4 ago. 2015

Cómic con guión histórico gana en 3 días 4500€ para su realización

EDUARDO M. ESPALLARGAS
El guionista salmantino Ángel Miranda y el dibujante Juan Aguilera Galán han logrado en tres días 4500 euros por financiación colectiva para dar luz a un cómic que rescata un épico episodio de la historia de la Armada Española protagonizado por el hidalgo castellano Juan Pablo de Carrión La realidad supera a la ficción. Frase por todos conocida y que nunca dejará de ser cierta. La Historia es una fuente constante no solo de estudio, sino también de inspiración. Por esta razón guionistas y escritores buscan en los anales de los tiempos para encontrar material jugoso. Y la Historia se lo da. Imaginen por un momento la escena: siglo XVI.

El clima tropical de las islas Filipinas no es excusa para los tercios españoles que están a punto de enfrentarse a un ejército de temibles piratas japoneses. Acero toledano contra afiladas katanas. Sí, ocurrió, concretamente el año 1582. Dicho enfrentamiento se conoce como La batalla de Cagayán. Al frente de las tropas españolas se encontraba el hidalgo, capitán de la Armada Juan Pablo de Carrión. Y Ángel Miranda es el guionista salmantino que ha rescatado este épico episodio para trasladarlo al mundo de las viñetas.

El cómic

El resultado es ‘Espadas del fin del mundo’, un cómic a color que cuenta con el guion de Miranda y el dibujo del barcelonés Juan Aguilera Galán. «Siempre me ha interesado mucho la historia de nuestros héroes olvidados y sus grandes hazañas. A la vez soy un gran aficionado al cómic y a la cultura japonesa. Cuando descubrí la historia de los combates de Cagayán, no me podía creer que fuera real y que no se hubiera utilizado en ninguna ficción todavía. Cuando indagué en los hechos y en nuestro protagonista, el misterioso Capitán Juan Pablo de Carrión... ya no hubo marcha atrás», asegura el guionista. El mar es el principal inspirador de este cómic. El interés del autor por los navegantes del pasado le llevó a embarcarse durante tres meses en ‘El Galeón Andalucía’, una reproducción de un galeón español del siglo XVII que recorre los mares patrocinado por la Fundación Nao Victoria. Allí fue poco a poco concibiendo el germen de ‘Espadas del Fin del Mundo’ y empapándose de la vida de Juan Pablo de Carrión. Pero además de su ambientación histórica, el volumen trata de evocar la complicada misión que recibió el capitán, quien debió convencer a sus apenas 40 hombres para expulsar a toda una horda de 600 piratas japoneses que estaba haciendo estragos entre los pobladores de Luzón. Atrincherados, y tras numerosos espadazos y sangre vertida, la batalla se saldó con victoria española.

La adaptación de un hecho histórico de este calibre presenta «ventajas e inconvenientes» asegura Miranda. «Por una parte tienes que ser fiel a los hechos reales. También tienes por delante una laboriosa tarea de lectura y documentación antes de ponerte a escribir siquiera la primera frase. Por contra, bebes de una ambientación única y realista, de personajes de carne y hueso, de gran veracidad, porque aquello realmente sucedió», algo que trata de plasmar Galán a través de su lápiz.

Guionista y dibujante lo tuvieron claro desde el principio. «A pesar de que estábamos convencidos de las virtudes de nuestra propuesta, hoy en día es duro llamar a la puerta de las editoriales debido a las circunstancias del mercado. Como confiábamos en el proyecto pensamos... ¿por qué no acudir directamente al público? Tenemos algo bueno que ofrecerle... demostrémoslo». Así, abrieron una campaña de financiación colectiva en la plataforma online Verkami, centrada en proyectos culturales. 

El objetivo era recaudar 4.500 euros a lo largo del mes de julio para producir y distribuir el proyecto. La campaña fue todo un éxito, y en tres días alcanzaron ese objetivo. Ahora, a falta de 10 para el cierre de campaña, han recaudado cerca de 13.000, casi tres veces el objetivo original. Con respecto al éxito cosechado, creen que es una mezcla entre tener «una historia muy atractiva» y una labor de comunicación bien realizada: «hemos sabido dar con el público objetivo».

El periodo de recaudación sigue abierto para todos aquellos que quieran aportar con el fin de mejorar la edición y permitir a los autores ofrecer nuevos regalos a sus colaboradores. Los mecenas obtienen diferentes recompensas además de recibir el cómic en su casa; desde láminas y portadas originales a poner su cara a uno de los soldados que lucharon por liberar Filipinas y formar parte así de ‘Espadas del fin del mundo’.

El volumen verá la luz a principios del año que viene y Miranda lo afronta con optimismo, pues «el cómic europeo sigue gozando de buena salud gracias a que ahora existen mayor número de aficionados y el medio se ha normalizado y dignificado», lo cual allana el camino para obras de este tipo que es «una batalla contra lo desconocido, un viaje por tierras lejanas y por nuestra historia. Un homenaje a los grandes aventureros y a los hombres sin miedo».

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual