8 dic. 2014

Denuncian por malas mañas al concurso-taller de guión Macabro Lab

Saludos comunidad de guionistas. Quiero hacer público mi extrañamiento e indignación por la reciente publicación de los resultados del Macabro Lab, taller de perfeccionamiento de guion de género, que se realizó durante el mes de agosto del presente año en la Ciudad de México.

Con este escrito no pretendo lloriquear y mucho menos verme como un mal perdedor, aunque a primera vista eso parezca. Se trata de un robo descarado, una obvia manipulación de resultados para favorecer a personas que poco o en nada pueden ayudar al género de terror mexicano, y que hacen dudar de la credibilidad y honestidad del jurado porque ronda sobre ellos el fantasma del nepotismo. OJO, sólo me estoy refiriendo a uno solo de los tres guiones que consideraron ganadores.

Los organizadores de Macabro Lab escogieron quince proyectos de largometraje de treinta y tres que recibieron. Varios de los elegidos ni siquiera reunían los requisitos básicos para entrar, como el estar escritos en formato profesional o por lo menos tener el mínimo de páginas (algunos apenas llegaban a 72 páginas y llegó a haber uno que ni siquiera estaba terminado). No se diga de la calidad de sus historias. Nos dividieron en tres equipos de cinco personas y por supuesto un tutor para cada uno. Cada grupo no pudo tener acceso al resto de los guiones salvo los de su propio equipo. He allí mi extrañamiento e indignación, ya que los tres ganadores fueron uno de cada grupo.

En otras convocatorias para premiar trabajos, uno desconoce contra quien pierde. Los trabajos no se publican y uno se queda con la duda de si realmente se hizo o no justicia. En el caso del taller uno conoce el trabajo del resto de los compañeros y se da una idea clara de quien puede o debe ganar.

Después de finalizado el taller se nos dio un mes completo para hacer un nuevo tratamiento con la retroalimentación recibida. Aún y cuando se pudieran haber corregido muchas fallas en el guion que resultó ganador en mi equipo, éste estaba muy lejos de poder leerse como un guion profesional, dada la poca experiencia del guionista para redactar correctamente y tener una coherencia narrativa decente. Pienso que él fue el más sorprendido con el fallo.

Aquí es donde entro yo. Mi guion está lejos de ser perfecto, pero es muy superior al que dieron como ganador. Pongo a consideración mi trabajo para que quien me pueda tachar de hablador, y pueda confirmar o negar mis palabras. Si hubiera sido yo el ganador a sabiendas de que hubo un mejor guion que el mío, yo me pronunciaría y diría honestamente que hay otra persona que merece el premio en vez de mí. Pero creo que $35,000.00 son un monto suficiente para acallar conciencias. Pero no la mía. Por esa cantidad no podría vivir con la conciencia tranquila.

El autor en cuestión es una excelente persona y tiene todo el derecho de réplica ante esta acusación (que como ya he dicho, es contra los jueces) que hago. Yo lo desafío a publicar su última versión del guion para que esta comunidad tenga una versión de los hechos. Pero dudo que lo haga, pues sólo evidenciaría el mal fallo de los jueces.

Estimada comunidad de guionistas, yo los exhorto a que no caigamos en la trampa de creer en la honestidad de este tipo de talleres. La corrupción y el nepotismo en México están a la orden del día. Es una pena que algunos de nosotros participemos de buena fe y nos esforcemos para hacer las cosas bien y luego nos enfrentemos con resultados que favorecen la mediocridad.

Esta es la tercera vez que me sucede. Las dos primeras veces callé. Ya fue el colmo.


Carta enviada a los organizadores del Macabro Lab, sin respuesta.

Si quieres lees el guión de Jorge, aquí lo puedes descargar.

10 comentarios:

  1. Estimado Jorge, a ti te ha afectado esta situación injusta en este caso. El problema es que, como es difícil probar para el público o para cualquier fiscalización -que además no existe fiscalización- la calidad de las obras de las competencias, el medio se queda con el fallo de los jurados como verdad absoluta irrefutable, y el que reclama es el que es visto como equivocado o "picado" como decimos en Chile. A ti te ha pasado ahora, pero esto se viene sucediendo por décadas en los diferentes concursos públicos en todos los países, e incluso pasa desde que uno está en la universidad cuando los profesores escogen y evalúan proyectos, pasa en los festivales, pasa en los laboratorios, pasa en los fondos de desarrollo. No queda jamás ningún rastro visible de las obras o proyectos participantes, y los "ganadores" jamás someterán su trabajo a segundas vistas o juicios. Es peor cuando se trata de fondos de desarrollo a concursos o festivales de obras terminadas, porque cuendo sucede en fondos los proyectos que quedan injustamente al margen suponen una anulación de la posibilidad de realizar, y suponen una anulación del talento y de la aparición de obras relevantes. Sí, de lo que sucede en Chile, una muestra irrefutable es que, si bien varias películas chilenas han obtenido premios en Festivales, son poquísimas en comparación al universo global de proyectos beneficiados por fondod públicos, lo que lleva a dudar de los criterios de selección, y más allá, no hay películas memorables para el público -aunque hayan pasado por pocas salas-, son todas películas burdas o pretenciosamente crípticas, y todas pertenecientes a autores de los mismos círculos. Los criterios de evaluación son dudosos y dignos de análisis juiciosos por lo absurdos e indignantes, esto porque, si de mil proyectos, 100 tienen similar calidad, y el fondo sólo puede beneficiar a 10, los 90 restantes deben ser descalificados con criterios subrepticios e incoherentes, y me atrevería a decir que muchas veces no hay calidad similar y proyectos mediocres son seleccionados en desmedro de buenos proyectos, lo cual acentúa la estructura falaz sobre la que se construyen las evaluaciones. Muchas veces criterios de curriculum que poco tienen que ver con las obras en cuestión, o que las bases permitan a los jueces juzgar sobre asuntos que no están en las bases son pie para todo tipo de arbitrariedades.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me voy a enmarcar lo que acabas de escribir. :D

      Eliminar
    2. Había publicado por la mañana una respuesta, pero no sé qué sucedió. Y agradezco mucho que haya quien de una explicación más realista y justa de cómo están las cosas. Desgraciadamente el quejarse de una injusticia es motivo de burla por parte de personas que no han sufrido algo así. Pero me da gusto leer lo contrario. Un abrazo y gracias por tomarte el tiempo de hacerlo.

      Eliminar
    3. Uno vive buscando formas de hacer películas, pensando que los contenidos tienen talento, pero no hay acceso a financiamiento, y lo que se me ocurre es hacer la película uno mismo, pero es difícil sin dinero. El cine se ha hecho menos caro, pero la elite que lo controla sigue exigiendo ciertos estándares para mantener el status quo, entonces pregunto: ¿Se podrán hacer películas con cámaras de 200 dólares para enviar a festivales?, o más bien dicho ¿los festivales y distribuidores comerciales aceptarían películas hechas con cámaras de 200 dólares?, ¿aceptarían películas que en total no cuesten más de 500 dólares?. En otra época, cuando incluso era más caro producir y había purismo por el 35mm, hubo películas que costaron nada y fueron aceptadas, pero hoy que el cine es menos caro, este tipo de películas ultra low cost son mal vistas. Dejo la pregunta ¿Será posible hacer una película con una cámara de 200 dólares?

      Eliminar
    4. Sí se puede, claro que se puede. Otra cosa son los intereses creados del marketing, la publicidad, la distribución, los cientos de personas que viven del cine pero como satélite... La vida, no sólo el cine, cada vez es menos simple y más sofisiticada. Pero hacer pelis buenas y baratas, creo que es oblicación de todos los que empiezan o empezamos, o llevamos años, qué más da. :D

      Eliminar
    5. Pero si uno hace una película con poca plata, con una cámara chica, casera, ¿qué destino tendría esa película? m oriría al mostrarla a los amigos, o podría entrar a un festival "menor", de esos que no piden Dcp o cosas por el estilo, si es que los hay? ¿Existe un "circuito" para estas películas?

      Eliminar
    6. Claro que existen circuitos para este tipo de películas! Basta con checar la cartelera de diversos festivales en México -y en el mundo- para ver todo tipo de trabajos independientes. Sí se puede hacer y se puede hacer bien.

      Eliminar
  2. No es la primera ni la última vez que sucede algo así. Macabro Lab surgió del Fernando Méndez que organizaba la Sociedad de Directores Cinematográficos, donde cada año pasó exactamente lo mismo: desde que aceptaban "guiones" que sólo eran argumentos, pésima calidad, la gente faltaba (cuando debíamos tener un mínimo de participación), y claro, sólo se basaban en el currículum para premiar ciertos guiones, que (el colmo), ni siquiera eran de terror. Con decirte que varios "ganadores", anunciaban desde el inicio que ganarían, cuando no les interesa el terror ni mejorar la calidad del cine en México.
    Es por eso que MUCHOS guionistas ya no nos inscribimos en Macabro Lab, porque era la misma cerda pero revolcada. Deberías investigar y reunir a aquellos inconformes con los anteriores talleres (que somos MUCHOS), para meter una carta en serio y ver qué se puede hacer. Escritores que pelean por la impunidad pero se roban los premios, es una vergüenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información. El Inquilino queda a su disposición para que lo que gusten.

      Eliminar
  3. Totalmente cierto a mi me comentaron sobre el caso del guión que no era de terror, creo que fué el del año pasado, pero no es la primera queja que escucho de varios guionistas que han decidido no participar en este Taller, justamente por esa situación. Es verdaderamente lamentable.

    ResponderEliminar

Top 5 noticias mensual