9 feb. 2015

El guionista barrnaquillero que se define como contador de historias

Juan Carlos posa en su casa en Bogotá. Confiesa que es un ferviente admirador de Martin Scorsese y Robert de Niro.
Johan Osorio
Las primeras historias de las que se enamoró Juan Carlos Troncoso fueron las que su abuela Lucía le contaba durante su niñez. Años después, cuando era estudiante de Comunicación Social y Periodismo en la universidad Jorge Tadeo Lozano en Bogotá, este barranquillero confirmó su amor por las narraciones y la literatura cuando escuchó por primera vez a los cuenteros que se congregaban en su universidad, a entretener al público con sus ficciones y carisma.

“Desde esa ocasión me interesé mucho en este espacio cultural, entonces me hice narrador oral. Contaba las historias que me sabía de mi abuela, la gran mayoría con temáticas que giran alrededor de la Costa y también algunas de mi autoría. Me presenté en la Universidad Nacional, en los Andes, en la Sabana. Hasta participé en dos festivales iberoamericanos de teatro”, recuerda Juan Carlos.

En una de sus presentaciones, el guionista Juan Manuel Cáceres, quien también era su profesor, lo vio y le gustó tanto su estilo que lo invitó a participar como asistente en la elaboración del libreto de una de sus series: Vuelo Secreto, comedia que se emitió por el Canal A y el Canal Caracol de 1992 a 1999. Junto a él, también se vincularon los guionistas Elkin Ospina y Fernán Rivera, este último su compañero de trabajo en Diomedes Díaz, el Cacique de la Junta, el más reciente proyecto creativo de Troncoso.

“Gracias a Juan Manuel los tres empezamos a trabajar en la escritura de guiones. Aún estamos vinculados al Canal RCN. Después de ese proyecto participamos en una serie juvenil llamada Sabor a limón. Salíamos de clase y nos íbamos a trabajar. En la universidad empecé a hacer esa transición”, dice con un marcado acento de Bogotá, ya que, aunque nació en Barranquilla y su conexión con la Costa es muy fuerte, desde los tres años vive en la capital del país.


Cuenta Juan Carlos que a esa edad, su papá Julio, quien trabajaba con el Instituto Geográfico Agustín Codazzi, fue trasladado a Bogotá, pero que apenas salían a vacaciones se regresaban a Barranquilla. “Siempre queríamos volver lo más rápido posible. Mi papá es de Sucre y mi mamá es cartagenera. Incluso, ella fue reina del barrio El Carmen en unos carnavales”, relata Juan Carlos,

Vallenato, historia y letras


La afición por el vallenato y el amor por la cultura de la Costa Caribe llamaron la atención del guionista Fernando Gaitán, creador de historias como Betty, La Fea y Café, con aroma de mujer, y por estos motivos el reconocido guionista invitó a Juan Carlos a participar en la elaboración del libreto de Diomedes, el Cacique de la Junta.

“En algunas reuniones sociales yo hablaba de Diomedes y de cómo todas sus canciones tenían que ver con su vida. Además, conocía muy bien la Región porque durante un periodo de tiempo trabajé en Telecaribe, y Fernando consideró que esto era importante para participar en la producción”, explica.

Tras este primer paso, Juan Carlos y Pedro Hernández, quien también es barranquillero y uno de los autores del guión, iniciaron un largo proceso de entrevistas con el fallecido cantante. Sandra Gaitán y Fernán Rivera también hacen parte del equipo de escritores.

Dice Juan Carlos que, aunque varias personas le habían advertido que ‘El Cacique’ podía ser complicado por su extenuante horario de giras y conciertos, y también por su forma de ser, ellos estaban dispuestos a movilizarse a cualquier parte del país para hablar con él. “Nos conocimos en un restaurante en Bogotá e inmediatamente nos llevamos muy bien. A Pedro y a mí nos ayudó un suceso desafortunado para Diomedes. A finales de 2012 este sufrió un accidente y quedó incapacitado. Al estar inmovilizado nos citaba todo el tiempo para hablar. Fue una experiencia muy emotiva”, explica el libretista, quien agrega que tras un largo proceso de investigación y escritura resultó la exitosa novela, una historia que, en sus palabras, es “la vida de Diomedes, contada por Diomedes”.

Con el cine en la mira


Hasta el momento, la carrera de Juan Carlos ha estado centrada en producciones para televisión. Ha hecho parte de los procesos creativos de reconocidas telenovelas y series como Francisco el Matemático, Los tacones de Eva, Pobre Rico y El man es Germán. Así mismo, junto a Gustavo Bolívar, autor del popular libro llevado a televisión Sin tetas no hay paraíso, realizó dos documentales: uno en la cárcel distrital Modelo de Barranquilla, en el cual se narraban las historias de los procesos de reinserción social de reclusos que habían sido guerrilleros y paramilitares; el segundo, giraba en torno al tema de la champeta.

El guionista confiesa que su próxima meta es llevar sus ideas a la pantalla grande. “Me encanta el cine. Me he propuesto este año empezar a escribir el guión de mi primera película. Espero lograrlo”, asegura Juan Carlos, quien ha demostrado ser un genuino contador de historias.

CURRICULUM VITAE
Fecha y lugar de nacimiento: 21 de septiembre de 1974.
Estado civil: Soltero. Padre de Juan Camilo.
Estudios realizados: Comunicación Social y Periodismo. Seminarios de escritura de guión.
Trayectoria profesional: Asistente de guión en las series: Vuelo Secreto y Sabor a Limón. Dialoguista en Francisco el Matemático y argumentista en la comedia El man es Germán. Hizo parte de la creación de En los tacones de Eva. Trabajó en el programa Versión Libre de Telecaribe y realizó comerciales y videos musicales para este canal.

SOBRE su oficio...
“La principal herramienta del libretista es saber narrar lo sencillo con destreza”.

SOBRE la serie...
“Esta novela es la historia de Diomedes, contada por Diomedes”.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual