31 jul. 2015

La Sogem, recorta profesores pero estrena nuevo edificio

Carlos Paul

De la antigua Escuela de Escritores dependiente de la Sociedad General de Escritores de México (Sogem) nada quedó luego de la reconstrucción de la vieja casona donde se impartían clases, comentó el lunes Lorena Salazar Machain, presidenta de esa institución, en la inauguración del nuevo edificio.

El costo fue de 17 millones de pesos y más de un año de trabajos, explicó Salazar Machain. Los arquitectos señalaron que en lugar de una remodelación había la necesidad de construir un nuevo inmueble, porque la casa no tenía cimentación.

Se quiso hacerla más moderna, añadió la funcionaria, para atraer más a los jóvenes y que se sientan a gusto en el recinto. Ahora se encuentra con más luz, ventilación y es cómoda.

Las materias que se impartirán seguirán siendo las mismas: cine, teatro, radio, televisión y literatura. Tiene capacidad para 200 alumnos y se proyecta abrir un turno matutino si se reúne la cantidad necesaria. Asimismo, se tiene un aula un poco más amplia que las demás, donde se pueden hacer pequeñas representaciones y proyecctar películas. Se impartirán talleres independientes para personas de más de 50 años.

En la actualidad la plantilla docente la integran 32 maestros, en su mayoría ex alumnos, y reconocidos escritores, como Gerardo de la Torre.

La inversión en el nuevo inmueble se cubrió con la regalías de las obras de la escritora Caridad Bravo Adams y los fondos que se obtenga de la escuela regresarán a la Sogem para la seguridad social de los autores.

Cualquier competencia es buena, expresó Salazar Machain, en referencia a la Escuela Mexicana de Escritores, la cual se formó luego de algunos conflictos en la Escuela de Escritores de la Sogem, hace cuatro años.

En abril de 2011, en carta abierta a la sociedad, se anunció la salida de 21 de los 32 profesores que entonces formaban la plantilla académica, así como buen número de alumnos, con el argumento de que la Escuela de Escritores de la Sogem atraviesa por el momento más sombrío de su larga historia, tras un cuarto de siglo de formar a muchos de los mejores hombres y mujeres de letras del México contemporáneo.

Ahora, con la reconstrucción, la apuesta es que sigan egresando buenos escritores de sus aulas, dijo la presidenta de la Sogem.

Señalamiento de Urtusástegui

En charla también con los medios, el dramaturgo y maestro Tomás Urtusástegui, quien impartió clases por más de 25 años y se retiró hace dos, señaló que las primeras generaciones de la Escuela de Escritores de la Sogem sí venían a aprender y ahora las nuevas lo que vienen es a presumir lecturas y retar al profesor y no quieren aprender. Siempre están con sus teléfonos móviles en lugar de atender la clase. Es un mundo que no me gusta.

A la reinauguración acudieron Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, así como otros funcionarios, quienes hicieron un recorrido por las nuevas instalaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual