18 oct. 2014

Gloria Trevi intentó modificar guión, relata Sabina en libro

Aunque ya salió a la venta el libro de Sabina Berman, "Una historia entre la fama y la infamia: Gloria", en algunas librerías no tienen información sobre esta publicación que distribuye Editorial Planeta.

Hilda Isa Salas y Vicente Gutiérrez, colaboradores del programa "La Taquilla", comentaron que en la librería, sin precisar el nombre, a la que fueron a buscar el libro, les dijeron que únicamente contaban con 30 copias.

René Franco, titular del espacio radiofónico, retoma un fragmento del libro que dice:

Cualquier escritor sabe lo que se siente cuando su escritura corre el peligro de jamás ser vista por la luz del ojo ajeno; una pequeña muerte, y sin embargo, me doy por vencida. Que la coproductora enana transforme a Gloria en Blanca Nieves y el suizo (Christian Keller) se pierda en uno de los agujeros de un queso suizo. Archivo los audios de las entrevistas y el expediente, y mando todo al closet, donde guardo las cosas inservibles: casettes y, y DVD's y CD's polvosos; los restos de proyectos concluidos. Un closet donde noto una telaraña en un rincón alto. Cierro el closet de un portazo y me dedico a otro proyecto.

Con esto, dice René, cambiaron el guion original y tanto la coproductora como el director Keller hicieron lo que Gloria Trevi quería para su película.

El conductor precisó que una vez que estas declaraciones fueron conocidas fue cuando Gloria Trevi decidió demandar a Sabina Berman. Asimismo recordó la entrevista que tuvo con el abogado Howard King Jr., quien aseguraba que no valía la pena invertir en un proyecto que no se iba a filmar; además de que Gloria tenía que aprobar el guión antes de comenzar la filmación.

Tiempo después los productores dijeron que no habían recibido demanda alguna, además de que el abogado King desapareció.

René vuelve a leer otro fragmento de libro de Sabina Berman, en la que se describe una reunión en McAllen, Texas.

Nos sentamos a otra mesa ovalada y vacía, una mesa para 20, tomo la cabecera. Abro el guión. Siete abogados encorbatados van llegando a sentarse. Media hora tarde llegan Gloria y Armando, nos saludamos secamente.

Todos los presentes tenemos copias del guión. Los abrimos, ya que somos tantos y los abogados parecen no tener nada que hacer; excepto estar ahí, distribuyendo los papeles. Usted es Sergio, usted es Mary Boquitas, usted es Aline, usted es Paty Chapoy, usted es Ricardo Salinas y todos los demás hombres; usted es Carina y todas las demás mujeres.

Me vuelvo a ver a Gloria, sentada a mi lado, y le digo: usted señora es Gloria Trevi. El sobreentendido es que Gloria detendrá la lectura del guión cuando tenga objeción –comienza una descripción de la lectura del guión en McAllen-.

Después de un tiempo de lectura, continúa leyendo René Franco.

Me traicionaste, me acusa Gloria. ¿Cómo te traicioné? --Nos hemos encerrado solas en otro despacho con otra mesa ovalada--. Basaste el guión en lo que te conté, pero también en lo que hablaste con otras personas.

¿Por qué eso es una traición? ¿Debí creerte todo, con los ojos cerrados? Acuérdate que me pediste que fuera imparcial, que fuera leal a la verdad. El método de cruzar información es el estándar de una investigación seria de la verdad.

Gloria resopla: Es como si para hacer la película de Selena, dirá a la prensa meses después, hubieran consultado a su asesina. Y yo replicaré: Exacto. Eso es lo que un buen guionista hubiera hecho. Por lo pronto Gloria únicamente dice: Te llevo a tu hotel.

De acuerdo con Sabina Berman, Gloria le dijo: esto no tiene que ser así de doloroso. Si prefieres negocia con los productores. ¿Negocio qué? –Pregunta-. Regrésales lo que ten han pagado; cómprales de regreso los derechos; la observo considerarlo. Y si por fin decides que se haga esta película, piensa en la última secuencia.

Según convinimos, en la última secuencia tú en el presente cantas; cantas y caminas hacia el Centro de la Ciudad de México y la gente va saliendo, por las calles laterales, siguiendo tras de ti bailando.

Le insisto con una extraña premonición de que nos esperan cosas peores. Gloria, por favor, piénsalo. No puedes arrancar tu pasado como si fueran algunas hojas de un diario, pero puedes apropiártelo. Todo ese dolor, toda esa oscuridad y tú dar la vuelta a las hojas y tú escribir algo nuevo, que le dé a todo un nuevo sentido, mejor. Le digo a Gloria, lo que no te mata, no te fortalece.

Al separarse, Gloria juntó sus manos, como quien va a rezar y dice a Sabina: Si en algo te ofendí, perdón; a lo que la guionista respondió: "No me ofendiste, nos demandaste". Después la cantante abordó su camioneta, se despidió de Berman y se fue a tomar un whisky con Christian Keller.

Llegó el momento, recuerda Sabina, le dijo a Keller que no se moviera de McAllen hasta que Gloria Trevi firmara los derechos para la película.

René Franco señaló que en un segundo intento de Gloria Trevi por modificar el guión de Sabina Berman, cuando la escritora decidió bajar los brazos. Sin embargo, la interrogante sobre la película es si se trata del guión de Sabina o si realmente se modificó y se hizo de Gloria una Blanca Nieves.

Manu Nna, colaborador de "La Taquilla", comentó que los fans de Gloria no están al tanto de la película, ni siquiera siguen las cuentas en redes sociales de "Gloria".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual