11 dic. 2014

¿Es justo evaluar una serie brillante por su final?

Perdidos, Los Serrano, Dexter, Los Soprano... La historia de la televisión está llena de series exitosas cuyos finales no han logrado contentar a sus seguidores.

Este jueves, 11 de diciembre, el canal Neox (22.00 horas) ofrecerá en abierto el último episodio de Cómo conocí a vuestra madre, una ficción cuyo desenlace provocó airados debates en Internet cuando se emitió por primera vez en la estadounidense CBS, el pasado 31 de marzo. En el centro de las críticas (y de los elogios), lo inesperado de su final, que llevó incluso a algunos televidentes a proponer alternativas bajo el título 'Así debería haber sido'.

"Cuanto más se dilate una producción en el tiempo (y Cómo conocí a vuestra madre ha emitido nueve temporadas), más arduo es encontrar una conclusión que satisfaga todas las tramas propuestas", explica Virginia Yagüe, guionista de producciones como La señora y docente en la Escuela de Guion de Madrid, que también enumera "la falta de planificación con la que se trabaja en televisión" como otro de los aspectos que complican la tarea de terminar un producto de forma adecuada: "Los desenlaces no están cerrados desde el principio, las series viven sujetas a una continuidad o una clausura que pueden llegar sin previo aviso. Se trabaja sobre la marcha", añade. Además, "no es raro que haya presiones por parte de la productora o la cadena, que pueden desear un cierre feliz en lugar de trágico para llegar mejor a su tipo de espectador", matiza.

De la misma opinión es Enric Ros, guionista y profesor de la Escola de Cinema de Barcelona(ECIB), qué analiza el error del vapuleado final de Perdidos: "Puso todas las expectativas en el final. Este requería una solución magistral que resolviera todas las incógnitas y que no llegó", analiza.

Otro caso muy distinto es el de Los Serrano, cuyo última entrega, a diferencia de Perdidos, no puede considerarse "un fallo de guión", según indica su compañera Yagüe: "Te puede gustar más o menos pero a su término tienes una sensación de serie completa",

Además, "no es justo evaluar una serie cuyo recorrido ha sido brillante por unos minutos finales. Puede ser ajustado, pero la serie trasciende a su final", opina la experta.

Finales redondos

¿Qué tiene que tener un último capítulo para ser redondo? Para la guionista Virginia Yagüe, que elogia el desenlace de la primera temporada de la ficción Californication, "debe cerrar bien las distintas historias presentadas y responder al planteamiento global a la vez que cumple las expectativas".

Por su parte, Enric Ros apuesta por finales "que no siguen el canon, que son insólitos" y que pueden introducir "una sensación agridulce que los redimensionan". Es el caso del polémico término de Los Soprano, que causó un cierto revuelo en las redes sociales y que Ros cita como uno de sus favoritos: "Es un tanto desconcertante, no contesta a todas las preguntas que se supone que debería contestar pero introduce una sensación de nostalgia que cumple con los objetivos".

CON INFO DE www.20minutos.es

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual