11 ene. 2015

¿Es justo que 'Boyhood' esté nominada a Mejor Guion por el Gremio de Escritores?

A pesar de haber sido de las primeras películas en estrenarse de entre las candidatas a la temporada de premios, Boyhood continúa siendo de las grandes favoritas. Y si bien estoy de acuerdo que este maravilloso trabajo de Richard Linklater se merece el reconocimiento, hay una nominación que no me parece del todo justa. Se trata de la candidatura a los Premios WGA, es decir, el premio al Mejor Guión otorgado por el Gremio de Guionistas de América. Y es que ¿no era queBoyhood se rodó en la marcha a lo largo de doce años sin un guión completo?

O por lo menos así me lo explicó el director (y lo repitió en otras entrevistas) cuando hablé con él en Londres ante el estreno de la película en España. Boyhood se rodó durante doce años (fueron 39 días de rodaje en total), y para llevarla a cabo no escribió un guión, sino que solamente redactó el esqueleto de la historia y con el único propósito de tener un bosquejo para presentar a quienes financiaran su alocada idea. Un esqueleto que fue mutando y cambiando a medida que rodaba nuevas escenas cada año.

Tal y como me explicó, el sistema que utilizó para rodar su película se basada en convocar al equipo durante una semana al año, rodar las nuevas escenas y luego, editar la pieza añadiéndola al metraje de años anteriores. Así, “podía visionar varias veces el trabajo conseguido e ir tomando decisiones o cambiar partes de la historia”.

Además, me aseguró que en cada nueva convocatoria de rodaje, hablaba sobre los cambios con cada intérprete quienes a su vez aportaban sus ideas "convirtiéndose todos en colaboradores activos de la historia".
Si bien Boyhood es el mejor trabajo del director tejano hasta la fecha, su guion fue escribiéndose en la marcha. Algo que podría haber salido terriblemente mal de no haber sido porque Linklater tenía una visión concreta de la historia. “A dos años de haber empezado el rodaje sabía cómo iba a ser la escena final" me comentaba en aquella entrevista de hace varios meses. "No había escrito el diálogo pero sabía el tono que iba a darle al final. Con la mayoría de producciones no tienes la oportunidad, pero con Boyhood tenía un año entre cada rodaje para pensar en qué añadir o qué cambiar”, añadía.

Es cierto que mi teoría es quisquillosamente técnica ya que los productores presentaron un guión en condiciones a competición, pero lo cierto es que a lo largo de su rodaje, Boyhood no tuvo diálogo a seguir a rajatabla, sino que Linklater se dio licencias para cambiar su propia obra mientras permitió que todo el equipo, incluido el joven protagonista, aportaran detalles e improvisaciones a lo largo del rodaje.

Boyhood está nominada a cinco Globos de Oro, incluyendo Mejor Película, Director y Guión, y es una de las fuertes candidatas a los Premios de la Academia. En el caso del Gremio de Escritores compite con el intenso biopic Foxcatcher; la entrañable El gran hotel Budapest; el oscuro thrillerNightcrawler y el drama cargado de adrenalina musical, Whiplash.¿Creéis que su nominación es justa o no?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual