22 sept. 2014

10 películas para estudiar guión

Una de las mejores maneras para aprender cómo funciona algo es desbaratándolo. Este ha sido uno de mis principios invariables como docente y eterno aprendiz. En un país donde tantos quieren hacer cine y donde uno de los oficios más difíciles como el del guión,  no logra consolidar nombres, recomiendo a quienes quieran dedicar su tiempo y energías a convertirse en verdaderos narradores de historias, tomar estas películas en sus manos, hacerse de buenas herramientas de disección, extirpar triángulos de ficción,  destilar sustancias narrativas y conservar un par de arcos dramáticos para futuras aplicaciones. Les aseguro el mayor aprendizaje como resultado de las horas de paciencia invertidas en esta operación. Mis pacientes sugeridos para esta taxonomía de guión son:

ANNIE HALL.

Escrito por Wooddy Allen y Marshal Brickman.
Neurotica, deliciosa y totalmente divertida, este guión ha sido homenajeado, copiado, referido y citado en innumerables películas posteriores incluida la famosa “Cuándo Harry encontró a Sally”. Diálogos construidos con elegancia y ritmo, pronunciados por personajes bellamente construidos son algunas de las características básicas de este guión.

EL PADRINO II.

Escrito por Mario Puzo y Francis Ford Coppola.
Secuela que supera en muchas cosas a la primera, pero de manera especial en el guión. Liberada del peso de la novela, esta película es un curso maravilloso en narrcción paralela y uso adecuado del flashback y flashforward como herramientas de tramado.  Imperdible.

¿TELÉFONO ROJO? VOLAMOS HACIA MOSCÚ.

Escrito por Terry Southern, Stanley Kubrick y Peter George.
Una de las mejores películas de Kubrick sin duda alguna y su única comedia. Una lección perfecta del uso de la ironía, la parodia y la sátira como principios de diseño narrativo. Microscopio al ejercicio de escribir tres personajes para un mismo actor.

PULP FICTION.

Escrito por Quentin Tarantino.
Sobran las razones para recomendar esta película y si usted ya la vió no dude ahora en estudiarla. Secuencia a secuencia es claramente una de las mejores lecciones de construcción de personajes, de la famosa ley de recompensas decrecientes y de manera particular de diseño de diálogos.

CRASH.

Escrito por Paul Haggis y Roberto Moresco.
No fue la primera ni la última película en hacer una narración de historias aparentemente ajenas, para terminar uniéndolas en un mismo universo, pero aquí este recurso alcanza su nivel máximo y  localiza la crisis de una manera magistral.

FRESAS SALVAJES

Escrito por Ingmar Bergman.
Un guión construido desde la semiótica sin abandonar la narrativa. Una historia cargadas de símbolos, metáforas y referencias oníricas sin dejarse llevar por una estructura surrealista o completamente onírica. Un curso para aquellos que quieren encontrarle el lado poético a sus guiones sin perjudicar su historia.

LOS SOSPECHOSOS DE SIEMPRE.

Escrito por Cristopher McQuarrie
Si queremos que nuestros guiones atrapen y mantengan al público atento durante los noventa minutos no podemos facilitarle mucho las cosas al espectador. Esta es la magnífica lección de esta película que toma una historia aparentemente sencilla y la eleva a un entretenido nivel de complejidad.  Si piensas que tu público merece respeto aprenderás un par de cosas de esta joya.

EL PROFESIONAL.

Escrita por Luc Besson.
Sobre una dramaturgia sugerida años atrás por Wenders en su Alicia, Besson construye un sólido relato de parejas unidas por una razón diferente al amor. En este guión la emoción estética busca siempre superar la riqueza misma de los diálogos y son esos vacíos los que lo hacen un objeto tan preciado de estudio.

CHINATOWN.

Escrita por Robert Towne.
Si es cierto que todo guionista debe dominar la forma clásica, esto es partir de los arquitramas a propuestas más arriesgadas hasta llegar a los antitramas, el guión  para entender las bases de este proceso clásico es sin duda este, repleto de conflictos externos, realidades coherentes y un final cerrado al que se llega por causalidad y no por casualidad.

EL SECRETO DE SUS OJOS.

Escrita por Eduardo Sacheri.
Esta es una de  esas películas que le enseña a los guionistas a escribir guiones de “desde dentro hacia afuera”. Las emociones ,reacciones, respuestas y preguntas de los personajes solo se logran escribir a este nivel de verosimilitud si uno ha logrado preguntarse ¿Qué haría yo realmente en este caso si fuera el personaje? Y en esta película esta pregunta si que aparece continuamente.

LAS INVASIONES BÁRBARAS.

Escrita por Denys Arcand.
Nunca habrá mejor manera de criticar la sociedad que hacerlo mediante la sátira. Aquí sí que resulta cierto que los buenos guiones de humor nacen de la buena ira. Este guión ha sido criticado por ser “demasiado perfecto”, razón de más para desbaratarlo hasta sus huesos y conocer sus más pequeños resortes y principios dramáticos.
ENLACE
La cama de piedra. Foro Shakespeare

0 comentarios:

Publicar un comentario

Top 5 noticias mensual