9 sept. 2014

Carlos Vermut revela su preocupación "obsesiva" por crear guiones atrayentes

El director español Carlos Vermut, que estrenó en el Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF) su segunda película, "Magical Girl", dijo en la ciudad canadiense que tuvo una preocupación "obsesiva" por crear un guión que atrajese a los actores.

El filme, interpretado en sus principales personajes por José Sacristán, Bárbara Lennie, Luis Bermejo y Lucía Pollán, fue elegido por el director artístico del TIFF, Cameron Bailey, como uno de sus preferidos en la presente edición de la muestra canadiense, que cerrará el próximo 14 de septiembre.

Vermut explicó a Efe que el estreno mundial en Toronto de "Magical Girl", que relata la lucha de un padre para conseguir hacer realidad los deseos de su hija moribunda, resultó una gran aventura.

"Ha sido una experiencia muy buena porque salir un poco de España y ver la reacción de un público no español a una historia que sí que tiene muchas raíces españolas aunque creo que en el fondo es una historia universal", dijo el cineasta.

"Me gusta mucho ver la reacción del público de todo el mundo que viene al festival. Y me ha gustado mucho su reacción y sus preguntas", añadió.

El realizador explicó que "Magical Girl" es "como lo que dicen de las mariposas, que un aleteo puede provocar un huracán en la otra parte del mundo. Tiene ese punto en el que los personajes buenos por circunstancias, quizás por un exceso de amor o un amor malentendido, pueden llegar a hacer cosas atroces".

Vermut reconoció que el fondo de la película parte de su pregunta interna constante sobre qué es la maldad.

"Hasta la persona más vil, hasta el peor dictador de la historia, tiene un punto humano. Me gusta buscar la humanidad incluso en la zona más oscura del corazón humano. Siempre hay un punto de humanidad", dijo.

"Me gusta, no justificarlo pero tampoco juzgarlo. Me gusta ver como los seres humanos llegamos a ese punto", explicó.

Vermut también reconoció que le dio un "subidón" cuando Bailey incluyó "Magical Girl" entre sus películas preferidas de este año.

"Me dio una gran alegría que el director artístico del festival estaba apoyando la película. Siempre viene bien que te digan cosas buenas de la película. E incluso malas", relató.

"Pero que recomienden la película siempre es un subidón", dijo.

Especialmente en un festival como Toronto en el que este año se proyectarán casi 400 películas, entre largo y cortometrajes.

"Toronto tiene una cosa característica y es que hay muchísimas películas. Sales un poco de la burbuja que supone Madrid, España o el mundo del cine de España. Y enseñas la película a gente que no te conoce, no sabe nada de ti y son reacciones muy puras", consideró.

"Y eso me gusta muchísimo. El hecho que haya tantas películas hace que sea un festival muy lúdico. Es muy cinéfilo pero un sentido de la palabra muy lúdico. Quizás no tan intelectual y precisamente me gusta por eso, porque la gente disfruta del cine de una forma muy honesta, muy sincera y muy divertida".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual