7 feb. 2015

La guionista poeta

Ivanna Décima Fassola es una excepción a la regla: totalmente ajena al campo literario salteño, se fue a Tucumán a estudiar cine. Realizó una especialización en guión y mientras aprendía esas estructuras que funcionan en las pantallas, escribía sus poemas. Los escribía para ella y para nadie más. Hasta que un día los mostró a un amigo, que compartía su pasión por la literatura. Como no había un espacio para publicar, armaron una revista, Literanos.

Por unos días estuvo en Salta, aprovechó para entrar en contacto con el movimiento literario local (estuvo en la presentación de la editorial Nudista) y habló con LA GACETA sobre cuál es el estado actual de la literatura en la vecina provincia.

¿Cómo surgió Literanos?

Tengo un amigo, Maximiliano Luna Morales estudia Comunicación Social, un día yo le paso lo que escribo y me dijo que iba a hacer una revista , con otros compañeros. Todos escribíamos. Nos juntamos ese día y hablamos sobre qué queríamos hacer y cómo.

- ¿Cuándo empezó?

- En febrero de 2013. Queríamos que se publicara cada dos meses; pero fue imposible. Sale cada seis meses. La primera fue impresa en casa. Hicimos una presentación chiquita en la plaza San Martín, de Tucumán. Fue súper improvisada, invitamos algunos amigos, una amiga llevó una mantita y una caja y entre todos nos ayudaron a que pudiéramos publicar la revista. Creo que a la gente le gustó la idea de hacer la revista por un sueño (Literanos es una revista donde el precio de la misma es un sueño). Y de ahí nos empezaron a llamar de algunas radios o profesoras de mis compañeras para que les mostremos el proyecto. Estaban interesados, más que nada porque veían gente joven y nueva en la literatura de allá. Así hicimos una segunda presentación, en un espacio prestado, en un bar. Invitamos más gente y contamos con el apoyo de esta profesora, que nos hico una entrevista por radio y fue a presentar la revista. Al día de hoy es la que más nos ayuda a difundir la revista. De ahí llamamos a otros chicos para que se sumen. Convocamos a otros escritores jóvenes, amateurs, que no publicaron nada, pero que se animan.

- ¿Por qué una persona que hizo una especialización en guión escribe poesía y no algo vinculado a la narrativa?

Más que nada empecé escribiendo poesía, que no mostraba. Creo que todos empezamos escribiendo como un desahogo. Y empecé un taller, que se llama Juguete Rabioso, de Tucumán y con el taller descrubrí que me gustaba más la poesía, creo que por la expresión de sentimientos, por un desahogo de sentimientos y también porque me resultaba más rápido. Me resultaba más fácil y rápido que armar una historia; aunque eso no quiere decir que haya dejado de escribir historias, es solo que no lo hago con tanta periodicidad.

¿Cuáles son las posibilidades de publicación en Tucumán?

Es poco, pero se está moviendo. La idea es encontrar un grupo porque solos es imposible. Se están armando pequeños grupos que arman sus textos y los publican. En el taller que estoy yendo vamos a hacer una antología. Porque por separado nadie tiene la oportunidad de publicar. Hicimos cafés literarios con buenas convocatorias.

¿Cuáles son los próximos proyectos del grupo?

Ganamos el fondo nacional para el FIL, que se va a hacer en julio. Queremos traer escritores nacionales e internacionales. Queremos hacer lazo con todo el norte.

Así escribe:

No salgas

A las cinco

A las ocho

No salgas

Cuando el asfalto derrite los pies

La música alta y la cerveza a la siesta,

Es de pobres

Cuando las luces se apagan

Y el vecino ronca,

Las motos chocan en los edificios

Y eso, es de pobres

No salgas Martita

Que el perro ladra a las piernas

Y la escoba se quiebra en la vereda

No salgas Esteban

Que son las nueve de la noche

Y el quiosco está entre rejas

A las once

A las siete

No salgas, me dicen

Que esta hora, es hora de pobres

----------------------------------------------------

Arroz quemado

Pablo, te dije que los platos no se lavan solos, están todos apilados en la pileta. ¿Cuántas veces tengo que repetirte que los laves después de comer?

Cuando apenas saliste te lo recordé, no podes olvidarte así de fácil.

No, no pienso mover ni un dedo, nos quedaremos sin platos o usaré los nuevos, los que nos regaló Carmen para la fiesta.

Y eso que compramos el detergente que limpia fácil, ese de la propaganda, que rinde por cuatro. ¿Lo probaste? para mí es lo mismo porque el arroz quemado no salió y no sale con nada, tiene varios días de remojo y sigue todo negro.

¿Por qué no compras Cif en el almacén de la esquina? de pasada, cuando vuelvas...

Ya los lavo yo, no importa.

Che Pablo ¿y si también te traes unos convertibles? Esta vez no te diré que abras las ventanas. Voy preparando el café, pero no te olvides del Cif ¿no? que la mancha del arroz quemado sigue ahí.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual