida en la Meca del Cine por ser la mujer de director Richard Donner. Su reputación responde a haber levantado la franquicia mutante en el cine desde la primera piedra, recaudando más de 4.000 millones de dólares con todas sus producciones.

Por eso cuando a principios de 2014 Shuler Donner afirmó que se "moría" por "hacer una película de Gámbito con Channing Tatum" nadie dudaba que esta vería la luz más tarde o más temprano. "Él está de acuerdo, y voy a intentar que el estudio lo esté. ¿Quién podría resistirse a Channing? Es un encanto", apostillaba para despejar aún más las dudas. Eso sí, mientras alababa al protagonista de Magic Mike y su secuela, Shuler Donner dejó caer que la producción "no tenía por qué ser una gran película". Lo de que "Gambito es un ladrón de Nueva Orleans y se trataría de una historia completamente distinta" parece que ha mutado sensiblemente con el tiempo y la inyección de capital. ¿Tendrá algo que ver que entre los productores figure también Simon Kinberg?
Lauren Shuler Donner, productora de todas las películas de los mutantes.

Duramente criticado por su intervención en la evolución de Cuatro Fantásticos, el también guionista ha roto su retiro para anunciar que entre los proyectos futuros de la Fox puede estar el de unir a Gambito con otra película que, esta sí, va viento en popa. Se trata de Masacre, el mercenario bocazas que llegará a los cines a principios de 2016.

"Existirán en un mundo que tendrá en cuenta lo que pasó desde X-Men: Días el futuro pasado hacia adelante, aunque eso no significa que siempre interaccionen con esos personajes, pero todos tienen que existir bajo las mismas reglas", comentaba a MTV News. Es más, ante las dudas de que sea otro crossover fallido, como el que se insinuó que habría entre la Primera Familia marvelita y los mutantes, Kinberg manifestó que esta hará todo lo posible para que el cruce se haga realidad. "Lo tengo tatuado en mi cerebro. Tenemos las ideas claras de hacia dónde queremos llevarlos, o por lo menos en mi mente veo cómo podríamos empezar a cruzar los caminos teniendo en cuenta que todo lo que hemos creado hasta ahora se convierte en canon".

¿Y Taylor Kistch, el primer intérprete del personaje en cine? Quizá tuvo alguna esperanza de recuperarlo tras saberse a finales de julio que Tatum estaba a punto de caerse del proyecto, pero finalmente la cosa quedó en nada. Es más, se decía que la causa de las desavenencias era que el musculado intérprete quería ponerse a dirigir, así que ahora tiene la oportunidad perfecta. Pero Kitsch que ni se acerque... No hace falta más que ver lo que comentó el fornido actor al ser preguntado por ello. "Estuve hablando con Taylor Kistsch sobre heredar su papel. Me siento mal, porque me gusta mucho como actor y cómo hizo el papel, pero ya sabes, hay cosas que de verdad te encantaría hacer y ver".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual