6 mar. 2015

El guionista Stefan Thunberg recrea la historia de sus hermanos atracadores

El guionista sueco Stefan Thunberg asegura que en algún momento deseó con todo su corazón formar parte de la famosa banda de atracadores que integraron sus hermanos a principios de los 90, una historia que recupera junto al periodista y escritor de novela negra Anders Roslund en "Nosotros contra el mundo".

Editada por Suma de Letras, "Nosotros contra el mundo", combina la trama policíaca con temas como el amor fraternal, la lealtad, la influencia de un padre violento y la culpa basándose en la historia protagonizada por los hermanos Sumonja (que después cambiaran sus apellidos) y otros dos amigos y a la que acabaría incorporándose el padre hasta ser detenidos a finales de 1993.

"Yo sabía todo lo que hacían a principios de los 90. Y yo quería pertenecer y apuntarme porque al principio lo que ves es la parte divertida y emocionante de robar bancos. Cuando los oía hablar de atracos, era como si te estuvieran contando una película que todavía no has ido a ver y que quieres ver. Yo quería pertenecer a muerte", asegura Thunberg, el segundo de los cuatro hermanos, en una entrevista con Efe en Madrid.

Aunque luego se lo pensó mejor y concluyó que eso no era para él. Pero rememora que era peor estar fuera porque sabía lo que hacían y que podían morir en algún momento.

Era el 16 de septiembre de 1991 cuando sus tres hermanos y dos de sus amigos de la infancia asaltaron un depósito del Ejército sueco y se apoderaron de más de 120 ametralladoras y casi 100 fusiles.

Todos ellos eran veinteañeros y no tenían experiencia pero el atraco fue impecable. El grupo llevó a cabo algunos de los robos más espectaculares de Suecia hasta que fueron detenidos y condenados a penas que oscilaron entre los 3 y los 14 años.

Junto al relato policíaco, Thunberg y el escritor de novela negra Anders Roslund intercalan el recuerdo de la infancia de estos hermanos, marcada por un padre violento que, a pesar del rechazo que les inspira, acabará formando parte del grupo de delincuentes.

"Encontramos lo que era el corazón de la historia y estuvimos muy de acuerdo en el enfoque", explican los autores a los que unieron otras coincidencias: Roslund tuvo también un padre violento y cubrió los atracos como periodista de televisión.

"He escrito varios libros, he estado en las listas de 'más vendidos' y nos han dado premios pero de alguna manera esta novela es la mejor porque para me ha dado la oportunidad de explorar otras cosas", asegura.

En opinión de Roslund se requieren tres ingredientes para convertirse en un atracador: que algo te cambie la brújula moral, como ocurre con el padre, que les educa para que usen la violencia como herramienta para conseguir lo quieren; que alguien diga "vamos a hacerlo", en este caso el hermano mayor que lidera el grupo y no empatizar con la persona "a la que se está apuntando con una pistola".

Thunberg, que se cambió de apellido, recuerda la detención de sus hermanos, que vio en televisión: era Nochebuena y los informativos hablaban del cerco policial a la banda: "Mi novia de entonces me dijo que apestaba y es que estaba sudando como un loco. Ella no sabía que era mi familia. Mientras mi mundo se desmoronaba, debía de pasar el día de Navidad con mis suegros".

Sus hermanos y su padre no participaron en el proyecto del libro, que será llevado al cine, pero al leerlo antes publicarlo, ya sabían que Thunberg tenía la "bendición" de su madre. Uno de sus hermanos le llamó y le dijo: "Te odio pero el puto libro éste es fantástico". Colgó y estuvo nueve meses sin hablarle. Ahora vuelven a retomar el contacto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual