7 jul. 2015

La serie que Bobby Moresco (Oscar por "Crash") ha showruneado en Suecia

LORENZO MEJINO
La globalización del mercado audiovisual está provocando movimientos inusitados hasta hace pocos años, como el caso que un guionista como el americano Bobby Moresco, ganador de un Oscar al mejor guión por “Crash”, conjuntamente con Paul Haggis, y que ha escrito en series televisivas tan interesantes como la propia “Crash”, “EZ Streets” o “ The Black Donnellys”, acabe creando, escribiendo y dirigiendo una serie negra para un modesto canal comercial sueco.

Si a eso le añadimos la presencia como protagonistas de un actor famoso como Dominic Monaghan, gracias a sus papeles en “ El señor de los anillos” y “Perdidos”, junto con un actor sueco tan solvente como Mikael Nyqvist ( Misión Imposible:Protocolo Fantasma, Millenium), el resultado a priori tenía visos de ser mas que interesante, en su intento de mezclar el “Nordic noir” con una serie de misterio USA.

Por desgracia, las expectativas no se han visto colmadas y el resultado final, vista completa la 1T ha sido en parte decepcionante, ya que a pesar de tener aspectos mas que interesantes, otros han sido unos verdaderos muermos que la han desequilibrado de la manera que vamos intentar explicarles en el presente articulo de nuestra serie remota del lunes.

Ficha: 100 Code 12+ episodios 45 min . Mar 2015 – Idioma: Sueco/ingles subtitulada en castellano. Cadena: Kanal 5(S)/Sky Deutschland(D)

La trama : Tommy Conley un detective de homicidios de Nueva York, se traslada a Estocolmo, tras descubrir que unos crímenes de unas mujeres asesinadas en la capital sueca, tienen muchas similitudes con unos asesinatos sin esclarecer que investigó en Nueva York.

Conley, un americano impulsivo y amante de los atajos alegales, es emparejado con un veterano inspector sueco Mikael Eklund, estricto y meticuloso en su trabajo, pero en horas bajas tras el reciente fallecimiento de su esposa, para comprobar si es cierta esa relación entre los crímenes a ambos lados del océano

Tras establecer el nexo empiezan a investigar los abyectos crímenes en un caso que se va complicando mucho mas de lo que parece a primera vista y que tiene muchas ramificaciones.

Basada en el libro “Merrick” del irlandés Ken Bruens, la trama se parece, parafraseando el titulo del articulo, a una partida de ajedrez, donde por un lado tenemos a la policía de Estocolmo con el refuerzo del policía neoyorquino, mientras que en el otro bando, tenemos a una serie de asesinatos sin relación aparente por el tablero de los alrededores de Estocolmo, con una cuenta de victimas que crece sin parar.

 

La serie se estructura en historias que abarcan dos episodios, dedicados cada uno a un asesino determinado, del que conocemos su modus operandi y somos testigos de la investigación y resolución del caso, lo que nos va a proporcionar pistas a la policía en su avance para intentar detener a la mano que mece la cuna de toda la operación..

En el trailer largo de la serie tienen un resumen visual de lo que les he acabado de comentar:
“100 Code” tiene un vigoroso inicio, con un primer caso que durante los dos primeros episodios nos mantiene en una gran tensión y que nos hacia prometer una gran serie, al centrarse en la trama principal y en los dos policías que iniciaban su relación con una enorme desconfianza mutua.

En este inicio destacan las magnificas localizaciones en Estocolmo y alrededores, que junto a la buena química de la pareja protagonista, con Nyqvist mucho mejor que Monaghan, que no se desprende de una expresión fija de manzanas agrias en toda la serie, pero que ambos consiguen que la trama central mantenga en todo el momento el interés del espectador, cuando están de forma conjunta en la pantalla.

  
Los problemas empiezan a partir del tercer episodio, con la introducción de unas tramas secundarias insulsas y sin apenas relación con el caso principal que provocan una enorme descompensación en la serie y el desespero empieza a hacer mella en el espectador, viendo como el metraje se malgasta en nimiedades que no llevan a ningún sitio.

La palma del despropósito, se la lleva la trama de Hanna, la hija de diecisiete años del policía sueco, con unas historias y unas decisiones tan cuestionables que hacen que otras adolescentes tan denostadas como la hija de Jack Bauer en “24”, o Dana de “Homeland” parezcan dignas de “Friday Night Lights”.

Encima en la comisaria, uno de los compañeros es un extraño cruce entre el graciosillo de turno y un excéntrico de cuidado, que se lleva por delante el tono de la serie en cuanto aparece en escena explicando cualquiera de sus gansadas,. Si por último le unimos los escarceos amorosos insustanciales de varios de los personajes de la serie, todo ello desconcierta y mucho al sufrido espectador al que obligan transitar por esas escenas de desierto creativo, con el octavo capitulo como mejor ejemplo del marasmo en que sume la serie.

La serie es una coproducción sueco-alemana y ha sido vendida en bastantes países, con un relativo éxito de audiencia, lo que le ha valido la renovación para una segunda temporada, que se empezará a rodar en Octubre de este año, donde deberán resolver la trama principal, que sigue inconclusa al final de los doce capítulos y con muchas incógnitas por resolver.

Para cerrar este apartado, nada mejor que mostrarles este vídeo con las impresiones del creador y los dos actores principales, donde explican sus opiniones y como llegaron al proyecto:
Epilogo:
La serie es recomendable para los que disfrutan con las series de asesinos rituales y sanguinarios, estilo “Mentes Criminales” y similares, ademas de para los acérrimos fans de “Perdidos”, que echen de menos al guitarrista Charlie, pero la irregularidad manifiesta de la misma a medida que avanzan los episodios, y la falta de un final cerrado al final de la 1T, me hace prevenirles sobre lo que se pueden encontrar, ya que para llevarse las decepciones ya está un servidor, y no es necesario que les pase a ustedes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual