8 nov. 2014

Un guión colectivo que nace de un ramillete de flores

MIRYAM GALILEA
‘Loreak’ llega a Latxartegi Aretoa gracias al Zine Klub de Legazpi y esta noche a las 22.15 horas será su estreno, pase al que asistirán sus directores Jon Garaño y Jose Mari Goenaga; el asesor creativo y también actor del film, el legazpiarra Jorge Gil; e Itziar Aizpuru, una de las actrices protagonistas. Todos ellos participarán en el posterior coloquio y contestarán a las preguntas de los asistentes, pero hemos querido saber algo más de esta película antes de su estreno, para lo que hemos hablado con Jon Garaño, uno de sus directores.

–¿Cómo surge la idea del guión de ‘Loreak’?

–La primera idea y versión de guión fue de Jose Mari Goenaga. Él dice que la inspiración le vino al ver un ramo de flores en una cuneta; esa imagen le transimitió algo y empezó a pensar en ello. En relación a estas flores, por un lado está el drama de las personas que han vivido esa situación, pero por otro nos parece que tenía algo enigmático: no sabemos quién ha puesto esas flores, por qué las pone, qué hay detrás de esas familias... E indagando acabó escribiendo una parte de la historia. Pero por otro lado, en la película está la historia de una chica que recibe flores semanalmente (Ane), y esa idea viene inspirada de la canción de Cecilia ‘Un ramito de violetas’: esas flores que aparecen de forma misteriosa… Cómo un objeto que en principio no tiene ningún significado adquiere uno diferente según quién y cómo lo vea.

–Siendo un guión compartido, ¿es complicado darle forma o ponerse de acuerdo?

–Más que a la hora de escribir es complicada la codirección. Cuando escribes tienes mucho tiempo para desarrollar las cosas, llevarte el guión a casa, darle unas vueltas… y discutirlo. Digamos que no hay tanta presión; hay más tiempo. También tiene que ver nuestra forma de trabajar: primero uno escribe el guión, se lee entre todos y se discute; lo coge una segunda persona y escribe una segunda versión; después se vuelve a debatir y es otro quien coge el guión... Por lo que los distintos puntos de vista surgen más en estas reuniones. Con la presión del rodaje es más complicado codirigir, pero siempre decimos que la codirección tiene muchas cosas difíciles, sobretodo porque somos dos personas pensando y eso genera discusiones y en algunas ocasiones hasta enfados.

–¿Cómo ha sido la elección de los actores?

–En el caso de Itziar Aizpuru (Tere) ya habíamos rodado con ella ‘80 egunean’. Siempre le digo a Jose Mari que cuando leí algunas líneas de la primera versión del guión me parecía que era ella quien estaba hablando, por lo que no le hicimos ni casting. En el caso de Nagore Aramburu (Ane) sí que es verdad que la teníamos en mente y dudábamos entre dos papeles, por lo que hicimos un casting y finalmente nos decidimos por el papel de Ane: no es un papel fácil porque expresa mucho con la mirada, es una persona algo retraída…, pero creímos que lo haría bien y así ha sido. Finalmente en el caso de Itziar Ituño que es la tercera protagonista (Lourdes) hubo dudas, sobretodo porque tampoco teníamos claro cómo tenía que ser el personaje. El casting fue largo, Itziar y las otras dos candidatas vinieron más de una vez a reunirse con nosotros y finalmente nos decantamos por Itziar por la fuerza que transmitía y también por su mirada.

–¿Están satisfechos con el resultado?

–Nosotros estamos muy contentos con la película, sobretodo porque está gustando y prueba de ello es que este pasado fin de semana se ha estrenado en Donostia y ha sido la más vista; en el Festival de Cine de San Sebastián también tuvo muy buenas críticas… En una película como la nuestra las críticas son muy importantes porque tampoco tenemos muchos medios para llenar la calle de anuncios, publicidad… por lo que si un entendido en cine la pone bien, puede hacer que algún espectador acuda a las salas.

–¿Cuáles son sus planes de futuro más inmediatos?

–En principio seguir con la promoción de la película, ya que ahora tenemos distintos estrenos por pueblos y ciudades. Pero además también tenemos algunos guiones en marcha, unos en estado más avanzado, otros simplemente con la idea en mente… Y luego estamos trabajando en un proyecto que ya tiene buena pinta y es posible que se haga; estamos en una situación bastante buena. Sería una película sobre el gigante de Altzo, el hombre más alto del mundo. Nos parece una historia muy bonita, dramática y bastante emocional y si todo va bien es posible que rodemos a finales del próximo año.

–No es la primera vez que presentan una película en Legazpi.

–No, hemos estado en más ocasiones. Para nosotros Legazpi es muy especial y de hecho este fin de semana se estrena en distintos pueblos, pero el primer día vamos a Legazpi. Sobretodo porque nos tratan muy bien, tenemos una relación muy cercana: hace cuatro años presentamos ‘80 egunean’ y el año pasado estuvimos con ‘El método Arrieta’, que dirigió nuestro socio, el legazpiarra Jorge Gil, y para nosotros, por Jorge y por todo lo demás, es un sitio muy especial.

–¿Por qué hay que ver ‘Loreak’?

–Porque es una película que puede enganchar con mucha gente; habla de sentimientos, de emociones… pero también tiene una parte de thriller de misterio que puede conectar con el público y por eso creo que es interesante. Además, aunque es una película que se puede disfrutar con el visionado, gana con el tiempo porque te la puedes llevar a casa y seguir pensando en algunos de los temas de los que trata como la comunicación, el olvido, las relaciones, el duelo… Y creo que esto es un logro y también puede ser una razón para acudir al cine.
CON INFO DE www.diariovasco.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual