21 mar. 2015

Desvelamos cómo se escribe House of Cards

Traducido por Gustavo Palacios
Laura Eason, guionista en House of Cards

Antes de empezar a escribir para televisión, tenía una idea muy mitificada de lo que podía ser. Me suelen preguntar cómo “trabaja” la TV, cómo se escribe para ella. Y eso era lo que yo más me preguntaba antes de empezar a trabajar en la serie de Netflix 'House of Cards'. Cada serie es única. Pero pienso que escuchar cómo funciona un proceso específico, yendo paso por paso a lo más esencial, puede ser de gran ayuda. Así que aquí les cuento cómo escribimos 'House of Cards'.
Un par de semanas antes de que el equipo se reúna, los seis guionistas contratados recibimos un email de parte de nuestro visionario showrunner Beau Willimon. Él nos da una visión de conjunto de las principales tramas en las que él ha estado pensando para la temporada y para nuestros personajes principales: Frank y Claire Underwood. Cada guionista recibe una lista “Para leer y mirar” que incluye libros, artículos, películas y documentales que ayudan a dar forma a sus propósitos o que se pueden relacionar con posibles tramas que todavía están por desarrollar. También miramos la temporada completa, los trece episodios, y tomamos notas muy específicas. Diseccionamos cada episodio, lo que nos gustó, lo que no, lo que funcionó y lo que no, y todo lo compartimos con el equipo en el primer día de reunión.
Ese primer día hablamos un par de horas sobre la temporada anterior. Beau y el resto del equipo tratamos de no ser permisivos con nada. El objetivo es elevar la calidad cada año y una manera de conseguirlo es ser brutalmente honestos sobre qué funcionó y qué no. Por la forma en que estructuramos nuestro plan de trabajo, la temporada “anterior” aún no ha sido emitida, con lo cual esperaremos a ver cómo responde el público. Pero nuestras opiniones sobre aciertos y fallos nos ayudan a tomar decisiones mientras vamos avanzando.
Luego de analizar la temporada anterior, miramos a una de las paredes de la habitación cubierta con una grilla vacía dibujada en dos enormes pizarras. En el lado izquierdo de la grilla están los nombres de nuestros personajes principales y las tramas principales para la nueva temporada. En la parte superior de la grilla están los números de los episodios, del 1 al 13. 
Durante las próximas cuatro semanas trabajaremos y llenaremos la grilla con información. Las tramas principales, los puntos de giro y los principales momentos para el desarrollo de los personajes están todos allí. Todo el mundo lanza ideas sobre todo: ideas para cada personaje y cada trama. Los guionistas no tienen asignado un personaje específico sobre el cual escribir. El equipo determinará también cuáles serán las secuencias clave de la temporada (una alarma de ántrax que provoca que se cierre la capital o una reconstrucción de una batalla durante la guerra civil son ejemplos de la Temporada Dos) y también posibles o ineludibles momentos para cada episodio (SPOILER ALERT como por ejemplo cuando Zoe es empujada debajo del metro). Así, durante siete u ocho horas al día, es una gran cantidad de ideas circulando, de escuchar y de rescatar aciertos de tus colegas. Puede llegar a ser un proceso tan increíble como interesante, especialmente si tienes la suerte de estar en esa habitación con escritores y pensadores tan talentosos como los que trabajan en 'House of Cards'.

Durante un mes, en conversaciones lideradas por Beau, imaginamos y reimaginamos la historia de la temporada, colocando datos en la grilla, borrándolos y cambiándolos por mejores ideas. Entretanto continuamos mirando, leyendo y explorando tanto como podemos con el fin de que nos ayude a mejorar el desarrollo de nuestra historia. A cada guionista se le asignan varios periódicos, revistas o blogs para leer a diario y traer historias de interés que puedan ayudar a iluminar nuevas ideas, tanto como leer algún libro importante (o dos, o tres) al mismo tiempo. También tenemos un fantástico consultor político y muchos expertos con los que hablamos (expertos en gobierno, en leyes, periodismo, relaciones internacionales como en muchos otros campos) y todos nos ayudan a dar forma y a verificar nuestra historia.

Luego de cuatro o cinco semanas, ya tenemos suficiente información para comenzar con la “Biblia de la temporada”. Esta biblia es una versión en prosa de la grilla, expandida y desarrollada un paso más allá en términos de especificidad. El equipo trabaja en conjunto, todos abordando diferentes partes asignadas por Beau quien también redacta partes clave del documento. Nuestra biblia de la temporada consiste en una declaración de objetivos para seguir (una guía de lo que queremos o necesitamos), una descripción de los arcos de evolución para cada uno de nuestros personajes principales y de todas las líneas narrativas de la temporada completa de 13 episodios y un desglose breve punto por punto de los desarrollos de situaciones, acciones y personajes clave para cada episodio.

Este documento nos lleva alrededor de dos semanas escribirlo. Suele rondar las cincuenta páginas. Es enviado a nuestros colaboradores (productores, ejecutivos, consultores, etc.). Beau escucha las respuestas y decide qué devoluciones son las que le resuenan más. Luego incorporamos esos cambios a la biblia y generamos un material nuevo y mejorado. Generalmente entre un tercio y la mitad de la primera biblia es descartado y rescrito. Este segundo borrador es el que se convertirá en nuestra referencia de para el trabajo durante el resto de la temporada.

Me tomaré un momento de digresión para remarcar que aún cuando la biblia ES un documento esencial, 'House of Cards' continúa evolucionando. Beau está abierto a incorporar sorpresas y mejores ideas durante el proceso de producción. Esto es verdad en pequeñas cosas, cambios de texto, cambios de locaciones, acciones replanteadas, pero también en grandes cosas. Por ejemplo, a veces un actor crea un personaje de manera tan vívida que los guionistas deciden expandir su participación en la temporada. Esto ocurrió con el caso de Corey Stoll que interpretó a Peter Russo en la Temporada Uno. Su presencia se suponía que no iba a tener un arco mayor que dos o tres episodios, pero a Beau le encantó su trabajo y encontró una manera de recuperarlo al punto que su rol se convirtió en esencial, como si se lo hubiera imaginado así desde un principio.

Una vez que la biblia está aprobada, comienza el desglose de los episodios por separado. Este proceso es muy común para muchas series dramáticas de una hora. Aquí es cuando le damos la espalda a la grilla y miramos la pared opuesta. Tiene cuatro pizarras de corcho vacías. Lo primero que hacemos es poner tarjetas de colores en ellas (diferentes colores para diferentes personajes o tramas) que componen un mapa de cada momento o escena clave de la historia dispuestos dentro de un episodio particular, tal y como fueron escaletados o descritos en la biblia.

Como grupo, en conversación liderada por Beau, lanzamos ideas para reforzar y darle dimensión a ese episodio. Escribimos nuevas tarjetas que reemplazarán a las antiguas a medida que el episodio toma forma. Verificamos el trabajo a medida que avanzamos, intentando hacer que la serie sea más inteligente, mejor, más sorpresiva. Para ese fin, rompemos un montón de tarjetas. Luego de una semana o semana y media, tenemos alrededor de 30 a 35 momentos clave o escenas que realmente nos gustan y hasta nos encantan.

Luego nos movemos a la fase de la “tarjeta blanca”. Aquí es cuando colocamos una tarjeta blanca con una descripción muy específica de lo que pasa en ese momento o escena. Cada tarjeta de color tendrá al menos una y a veces hasta tres tarjetas blancas colocadas debajo. El contenido de estas tarjetas es trabajado también por todo el grupo lanzando ideas. Finalmente es Beau quien decide a qué se le da luz verde.

Una vez que Beau ha aprobado las tarjetas y el episodio desglosado, los guionistas comenzamos a escribir una escaleta. En ‘House of Cards', los guionistas escribimos la escaleta de manera colectiva. A veces una persona lleva el hilo narrativo de una historia, a veces lleva un cierto número de tarjetas. Todos escribimos sobre el mismo documento. La escaleta es una versión en prosa del episodio que teníamos escrito en tarjetas, llevado al siguiente nivel de detalle. Los guionistas conciben las escenas de manera muy específica (y lanzan ideas durante el proceso que pueden o no terminar incluidas en la escaleta final). Una vez que la escaleta está terminada, todos los guionistas vamos sobre ella, realizando cambios en grupo hasta que conseguimos un documento en el que los seis sentimos que está listo para que Beau lo evalúe. 

Beau vuelve a trabajar sobre la escaleta hasta que alcanza su aprobación. Esa escaleta aprobada es entregada a un guionista que escribirá el borrador. Los guionistas tendrán dos semanas para completar un primer borrador. Luego de ello, se reunirán y tomarán notas de Beau y tendrán una semana para rescribir. Beau luego realiza un paso final que es revisar el guión antes de que pase a producción.

Una vez que la escaleta está terminada y el guionista se pone a trabajar en su episodio, el resto del equipo de escritores continúa y desglosa el siguiente episodio. Este proceso ocurre un total de 13 veces.

Hay mucho más para decir sobre la experiencia de generar este trabajo, la dinámica de un equipo de guionistas y el rol del escritor en la producción, pero yo espero que esta haya sido una interesante mirada detrás del telón de 'House of Cards'.

Laura Eason es escritora y editora de guión para la serie de Netflix, House of Cards.

Videoresumen del taller de guión impartido por Natassja Ybarra

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual