13 sept. 2014

El proceso de escritura finaliza cuando se llega al corte final

En esta entrevista con Ale Cohen, el director de Córtenla, una peli sobre call centers (2014), cuenta las motivaciones que lo llevaron a filmar un documental de denuncia sobre la precarización laboral de los telemarketers en la Argentina y en el que incluyó, más allá de los recursos clásicos del género, animaciones y teatralizaciones para ilustrar la situación. Producido por el colectivo militante Ojo Obrero -vinculado al Partido Obrero- el documental muestra, además, la organización gremial de los trabajadores del sector y la lucha que llevan adelante para defender sus derechos laborales.

¿Cómo surgió la idea de hacer la película y cuál fue el proceso para llevarla adelante?
La idea surgió de una charla con un compañero de la peli. Los dos habíamos trabajado en distintos call centers y teníamos un montón de anécdotas, impresiones y análisis de lo que fue laburar ahí. Nos dimos cuenta de que había mucho potencial para hacerla. Cuando arrancamos había muy poco material audiovisual sobre el problema de los calls.

El proceso fue metódico, investigamos el tema, leímos algunos libros interesantes que habían salido, imaginamos personajes, encontramos algunos otros. Durante la escritura y durante todo el rodaje fueron apareciendo ideas más que nada formales. Como el rodaje abarcó varios años, la puerta estaba abierta a colaboraciones, que se dieron desde distintas disciplinas: una historieta de Ernán Cirianni, un guión formateado en sitcom de José Binetti y Alberto Alonso, un final musical compuesto por Jorge "Alorsa" Pandelucos, actores que trabajaron en call centers, y muchos más.

¿Cómo la financiaron?
Córtenla, una peli sobre call centers fue una de los primeros proyectos que tuvo apoyo del INCAA cuando se abrió la vía de fomento a los documentales en digital de bajo presupuesto. Esta película puede verse gracias a la lucha organizada de los documentalistas, sobre todo los agrupados en DOCA, que logró un pequeño paso en la democratización de los fondos estatales para el cine argentino.

¿Cómo fue la experiencia del rodaje? ¿Se mantuvo el guión original?
El rodaje no fue sencillo por varias cuestiones, pero a mi entender hay una general: creo que Córtenla es un film de transición en la filmografía del Ojo Obrero (grupo al que pertenecía durante la realización de la peli), ya que al haber sido la primera obra del grupo con fondos del Estado (o con fondos a secas), demandaba una transformación en los métodos de creación colectiva con una progresiva profesionalización del cine militante. Este proceso fue muy accidentado.

El guión original, como es lógico en el documental, sufrió todo tipo de modificaciones, anulaciones y aportes, ya que el guión en papel de una película es apenas una guía, pero el proceso de escritura es continuo, y finaliza cuando se llega al corte final.

¿De dónde surgió el tema de la película?
El tema de Córtenla, una peli sobre call centers es inherente a la juventud trabajadora de hoy: la tercerización, el trabajo precario y la superexplotación. Es un tema presente en la vivencia propia y en la mayoría de los que me rodean. La primera intención de la película es política, y si hubiera otras, vendrían mucho después.

¿Qué cine te inspira?
No hay un tipo de cine en particular que me inspire. Considero esa ausencia un valor, porque de lo contrario me sentiría atado a una forma o un discurso en particular. Creo que la realidad misma es la musa más poderosa, observar lo que pasa, ser crítico. Las referencias que se pueden tomar del arte en general son un recurso para materializar una creación propia, pero no son ellas las que me inspiran.

¿Entendés al cine como una herramienta política? ¿Por qué?
Considero que todo el cine es una herramienta política, incluso aquel que no pretende serlo, o que no se presenta como tal: las pelis pochoclo de Hollywood son un arma de penetración cultural impresionante, y tienen una finalidad política de dominación. El cine es un arte propio de la modernidad y no es casual la ligazón que hay entre sus hitos fundacionales y el motor político de la historia: desde El nacimiento de una nación, de Griffith, o El acorazado Potemkinde Sergei Eisenstein(por poner dos ejemplos harto conocidos), el cine es un reflejo político y cultural de su época.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual