20 oct. 2014

"Hay desprecio por el patrimonio cultural": guionista Pilar Ruiz

por Daniel Jiménez
Para completar el reportaje Grandes series, grandes novelas publicado en el número 1669 (para leerlo pincha aquí) ofrecemos ahora las opiniones de Pilar Ruiz sobre algunos de los temas que se plantearon en dicho artículo. Gracias a Jorge Carrión, José Luis Martín y Daniel Remón, entre otros, supimos qué tienen en común la literatura y algunas de las series contemporáneas de más éxito. También, cómo no, nos enteramos de algunas diferencias.

Pilar Ruiz (Santander, 1969) también se inclina por hacer hincapié en las similitudes y los buenos resultados que pueden obtenerse si la hibridación se hace con profesionalidad. Periodista, guionista de series como La señora y directora de la película Los nombres de Alicia, Ruiz se acaba de estrenar en la novela con El corazón del caimán en un nuevo sello de Ediciones B que lleva por título B Novelas. Sus muchos lectores están comprobando ya que la versatilidad (forzada o autoinducida) es el signo de los tiempos.

1. ¿Cree que es cierto que las series de televisión están ocupando el lugar que ocuparon las grandes novelas decimonónicas?

No creo que haya sustitución, más bien una consecución, una evolución lógica, un trasvase natural desde unas formas de comunicación (literarias) hacia otras (audiovisuales). Son familia y comparten “código genético”; unas son “hijas” o “nietas” de las otras.

2. Haber sido guionista ¿Le ha ayudado a la hora de escribir una novela o ha supuesto un handicap?

No creo que el conocimiento y la experiencia profesional desarrollado en un campo sea un handicap para trabajar en otro. Más bien, todo lo contrario.

3. La academia dice que un guion se escribe para ser visto, pero eso parece emprobrecer el trabajo del escritor de guiones. Para usted ¿Un guionista es un escritor?

Sí, por supuesto. Aunque se exprese en un lenguaje muy específico: el cinematográfico.

4. Muchos guionistas parecen autores más completos ya que “se pasan” a la novela (ya nadie dice “dan el salto”) con buenos resultados. ¿Se trata de un paso normal en la trayectoria de un guionista/escritor u obedece a otras cuestiones relacionadas con la mercadotecnia?

La mayoría de los guionistas tenemos una formación y una trayectoria relacionada con la escritura: en mi caso, soy licenciada en periodismo y comencé escribiendo textos teatrales. Ignoro si somos más completos, lo que sí somos es más versátiles: nuestro oficio es escribir de todo y en diferentes medios: cine, televisión, teatro o novelas…Un caso de éxito es el de George R. Martin: siempre compatibilizó su trabajo como guionista de TV con la escritura de sus sagas, y a largo plazo, su tremendo éxito llegó de la mano de la literatura, no del audiovsual: la serie Juego de Tronos se hizo después de sus enormes ventas de libros en todo el mundo.




5. ¿Existe rivalidad entre escritores de ambos lenguajes o formas narrativas? ¿Por qué no existe en este país la profesionalización que hay en EEUU ni tampoco la visibilidad y el reconocimiento del trabajo del guionista?

No sé de ninguna rivalidad y me sorprende la pregunta: quizá se intenta crear una polémica de la nada. En cualquier caso, sí que existe en España esa profesionalización: somos muchos y hay gente preparadísima, premiadísima y de gran nivel. Otra cosa es que no se quiera ver, ni valorar, ni pagar los honorarios que merece, como sí ocurre en los EEUU. Todo ello tiene que ver con el desprecio por el patrimonio cultural y los trabajadores de este sector existente en este país, alentado por sucesivos gobiernos con la complicidad de buena parte del sector privado y la clase mediática y empresarial. Ahora se nos castiga con la tremenda ley Lasalle de Propiedad Intelectual, con la cual se nos despoja de los pocos derechos (que no privilegios) que los autores pudimos detentar, retrocediendo a los niveles de esos novelistas decimonónimos de los que hablábamos al principio.
CON INFO DE tiempodehoy.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual