15 dic. 2014

El hackeo de Sony desvela la guerra de ejecutivos detrás del biopic de Steve Jobs

De todo lo que se ha publicado acerca del ataque informático a Sony, esta historia es la más sorprendente. Quedaros con los nombres de Scott Rudin (productor de renombre con mal temperamento) y Amy Pascal, que ahora mismo ya es como si la conociéramos de toda la vida, pero por si hay algún despistado, Pascal es la co-presidenta de Sony Pictures, es decir, la mujer que se está llevando todos los palos con la filtración de información.

El portal Defamer ha recopilado en orden cronológico los emails vinculados con este futuro -si algún día llega a hacerse- biopic de Steve Jobs, y si desde fuera ya parecía un absoluto caos con la entrada y salida continua de directores y actores, por dentro se vivió con mucha intensidad el desarrollo. Todo esto comenzó en febrero, cuando Pascal y Rudin querían atar a David Fincher para que dirigiera el biopic, pero había un pequeño problema, y ese problema se llamaba Angelina Jolie. En un principio Fincher iba a dirigir 'Cleopatra', película que contaría con Jolie como protagonista y con Eric Roth como guionista, pero Fincher se decidió por el biopic de Jobs tras recibir el guión de Sony. Pero mejor no detenernos mucho en este aspecto, porque también tiene lo suyo, con discusiones muy intensas entre el productor y la mandataria de Sony, pero se puede resumir perfectamente con este fragmento de un correo que Rudin le mandó a Pascal: "No voy a destruir mi carrera por una niñata mimada con poco talento."

Después de dejar de lado ese proyecto, que Rudin rechazaba categóricamente, no se detuvieron las discusiones entre ambos, en esta ocasión ya por el biopic. Seguimos en febrero. Rudin y Fincher tienen buena relación laboral, ya que es el productor habitual de sus películas, pero el director de 'Seven' no parecía estar del todo convencido con el proyecto de Jobs, que habría supuesto su reencuentro con el guionista Aaron Sorkin tras 'La red social'. Y Fincher llegó a mentir a Pascal sobre su vinculación con el proyecto, aunque más que mentir parece que la estaba vacilando en estos correos en los que acabó recibiendo Adam Driver. Cuando Pascal le mandó una noticia acompañada por un solemne "WTF", el titular era: "La estrella de 'Girls' Adam Driver interpretará a un villano en 'Star Wars': David Fincher apunta a la película de Steve Jobs... En la noticia parecía decir más que el director iba a pasar del proyecto, y Fincher respondió así: "Adam Driver es una idea terrible, estoy de acuerdo contigo..." A lo que Pascal respondió: "ME REFIERO A LA QUE DICE QUE NO VAS A DIRIGIR JOBS."Fincher lo desmintió tranquilamente, pero como todos sabemos finalmente quedaría fuera del puesto de director, que acabaría ocupando Danny Boyle.

Una vez superado el drama de encontrar un director, llegó un drama mucho mayor, el de conseguir una estrella que encarnara a Jobs. Y Leonardo DiCaprio fue la opción que más interés generaba. Este correo enviado por Robert Newman, un agente de la prestigiosa agencia WME, a DiCaprio deja ver claramente la desesperación por que aceptara el papel, prácticamente suplicando: "En este texto,Danny cree que ha encontrado un guión que puede perdurar tanto como un estudio de personaje como un retrato de nuestra era, como 'Ciudadano Kane' lo fue para una generación anterior, escrito por un guionista que es equivalente a Paddy Chayevsky." Pero no acaba ahí la cosa, porque casi le promete su ansiado Oscar: "Como tu debes sentirte orgulloso de haber ayudado a Marty [Scorsese] a conseguir el Oscar con "the departed" ['Infiltrados'], todas las personas involucradas en esta producción quieren ayudarte desesperadamente a que consigas tu premio de la Academia que tanto mereces." Como todos sabemos, el actor no aceptó, y eso no sentó muy bien a Mark Gordon, productor, tachando su reacción de "horrible", a lo que Amy Pascal responde y dice que ella lo considera "en realidad, despreciable". Haciendo amigos, vamos.

En defensa de los genitales de tamaño medio

Aquello ocurrió entre agosto y septiembre, época en la que se mantenían los problemas para encontrar financiación para el proyecto y Rudin no encontraba colaboración de parte de Sony: "Nadie necesita hacer una película tan mal -al menos nadie en este grupo- ser violado en el proceso." Después, en octubre, tuvo lugar la marcha de Christian Bale, que había sido la fuerte apuesta para encarnar a Jobs, pero que tras haber hecho una búsqueda interminable de información no estaba consiguiendo nada para dar vida al personaje, por lo que abandonó el proyecto. Este fue uno de los golpes más duros y entonces la gente de Sony prácticamente empezó a proponer nombres al azar: "¿Fassbender? ¿Bradley Cooper?" Todos quedaron en ver 'Shame' para decidir si contactaban con Fassbender, porque no le consideran una estrella lo suficientemente consolidada como para llevar el proyecto sobre sus hombros, y esto es lo que dijo Michael De Luca, productor de Sony, sobre la película de Steve McQueen: "Shame sólo hace que te sientas mal por tener unos genitales masculinos de tamaño medio." Pero más allá de esa perla esta era su opinión sobre Fassbender: "Todavía no es una estrella, pero es un actor fantástico que está haciendo un gran trabajo. Recordad que Ridley [Scott] nos dijo que piensa que es el mejor actor que hay." Así que finalmente, y por la falta de otras opciones, Fassbender fue la opción elegida.

Aunque Sorkin no estuviera muy de acuerdo cuando el 3 de noviembre le dijo esto a Pascal: "Esto solía ser algo importante. No sé quién es Michael Fassbender y al resto del mundo no le va a importar. Esto es de locos." Por lo que el guionista tampoco acabó bien con la co-presidenta de Sony, ya que también tuvo discusiones sobre lo que le había hecho pasar con el guión, al tener todavía la incertidumbre si llegaría a salir adelante el proyecto o no. Llegamos a noviembre y nos encontramos con la gran pelea final entre Rudin y Pascal. Tras la deplorable actitud que Pascal estaba teniendo según Rudin, este último decidió marcharse con el proyecto a Universal, con los que ya tenía un acuerdo: "Te has comportado de manera abominable y pasará mucho mucho tiempo antes de que me olvide de lo que has hecho con esta película y lo que nos has hecho pasar a todos." Pascal ha llegado a decir en mails que Aaron Sorkin está arruinado y posiblemente se estaría acostando con alguien con quien trabaja, y le está dando demasiados quebraderos de cabeza (tienen más proyectos futuros con él):"Nos está tratando como a una mierda", dice Pascal en un correo.

Aquí se acaba el drama, al menos por ahora. Si ya estaba empezando a ganarse el calificativo de proyecto maldito, el nuevo biopic de Steve Jobs ya no tiene palabras que lo describan, sólo hay que esperar que salga adelante para ver si tanta batalla ha merecido la pena. Es bastante curioso ver todo este proceso de preproducción como es realmente, porque seguramente todo esto luego no lo meterán en el bluray de la película. La filtración de información nos servirá para darnos cuenta de que una llamada de teléfono vale más que mil palabras en un email, y que si te juntas con varios ejecutivos de Hollywood será mejor que vayas cubierto con una buena armadura.
CON INFO DE www.ecartelera.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual