28 ene. 2015

La aspiración de un guionista es contar la película por escrito: Carlos Asorey

E. Ocampo.
El próximo 7 de febrero el guionista Carlos Asorey vivirá en directo el veredicto de la nominación al Goya, por su adaptación -junto al director Ignacio Vilar- de la novela de Blanco Amor para la película A Esmorga. Lo ve difícil, pero estar elegidos entre los mejores trabajos del cine español, "ya es un premio". Compiten por la estatuílla al mejor guión adaptado con Anochece en la India, Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo y Rastres de sàndal. Carlos se apellida Asorey, como el escultor -primo lejano suyo- y Brey, como Mariano Rajoy Brey y Fermín Bouza Brey. En ambos casos, son familiares. El abuelo del escritor y guionista Carlos Asorey y el abuelo del presidente del Gobierno eran hermanos: su madre y la suya, primas carnales. Primos segundos, por tanto.

-¿Cómo afrontó el reto de la adaptación de un "clásico moderno" de la literatura gallega?

-Cuando te enfrentas a un clásico contemporáneo como A Esmorga, una novela muy buena y conocida, temes que se comente al salir del cine: 'Es mejor el libro'. Ponernos a la altura, adaptarla manteniendo la esencia y siendo fieles al ambiente, a Ourense, con actores gallegos, era un desafío grande. La ventaja era tener esa historia para contar en imágenes y en la que tratamos de ser fieles y no decepcionar.

-¿Está satisfecho con el resultado?

-Me he quedado muy contento con el resultado de la película. La aspiración de un guionista es contar la película por escrito. Y lo máximo es que el resultado en la pantalla haya ganado, aumentado, que haya crecido. El guión te lo imaginas ideal y a menudo eso no ocurre. De vez en cuando llega la magia hay un caso -y este lo es- que ha cogido exactamente la esencia, el ritmo, los actores, el ambiente, la interpretación, el colorido... ¡que es perfecto! Estoy encantado.

-Ya trabajó en Pradolongo y Vilamor, filmes anteriores del mismo director que A Esmorga.

-Ya sabíamos que trabajamos a gusto y nos entendíamos bien. Cuando me llamó Ignacio Vilar releí la novela en gallego y la versión en castellano que hizo el propio Blanco Amor. Enseguida nos pusimos de acuerdo.

-Está previsto proyectar la película en Madrid y Barcelona. ¿Cómo cree que será la acogida de la fuera de las isoglosas gallegas?

-En Galicia ha tenido un éxito enorme, pero ha trascendido ya. Que esté como finalista a los Goya implica que ha sido vista fuera. Se estrenará en versión original subtitulada o doblada, en función de las demandas de los cines y del público al que va dirigido, en Madrid, Barcelona y el País Vasco. Yo espero que la acogida sea buena. Es una novela dura, ubicada en los años 50 y muy de Galicia... Al principio sí tienes la duda de si se va a entender fuera. Pero los que nos dedicamos a escribir sabemos que cualquier historia que apela a los sentimientos y a los personajes se comprende en todas partes. Podemos ver una película rural japonesa, keniata o afgana y nos va a llegar perfectamente. ¿Cómo noA Esmorga? Aunque es muy gallega, es universal.

-¿Qué le han dicho los académicos que ya la han visto en Madrid?

-Al final, todos somos iguales. Seguro que habría personajes idénticos en cualquier otro lugar de la España profunda de esa época, aún con sus matices regionales. Exactamente en el amor, el odio, los celos, la vergüenza a ciertos sentimientos... Ya estoy viendo la reacción de algunos académicos, y en general, les gusta. Dicen que es sobrecogedora o dura, pero comprenden los sentimientos que transmiten los personajes. Otra cosa es que se repita el éxito de público que hubo en Galicia.

-¿Posibilidades de ganar ese Goya?

-Ya consideramos todos un premio estar entre los cuatro finalistas, con el mérito añadido de una película que solo se ha estrenado en Galicia. Yo me quedo tranquilo y satisfecho aunque no nos den el premio el 7 de febrero. Sinceramente, lo veo un poco difícil por los rivales. Competimos con una adaptación de Mortadelo y Filemón, que es un cómic que la gente conoce aunque no haya visto ninguna de las cuatro películas. Y otra película es catalana, donde hay muchos más académicos...

-Usted es guionista de varias series de éxito como Cuéntame, y lo ha sido de El comisario oSuárez, ¿prefiere la televisión o el cine?

-He hecho diez películas con esta y he trabajado tanto en cine como en televisión. Vivo de la televisión, pero me gusta más el cine. Disfruto más con el guión; estoy solo y más centrado solo en ese universo.A Esmorga es ahora mismo mi película favorita; la primera que adapto de una novela. Para recrear la biografía de Suárez tuve que leer muchos libros, pero este era un desafío que me faltaba y con el que me he quedado muy a gusto.

-¿Mantiene usted trato con el presidente Rajoy, por ser familiares?

-Personalmente no. Pero cuando ha habido algún escrito mío relacionado con la familia, con la casa familiar de Santiago, o Galicia, se lo he enviado. Del fotógrafo Pedro Brey le mandé un catálogo cuando hizo una exposición itinerante y también de mi última novela, que habla de mi infancia en Galicia y aunque no sale el apellido, está inspirada en la familia. Me respondió muy amable tras recibirla.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual