11 dic. 2014

Se edita la "Colección Guiones de Cine Argentino"

Por Leandro Arteaga
La propuesta es toda una novedad para la literatura cinéfila. Consiste en una serie, por lo pronto, de tres libros bajo el rótulo "Colección Guiones de Cine Argentino". A saber: Martín Rejtman (Rapado, Silvia Prieto, Los guantes mágicos), Julia Solomonoff (Hermanas, El último verano de la boyita, Scratch) y Gustavo Postiglione (El asadito, El cumple, La peli). La presentación es esta tarde a las 18, en El Cairo Cine Público (Santa Fe 1120), con la presencia de Solomonoff y Postiglione, proyecciones de sus cortometrajes (Scratch, de Solomonoff; (mi) Historia Argentina, de Postiglione), más la introducción a cargo del guionista y realizador Francisco Pavanetto.

La colección, editada por Beatriz Viterbo y ganadora en la Convocatoria 2013 de Espacio Santafesino, está dirigida por Cecilia del Valle y Hernán Ruiz. Y se trata de una muy buena noticia porque es prácticamente inexistente la voluntad de publicar guiones de cine, así como su inclusión dentro de las aulas de estudio. "Sabemos que con los guiones de cine sucede algo que no ocurre con las obras teatrales, son difíciles de encontrar. Cuesta llegar a ellos, cuando en verdad pueden ayudar bastante, aportar mucha información", explica la guionista y realizadora Cecilia del Valle a Rosario/12.

"Antes de su recorrido por Buenos Aires (NdR: Del Valle estudió Cine y Guión en la FUC), con Cecilia nos conocimos acá estudiando Letras. Nos gustaba leer teatro pero no había posibilidad de acceder a guiones --agrega Hernán Ruiz--. Recuerdo que en esa época circulaban algunos de Paul Auster, en una edición muy linda de Lulu on the Bridge, el único que tuve a mi alcance. Cuando Cecilia me convoca para llevar adelante el proyecto, lo único que se podía llegar a ver eran guiones de Tarantino, Almodóvar o Woody Allen, preferentemente los de las películas que se habían estrenado en ese momento".

Los realizadores seguramente se mostraron encantados con la propuesta.

- Cecilia Del Valle: Encantados y sorprendidos.

- Hernán Ruiz: Sorprendidos de que ese material que tenían en un cajón, olvidado, de repente pasara a tener otro valor.

- Ahora bien, no deja de ser un problema, un guión no persigue el fin de ser publicado editorialmente.

- C.D.V.: Lo que lleva a preguntarnos qué es un guión, si es la transcripción de una película o si es aquel esbozo, aquella hipótesis, aquel trabajo pensado en volverse película. En los tres casos aparecen cuestiones diferentes. En el caso de Julia (Solomonoff), ella suma con otra tipografía aquellas escenas que no llegaron a rodarse. Tiene un prólogo muy lindo, relacionado con el tiempo en el proceso creativo de un guión, con todo lo que la atraviesa hasta que se vuelve película y la impronta que eso va dejando en el material.

- H.R.: En mi caso, lo que más me interesa como lector, sin ser realizador, es encontrar esos lugares por donde ingresa la literatura. Si bien la premisa sería que un guión sea seco o sólo provisto de indicaciones, vemos que las páginas de Solomonoff son muy distintas a las de Postiglione o Rejtman. En cada uno hay necesidades diferentes.

- C.D.V.: Se trata de guiones en donde podemos leer observaciones, en donde podemos apreciar un proceso de construcción. Cada realizador nos fue pasando varias versiones de sus guiones, hasta finalmente decidir cuál publicábamos.

- H.R.: Los tres libros incluyen también prólogos que nos resultan importantes. El de Solomonoff está a cargo de Sylvia Molloy, el de Postiglione es de Norman Brisky, con los respectivos prólogos de cada realizador para cada uno de sus guiones. El de Rejtman tiene tres prólogos: José Luis García, Gabriel Medina y Rosario Bléfari. Lo que nos pasaba con Rejtman es que cada vez que le dábamos los prólogos nos pedía de "bajar un poco", porque eran todos elogiosos y le producían pudor. En el caso de Rapado, el libro contiene también el cuento, lo que nos parece le aporta un valor extra.
CON INFO DE www.pagina12.com.ar

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual