10 sept. 2015

Paz Alicia Garciadiego: el oficio de contar historias

Autor: Jonathan Saldaña
La Función exclusiva en línea para México de “La calle de la amargura” a través de www.filminlatino.mx este jueves 10 de septiembre, es el pretexto ideal para platicar con la escritora Paz Alicia García Diego, guionista de la reciente película de Arturo Ripstein, para la cual una nota que llenó los encabezados de la prensa roja de México en 2009 es el punto de partida.

A la par de que la Muestra de Venecia le brinda un homenaje a Arturo Ripstein y realiza la premier mundial de La calle de la amargura, Garciadiego responde a FilminLatino algunas preguntas respecto a su labor, su relación con Ripstein -como ella llama al cineasta mexicano- y al papel oculto del escritor en el cine.

Un buen día, manejando por el tráfico del periférico de la Ciudad de México, Paz Alicia escuchaba una radio novela. Se dio cuenta que había una mejor forma de contarla y ella la tenía. “Yo podría hacerlo mejor. Tengo que ir a pedir trabajo a la radio” recuerda así el comienzo de una vocación por contar historias.

De esta forma comenzó una carrera como escritora para programas radiales y televisivos, todos ellos culturales. Este camino le permitirá conocer a Ripstein, su actual pareja de vida y mancuerna cinematográfica por más de 30 décadas.

Eran las épocas más grises del cine mexicano, comenta que muchos miembros del gremio del cine migraron a la televisión. La producción estaba en ceros. “Allí conocí a Ripstein. Lo conocí en un pasillo, le conté una historia no como proyecto para guión. Le gustó y me llamó para ofrecerme El imperio de la fortuna. Para mí fue un auténtico shock. Me aterré.”
Bastante justificado el temor de Garciadiego pues enfrentaría la travesía de adaptar al gran narrador mexicano Juan Rulfo. Pero Paz -permitámonos esta enunciación- sabe con quién está su lealtad al escribir para cine: la película misma. Por ello “tomo la idea, pongo el libro en lo más alto del librero y no lo vuelvo a consultar ni a leer”.

Acepta sin disculpas que prefiere escribir guiones originales que no están inspirados en nada. “Allí uno diseña la realidad a la altura de sus necesidades.” Pero a veces es necesario echar mano de la realidad, ahí los diarios de nota roja alberga una fuente importante y seductora para la escritora. Así ocurrió con La Calle de la amargura.

En este reciente filme de Risptein protagonizado por Patricia Reyes Spíndola, Nora Velázquez, Alejandro Suárez y Arcelia Ramírez, Garciadiego se dejó atrapar por las historias alternas a la noticia de la muerte accidental de dos luchadores enanos a manos de un par de prostitutas añosas.

Fueron los personajes femeninos los que despertaron su interés en este hecho al que la prensa sensacionalista dio amplia cobertura. “Viendo la noticia, me llamaron la atención las mujeres: las asesinas -esta putas viejas del centro, de allá por la Merced- y dije ¡pobres, ahora si no vamos a volver a oír hablar de ellas nunca!”
Paz Alicia Garciadiego, pone a prueba sus historias. Las cuenta a quien esté dispuesto a escucharlas. Puede ser el taxista, la señora del gimnasio o el propio Ripstein, con quien (para decepción de los morbosos) discute poco. “Afortunadamente tenemos gustos muy, muy similares” apunta mientras deja salir de su rostro una risa de apariencia traviesa.

Aunque a veces se da escapadas a la literatura como el cuento publicado recientemente en El País Semanal, Amor de madre, la convicción de Paz Alicia es contar historias y el cine es el vehículo natural para hacerlo.
Fe de erratas: 
Donde pone "guionoinista", 
por obvias razones debe poner guionista.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual