25 oct. 2014

Emma Thompson, guionista: “Si no puedes lidiar con el fracaso, este trabajo no es para ti”

Emma Thompson mantuvo cautivada a la audiencia que asistió a la serie Conferencias de guionistas BAFTA/BFI que se llevó a cabo por segundo año consecutivo en el National Film Theatre de Londres. Los asistentes que aun se encontraban comprando su boleto, al llegar la encontraron ya en el escenario hablando sobre lo que significa el “proceso” en la escritura de un guión cinematográfico y no podía faltar el sabio consejo de la intérprete al respecto.

El enfoque de Emma no pudo ser más opuesto al de James Schamus en la conferencia inaugural -una ponencia más seca y de tipo universitario- hace apenas dos días. La actriz y guionista mostró al público asistente una serie de videos y representaciones como parte de un monologo cómico para complementar su participación. Durante la cual se sentó en un escritorio, se quito lo zapatos y en ropa cómoda, esto antes de levantarse y deambular por el escenario, se acostó boca abajo sobre un tapete de yoga y con enorme frustración -para divertimento de los asistentes- latigueó una aspiradora y comenzó a aspirar la alfombra.

“Creo que es importante saber cómo es el proceso de escritura” señaló la actriz con ironía antes de volver a la animada conversación con el guionista Jeremy Brock, artífice de la serie The Last King Of Scotland. “Hay muchas lágrimas y posiciones fetales”.
'Sense and Sensibility'
A partir de ese momento la conversación se desenvolvió en tres capítulos: La presentación de la actriz, así como su sketch cómico, su adaptación de la novela de Jane Austen “Sentido y Sensibilidad” por la cual ganó el Oscar al mejor Guión Adaptado en 1996. Finalmente “Nanny McPhee” y la secuela de la misma, la cual fue una adaptación de la serie de libros para niños de Christianna Brand.

Emma Thompson amenizó la charla con una serie de anécdotas divertidas. Un espectáculo entretenido a cargo de la actriz. El primer clip se trató de la subversiva serie animada para niños "The Magic Roundabout”, adaptada del francés al inglés por Eric Thompson, padre de la actriz, y quien adquirió fama por este trabajo. Las secuencias adaptadas por Eric no tenían casi ningún parecido con las líneas de la historia original, y Thompson recordó ver a su padre pasar horas traduciendo “estas peliculillas francesas" para el entretenimiento del absurdo y utilizar un lenguaje enrarecido y situaciones con las que cualquier joven se pudiera identificar (de ahí las constantes quejas de padres molestos que bien se acompañaron de las ingeniosas respuestas de de Eric).

Su padre sufrió un derrame cerebral cuando éste tenía 48 años. Dicho evento le provocó la pérdida del habla así como la oportunidad de lamentarse con su hija acerca de los “peligros del lenguaje”: “Estoy consciente de mi estado lingüístico y articulatorio, asimismo estoy consciente del peligro que esto representa, puedes ser superficial, así como yo también lo he sido seguramente” dijo Emma. “Pero él me enseñó algo más. Él no hizo ninguna concesión al hecho de que estaba escribiendo para niños. Él pensó “Los niños también son personas sólo que no han vivido tanto como nosotros, así que no hay por qué de degradar el nivel lingüístico e intelectual al dirigirnos a ellos”

La primera incursión de Emma Thompson en la escritura llegó en la Universidad de Cambridge, donde formó parte de la compañía cómica Footlights al lado de Stephen Fry y Hugh Laurie. Posteriormente de un espectáculo tipo monologo. Emma fue premiada con su propio espacio en la barra de comedia de la BBC a mediados de los años 80. Fue un “fracaso inmenso” recuerda Emma, además de haber recibido especial atención de la crítica británica, la cual aniquiló a la serie. Sin embargo, un sketch titulado “El ratón Victoriano” (The Victorian Mouse) en el programa llamado “Thompson” en el cual Emma interpretaba a una despistada y virginal esposa victoriana donde describe a su madre y hermana (la verdadera madre de Emma, Phyllia y Sophie, su hermana) la “pequeña” extremidad de su marido. Esta participación fue encantadora y puso en evidencia el talento de Emma para escribir personajes de comedia. Dicha habilidad rápidamente la notó la productora Lindsay Doran, quien la buscó para adaptar Sensatez y Sesibilidad de Jane Austen. Cuando Lindsay miró el sketch pensó “Esta es la mujer que quiero para que adapte la novela” sonríe al contarlo “Imagínense”.

En ese momento el fracaso del programa “Thompson” fue desbastador para ella. “Fue una experiencia muy violenta” comentó. “Después de eso no escribí otro monólogo ni siquiera otro sketch - y creo que eso es algo trágico porque realmente quería ser como Lily Tomlin; quería ser Jane Wagner y escribir otra versión de "The Search For Signs Of Intelligent Life In The Universe”. Y la razón por la que cuento esto tiene un propósito muy importante y es el de mostrarles que si ustedes no pueden lidiar con el fracaso, este trabajo no es para ustedes.

Una de las herramientas que Emma utilizó en su participación fue una caja que contenía los 17 tratamientos de su trabajo de adaptación en el guión “Sentido y Sensibilidad” los cuales estaban escritos a mano, esto antes de comprometerse a escribir el guión “Mantengo esta caja en el ático, junto a un retrato mío que es un verdadero desastre”, bromeó.
Nanny McPhee
Antes de esto, Emma hizo hincapié en la importancia que tuvo Doran durante el proceso de adaptación (“todos necesitamos de un buen editor, yo no podría haber escrito un guión aceptable sin uno a mi lado”), la eterna pregunta que se formula como escritora “¿Qué es una heroína?”, la sugerencia de Emma es “escribir tanto como puedas y después eliminar tanto como puedas, este método funciona. No puedo explicar por qué, pero es lo mismo en el caso de la actuación”.

Una vez realizado el guión y en momento de llevarlo a cabo en el set Emma comentó que una escena en particular es de sus preferidas. Thompson interpreta a Elinor Dashwood, quien se desmorona en sollozos cuando el personaje a cargo de Hugh Grant le revela que no está casado y por lo tanto es libre para amarla, Emma, rompe a llorar en plena filmación. “Fue de las primeras escenas que escribí al inicio del proceso y nunca la cambié porque cada vez que la leía me hacía llorar. Claro que al momento de interpretarla, Hugh me dijo “¿De verdad lo vas a hacer? ¿Vas a llorar durante toda mi interpretación?”

Después de hablar de la experiencia con el trabajo en “Sensatez y Sensibilidad” la conversación condujo a Thompson hacía el trabajo de Emma como productora. Ella le platicó a Doran acerca de “Nanny McPhee”, ésta después de ver los libros en los estantes de Emma, justo cuando Doran estaba a punto de pasar la aspiradora: “Pensé, oh recuerdo estos libros acerca de una niñera que llega y es aterradora y fea, pero al final cuando ellos han aprendido todas las lecciones que deben aprender se convierte en alguien muy hermosa. Hay algo en esa historia que realmente no me gusta, pero al mismo tiempo también hay algo interesante y caótico”. Esto fue mucho antes de que naciera Gaia, su hija, pero como mi papá no escribí para niños, escribí para mí”.

Le tomó nueve años escribir el guión que deseaba y el resultado final, reveló la actriz, saldó una deuda inmensa a su género favorito: el Western. “Fue un infierno poder adaptar ese libro”, comentó. Antes de proyectar un video con secuencias similares de “Nanny McPhee” y las de “Shane” de 1953. Thompson mostró su admiración a Clint Eastwood así como una fotografía juntos en la ceremonia de los Oscar en 1993 (Thompson ganó "Howard's End” e Eastwood por “Unforgiven”). Brock señaló la influencia del padre de Emma en el trabajo realizado en “Nanny McPhee."Mi padre siempre estuvo a favor de escribir sin importar la edad” y ella coincide "Los niños ven las películas una y otra vez y nadie querría que se sientan obligados a compartir ese momento con ellos o bien se quieran cortar las venas.”

Para concluir con la participación de Emma Thompson, ésta citó a la coreógrafa Agnes de Mille “Vivir es una forma de no estar seguro de nada, de no saber qué vendrá o el cómo lo enfrentarás. Los artistas nunca lo saben con seguridad. Suponemos. Después de dar tumbos en la oscuridad, bueno algo así”.

Durante la sesión de preguntas por parte del público se permitió compartir algunos consejos para aquellos que desean dedicarse a la labor como guionistas. “Uno debe estar seguro, si es posible, de que su guión vale la pena” ahí mismo respondió a la pregunta de un asistente de cómo logró que sus guiones se llevaran a la pantalla a lo que la actriz respondió “Bueno, algunas veces escribimos pensando que lo que escribimos no es muy bueno - lo que es cierto en algunas ocasiones. Me parece que es importante recordar que… La mayoría de los guiones que he escrito no se han realizado y trabajé mucho en ellos, creí en ellos, los amé. Esos mismos guiones los he presentado aquí y allá y años después los han realizado con escritores distintos y el comentario ha sido “Oh, sí el tuyo lo descartamos” la verdad es que tampoco recibo mucha atención como escritora. Eso es reconfortante”-

Traducción: Nancy Oviedo
CON INFO DE indiewire.com

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual