26 mar. 2015

“Error” en el guión destruye la historia de La Sirenita 25 años después

Posiblemente hoy entiendas las historias de los clásicos de Disney de una forma muy distinta a como lo hacías en tu niñez. Pero, qué pasaría si el argumento de una de las películas se cayera por completo con una idea loca. 

Esto fue lo que pasó con La Sirenita, del año 1989, luego que Katle McGlynn, una editora del Huffington Post, se diera cuenta revisando los estados de Facebook de una incongruencia en la historia de la princesa colorina.

Una de sus amigas escribió que se había dado cuenta que la joven sirena podría haber sido parte del mundo humano mucho antes y sin necesidad de pasarlo tan mal. ¿Cómo? con la simple acción de escribir una nota.

La mujer, conocida como Mary Falls, puso en duda la lógica del guión con un punto muy importante:

“Bueno, me he visto a mí misma pensando que Ariel se podía haber librado de un montón de líos si hubiera aprendido a leer y escribir. Podía haber garabateado una explicación de su situación para el príncipe Eric del tipo: “Oye, tú, el de los ojos azules, he salvado tu vida y luego vas y te enamoras de mi voz, que podría recuperar si usaras tu amor para intentar arrancármela de la garganta a con un morreo”, pero en un lenguaje más bonito y de princesa. Y entonces ya estaría todo hecho y podrían sellar su amor. Pero luego he pensado que si era la hija de un rey, probablemente sabría leer y escribir. Y probablemente tendría la mejor educación que pudiera darse bajo el mar, especialmente al haberse convertido en una gran estrella de un espectáculo orquestal, donde no había espacio para perdedores. Y entonces pensé: “Vaya, seguramente no podrían escribir bajo el agua sin un bolígrafo especial, y tendrían que haber ido andando hasta una tienda donde los vendieran para conseguirlo… Pero, ¡mierda! Ariel había firmado un contrato con Úrsula”.

Y efectivamente la sirena sabe escribir, con muy buena caligrafía y no en un lenguaje marino extraño que el príncipe no entienda.

Mary Falls agrega: “Así que Ariel no sólo tiene una excelente educación, sino una caligrafía perfecta. Tengo que darle el beneficio de la duda y pensar que, bueno, quizá no quería explicarse del todo porque trataba de mostrar que estaba un poco pez en todo el asunto y llevar su juego un paso más allá. Aunque en realidad ella trata de explicarse en la playa vestida con un trozo de vela de barco y gesticula sin parar. Es terrible, pero Ariel podía haber acabado con todo el drama desde el minuto uno… y no quedar como una idiota”.
¿Listo para criticar esta teoría y quejarte por la calidad de los argumentos? Pues bien, la nota del Huffington Post cita a Tom Sito, un ex dibujante de Disney, quien aparece en los créditos de otro éxito del estudio, “La bella y la bestia”.

El artista cuenta que una vez que fueron a un colegio junto a otros dibujantes y una niña de diez años les preguntó: “Si la princesa no le podía contar al príncipe quien era, ¿por qué no lo escribió?“. Sorprendidos y un poco avergonzados respondieron con una sonrisa “siguiente pregunta”.

2 comentarios:

Top 5 noticias mensual