4 dic. 2014

Javier Olivares: "Dimití tras el capítulo 1 de 'Isabel', escribí los otros 12 dimitido"

DAVID REDONDO
En Estados Unidos o en Reino Unido es prácticamente impensable. En España es una sensación demasiado habitual para un guionista: ver desde la distancia cómo llega a su final la serie que ha creado o en la que ha participado.

Eso le ocurre a Javier Olivares, creador de 'Isabel'. Verá cómo este lunes la ficción de La 1 se despide para siempre cuando ya nada le une con ella. Él y su recientemente desaparecido hermano Pablo -a través deDiagonal TV- recibieron el encargo de reescribir un proyecto que no tiraba para delante en TVE, 'Isabel, mi reina'. Reescribieron la serie al completo y parieron el guion de la que ha sido su más exitosa temporada, la primera.

Como cuenta en esta entrevista, las discrepancias con la productora le llevaron a él y su equipo a abandonar el proyecto, aunque se intuye que no a dejar de quererlo. Para cualquier creador de ficción televisiva, una serie es algo así como una hija.

Javier sigue creando y sigue escribiendo. Mal no lo deben valorar en TVE, pues la cadena pública estrenará dentro de poco otras dos series que llevan su sello: 'Víctor Ros' (con Carles Francino) y 'El Ministerio del Tiempo', ambiciosa producción que se rueda en estos momentos con Rodolfo Sancho y Nacho Fresneda de protagonistas.

Seguramente, esta noche, Javier se aparte de su ordenador y se olvide por un momento del trabajo para sentarse frente al televisor y despedir a'Isabel'. Quizá no se va como a él le gustaría, pero la 'Isabel' nació lo hizo con su firma, la de su hermano y la de todo su equipo de guionistas… y eso siempre marca.

¿El padre de una criatura como Isabel siente pena cuando ve que llega a su fin? Aunque ya no viváis en la misma casa, un padre sigue siendo un padre...

'Isabel supone algo muy especial en mi vida. Mi hermano Pablo y yo la escribimos pensando (tras ser diagnosticado de ELA) que iba a ser nuestra despedida escribiendo juntos. Eso se nota en los guiones. Respecto a su final, creo que toda historia debe acabar a tiempo e 'Isabel' así lo ha hecho.

Isabel consiguió algo casi inaudito: que una serie de la que ya se habían desmantelado decorados y demás calase tanto entre la audiencia y recibiese tantos premios que se renovó con el coste adicional que ello supuso, ¿Qué significa esto para ti?

Un honor. Sobre todo porque creamos la serie con un concepto que era más 'Yo, Claudio' que 'Los Tudor'. Y haciendo eso, el público nos acompañó en el viaje de la primera temporada con unas audiencias que a menudo superaban tranquilamente los 4 millones contra rivales como 'La que se avecina' o 'Tu cara me suena'. ¡Pero ojo! la pudimos crear así porque TVE y Diagonal nos dieron la libertad para hacerlo. Así que el mérito es tanto suyo como nuestro.

¿Por qué los creadores de 'Isabel' dejan de ser los guionistas de las siguientes dos temporadas?

Sencillamente, no estábamos de acuerdo en el papel que yo debía desempeñar en la serie. No era cuestión de dinero, te lo aseguro. Lo que poca gente sabe es que dimití recién escrito el capítulo 1. Hice los otros 12 dimitido y con la certeza de que no seguiría en la serie. Aún así, nuestra relación ha sido siempre exquisita. Y los detalles que Diagonal ha tenido tras la muerte de mi hermano Pablo no los olvidaré nunca. Como los que ha tenido TVE y Globomedia.

Mirémonos en el espejo, ¿qué le deben los hermanos Olivares a 'Isabel' (Pablo, fallecido recientemente, también fue uno de sus creadores) ¿Qué le debe 'Isabel' a los hermanos Olivares?

Para nosotros, hay un antes y un después en nuestra carrera con 'Isabel'. El reconocimiento del público, los premios… Incluso ser invitado a un Congreso de Historia Moderna hace pocos meses para que contara cómo se creó… No le puedo pedir más a una serie.

'Isabel' no sé si nos debe algo. Lo que sé es que nos dejamos el alma creándola y escribiéndola, para que fuera una serie diferente y con una estructura rompedora capítulo a capítulo. Nuestro orgullo es que crítica y público se diera cuenta de ese esfuerzo y lo valorara tan maravillosamente.

¿Dónde crees que estriban más las diferencias entre la temporada escrita por ti y las dos siguientes? ¿Es posible que existieran tramas más entrelazadas y más ritmo en tus guiones?

Esa comparación no la debo hacer yo. No sería ético. Para eso está la crítica, la audiencia… Lo que sí puedo decir es que los estilos y el concepto son muy distintos. Mucho. Luego, que cada uno se quede con el que más le guste.

¿En qué podría haber mejorado la primera temporada de 'Isabel'?

Viendo la audiencia, los premios... parece que en poca cosa. Pero todo es mejorable. Nuestro trabajo de guión, también.

¿Qué te parece Michelle Jenner en la piel de Isabel de Castilla? ¿Ha sabido llevar el peso de la corona?

Es una actriz soberbia, que mejora día a día. Lo que ha hecho en 'Isabel' es magnífico. Y no era fácil. Creo que lo mejor de ella está aún por venir. Porque tiene la cabeza muy bien amueblada y es una mujer que es actriz sólo cuando actúa. No va de estrella fuera del plató. Eso es una señal infalible para definir a alguien que es verdaderamente grande.

Pero no me querría olvidar de Rodolfo Sancho, que llena la pantalla con un silencio, con una mirada. Se mueve en el plató como si estuviera en el salón de su casa… Su padre era un icono de nuestra ficción, de nuestra cultura popular. Y él va camino de serlo, si no lo es ya.

¿Cuánto pesa llevar la corona de los guiones en una serie como Isabel? ¿O realmente un guionista nunca lleva la corona por muy creador que sea?

Los guionistas llevamos más casco de obra o de minero que una corona, te lo aseguro. Si corona es sinónimo de poder, si no eres productor ejecutivo, tu único poder en una serie es escribir guiones que no admitan queja y defender tu concepto de serie. Escuchar consejos y notas de la cadena, de la productora … cuando te hacen ver que hay una manera mejor de hacer las cosas. Pero es importante dejar claro que el concepto es tuyo (sobre todo si tu trabajo es el que ha vendido el producto). Y eso muchas veces es llevar una corona, sí… Pero de espinas.

Aunque tú en una entrevista me dijiste que te interesaría más la figura de Felipe II para hacer un spin off de 'Isabel', ¿Crees que la serie sobre Carlos V puede tener tanto éxito como 'Isabel'?

Debí ser muy convincente en esa entrevista, porque poco tiempo después Ediciones B me encargó que escribiera una novela sobre Felipe II. Y en eso estoy: espero tenerla para primavera del 2015.

La serie sobre Carlos V la hace Diagonal, así que calidad tendrá seguro. Lo de la audiencia nunca se sabe, pero es cierto que Isabel es un personaje mucho más popular que Carlos. Cuando te dije eso, lo hice pensando como historiador y como guionista a la vez. Carlos no trató muy bien a España, la masacraba a impuestos, colocaba extranjeros en altos cargos… La rebelión de los Comuneros es la reacción a esas políticas. Eso sí, Isabel de Portugal, su esposa, es un personaje impresionante…

Felipe es más contradictorio y tiene más matices… Su relación con las mujeres (madre, hermanas, hijas, esposas, amantes…) es un novelón que tiene todo lo que una serie puede desear. Escribiendo la novela, estoy encontrando en Felipe II tantos giros dramáticos y escenas memorables como me encontré al crear Isabel. O más. Y coinciden con él personajes como Fray Luis de León, Tiziano, Herrera, Cervantes, Teresa de Jesús, Lope de Vega, María Tudor, el gran Duque de Alba, Juan de Austria, la Princesa de Éboli, Antonio Pérez… Hechos como Lepanto, la Armada Invencible… No se puede pedir más.

Con TVE sigues manteniendo lazos como creador con dos proyectos que se estrenarán dentro de pocos meses y, de paso, honrarán también la figura profesional de tu hermano como sus últimos trabajos como guionista. ¿Qué puedes contar de 'Victor Ros' o de 'El Ministerio del tiempo' que no lo diga una nota de prensa?

Creo en la televisión pública y en que debe competir en el mercado como lo hace la BBC o Denmark Radio. Y en ello estamos. Pablo y yo hemos podido hacer con 'Isabel' y estas dos series lo que Concepción Cascajosa ha definido como una trilogía de la Historia:

1) 'Isabel', una serie histórica y rigurosa;

2) 'Víctor Ros', una adaptación de las novelas de Jerónimo Tristante, de género policíaco pero en la que describimos la España de 1895 (que se parece tanto a la de ahora que el público lo va a entender de maravilla); y

3) 'El Ministerio del Tiempo', una serie de aventuras en la que en cada capítulo viajamos a una época distinta: la Guerra de la Independencia, la Armada Invencible, la España de El Lazarillo, al momento en el que viene el Guernica, vemos cómo Himmler visitó Montserrat, la Residencia de Estudiantes con Lorca, Dalí, Buñuel… Es la última gran idea de Pablo. Él la definió con este copy: “¿por qué hacer una serie de época pudiendo hacer una serie de todas las épocas?”. Trabajamos en la serie con la idea de hacer un gran homenaje a la memoria de mi hermano Pablo. Alguien que, con apenas 49 años, le quedaba lo mejor por escribir (y fíjate si lo que había escrito ya era bueno) pero la ELA no le dejó. Aunque él no se dejó vencer fácilmente: ha escrito estas tres series ya enfermo, escribiendo guiones enteros letra a letra con un ratón ocular. Y esa emoción, esa sensación de despedirse del mundo se nota en los guiones. Hay diálogos que los escuchas y te da un vuelco el corazón.

¿Arriesga demasiado TVE con 'Ministerio del Tiempo'?

Sin riesgo no se avanza. Y una televisión pública debe asumir ese riesgo. Pero te aseguro que 'El Ministerio del Tiempo' es una serie muy popular, con raíces en nuestro cine de los 50 (Berlanga, 'Atraco a las tres'…) que, al mismo tiempo reflexiona sobre la Historia de España. Y sobre todo, es una serie escrita desde la emoción y el sentimiento. Queremos divertir. Y eso no equivale sólo a hacer reír o a hacer chuflas con la Historia (bromas con la Historia, ninguna). Equivale a emocionar. Eso supone dirigirse a un público tan amplio como inteligente a la vez. Porque quien se emociona, está pensando. En su estructura variable en cada capítulo, diálogos, personajes… quien vea 'El Ministerio' va a recordar mucho la primera temporada de 'Isabel', que también era un riesgo y ahora estamos hablando de ella como un gran éxito de nuestra ficción. Ojalá consigamos lo mismo.

¿Se va a saber plasmar en pantalla lo que hay en el guión?

Sin duda. La garantía me la da un reparto excepcional, un equipo técnico y de producción de lujo y un director de la serie que, para mí, es el número uno: Marc Vigil. Para mí, junto a Jorge Sánchez Cabezudo, el mejor director con el que he trabajado nunca (de Jorge son los dos excelentes capítulos finales de 'Víctor Ros'). Junto a Marc Vigil tengo la suerte de contar con Abigail Schaaff y Jorge Dorado como directores de otros capítulos. La unión entre guión y dirección es esencial para conseguir que lo escrito se vea como se tiene que ver. TVE ha hecho una apuesta por nosotros (Cliffhanger) y no podemos fallar. He elegido el reparto, los directores, equipo… Todo mano a mano con Marc, al que conseguí convencer para que viniera de México (donde no le faltaba trabajo) tras leer los guiones… Así que aquí no hay excusas: si la cosa no funciona seré el único culpable. Lo cual es una gran responsabilidad, pero también un gran honor.
CON INFO DE cadenaser.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual